domingo, 29 de junio de 2008

WAZ

El día que leí que el director de este film, Tom Shankland, sentía fascinación por la infame "Holocausto Caníbal" pensé, "Joder, hay que verla". Y no porque la pieza de Ruggero Deodato me encante (de hecho, detesto su hipocresía y su explotación del sufrimiento animal), sino porque es esa una afirmación que pocos realizadores se atreverían a soltar (salvo Eli Roth, que lleva la camiseta en las fotos... pero ¿es sincero o solo parte de un marketing?). El interés de Shankland no se da desde un punto de vista, digamos, cinematográfico, no, mas bien se refiere a la enfermiza atracción que la obra de Deodato tiene por sus imágenes crueles y despiadadas. Resumiendo: Por el morbo.
Todo eso puede entenderse perfectamente cuando uno ve "Waz" (en realidad lo del medio no es una A, sino el símbolo de Delta), un hijo bastardo de la unión entre "Seven" y "Saw", pero uno de muy guapo e inteligente. Es decir, que "Waz" no es para nada una copia cutre y cerda de las mencionadas (aunque bebe mucho de la primera, de quien incluso imita la estética de los créditos)... en realidad, es bastante mejor película que "Saw" (por cierto, si lees este título al revés ¿que obtienes?).
¿Y cómo os cuento yo la trama básica sin joderos nada?, lo intentaré: La aparición de unos cadáveres mutilados con la ecuación "Waz" escrita en su piel alerta a la policía. El caso recae en Eddie (estupendo Stellan Skarsgård), un poli áspero y bastante asqueado de la vida, y la novata Helen. Pronto descubren que el asesino se dedica a poner a sus víctimas frente a una situación delicada. Serán torturados hasta la muerte, a menos que tomen la opción de apretar un botón cuyo fin es electrocutar a otro individuo sentado frente a ellos... el problema es que este individuo es su novia preñada... o su hijo... o su abuela. ¿Qué harías tu?.
"Waz" tiene muchos atributos a su favor. Es de una seriedad gélida, sin pizca de humor. Los polis protagonistas no acaban enamorados el uno del otro, lo que está muy bien. De hecho, en toda la peli no hay ni un beso en los labios ni nada que se le parezca... aún así, el amor es un elemento muy importante en la trama. Su estética es sucia (casi todo se desarrolla en barrios degradados), tenebrosa, muy oscura. Está rodada en alta definición, y cámara al hombro casi todo el rato. La narración se desarrolla ágilmente (por no tener, ni tiene créditos iniciales), aguantando la tensión y evitando caer en demasiados convencionalismos, sin echar mano de las estridencias típicas de Hollywood (ruidos molestos, montaje sincopado, flash-backs violentos... elementos estos que detesto), por algo estamos ante una producción Británica. La historia se sigue con verdadero interés. Suspense puro y mucha sobriedad.
Obviamente, también tiene su ración de truculencia, con algún que otro infanticidio, una agresión sexual algo retorcida y un par de secuencias de tortura bastante gráficas y angustiantes.
Lo dicho, un pequeño-gran film muy por encima de la media en cuanto a thrillers modernos se refiere. Vale la pena verlo.

sábado, 28 de junio de 2008

CHUPANDO TARJETAS

Un tipo que tiene un estilo dibujando que te cagas, y que hace unos chistes de los de lagrimon, decide un buen día dejar de dibujar.
Al cabo de un tiempo, este tipo que no dibuja, se saca de la manga un señor tebeo con prologo de ROGER titulado CHUPANDO TARJETAS. Y para ser la obra de un tipo que ya no dibuja, la verdad es que le ha salido un fanzine gordito y repleto de chistes. Los de amputados y los de perro- flautas son el punto fuerte de este tipo, que entre copa y copa que sirve y entre copa y copa que se atiza, no tiene tiempo ni ganas para dibujar. Ya quisieran la mayoría de fanzineros comiqueros, aprovechar el poco tiempo y las pocas ganas de hacer cosas, como lo hace JUARMA, que se pasa tres pueblos ( como está mandado) y se rie hasta de su sombra.
Mención especial para las ratas que se asoman a través de todo el fanzine.
Lo mejor, junto al HUM COMICS.
Un inciso: Juarma me mandó el fanzine hace tiempo y no me llegó. Me lo ha tenido que enviar por segunda vez. Hace un tiempo, le envié un paqueton con dvds y una sudadera (una larga historia) al Señor Naxo Fiol, y este nunca llegó. El Señor Fiol, me mandó un paquetazo con montones de caramelos hace ya dos o tres semanas, y aun estoy esperando… ¿Qué pasa, que va a haber que prender fuego alguna oficina de correos o qué?.
Mientras, si quieren chupar tarjetas, ponganse en contacto con Juarma aquí : juarmalopez@hotmail.com

jueves, 26 de junio de 2008

EL IMPERIO DE LA MUERTE

En un futuro no demasiado lejano (y menos viendo como van las cosas hoy día), la sociedad vive bajo el yugo de una dictadura de lo más regia. Aquellos que se rebelan o, sencillamente, intentan ser ellos mismos, son detenidos y llevados a campos de "reeducación" donde les enseñan (es decir, obligan) a convertirse en ciudadanos de provecho, conformistas y trabajadores. La población de reclusos es tan alta, que de vez en cuando, y con el fin de distraer a ricachos y altos mandatarios, organizan cacerías humanas en las que, cómo no, los prisioneros son el blanco. La peli se centra en los desmanes de tres personajes, capitaneados por Steve "Lifeforce" Railsback, que a lo tonto no se dejarán achinar y pondrán en marcha una revolución.
Había oído hablar mucho de esta peli, y en todas partes se destacaba su generosa ración de violencia y sangre. Por una vez puedo decir, orgulloso y sorprendido, que mis expectativas han sido generosamente satisfechas. Así es, amigos, "El imperio de la muerte" es un film extremadamente violento (las humillaciones a los reclusos son impagables) y que en su parte central, sobre todo lo que respecta a la cacería, se despacha a gusto con las más generosas y suculentas raciones de delirante gore (de hecho, se parece mucho a lo que recientemente hemos visto en "John Rambo", pero un poco más a lo pobre). Aunque la guinda se la guardan para el final, con la célebre (busca referencias por la red y podrás corroborarlo) y sangrienta muerte del alcaide.
Y es que, además de escabechina, tenemos personajes desquiciados (una lesbiana malísima y pervertida que hoy día sería muy mal vista, y un mitad hombre, mitad bestia, completamente inverosímil pero que tiene una muerte más que jugosa), mucha acción y entretenimiento más que suficiente.
Recomendada.

DON "DOCU" DOHLER

Aunque sus películas siempre me han parecido horrorosas, soy un admirador de Don Dohler, más por su trayectoria que por los resultados de la misma (de hecho, incluso llegué a escribirme con el en una ocasión, no fue nada especial, pero me hizo ilusión, oye). Hace unos pocos años, cuando organizaba pases de cortos + película para las Cotxeres de Sants (las llamadas Mini-Maratones), dediqué una noche a Dohler, proyectando "Nightbeast" (para mi su “mejor” peli) y publicando un número de mi fanzine "Suburbio" con un extenso artículo hablando de la fascinante carrera de este insigne personaje (dicho artículo sería posteriormente reutilizado para el fanzine "Diabolik"). Dohler no es sólo un cineasta de serie Z especializado en ciencia ficción y horror, muchos años atrás, siendo estudiante, editó un fanzine de humor en el que debutaron muchas de las futuras estrellas del comic underground (Jay Lynch, Skip Williamson o el respetadísimo Art Spiegelman), y fue en esas mismas páginas donde Dohler creó a "Projunior", personaje que sería adoptado por el mentado underground y dibujado incluso por Robert Crumb. Tras eso, editaría "Cinemagic", dedicada a los efectos especiales, y donde se explicaban truquitos caseros para que los adictos al Súper 8 pudieran plasmar sus fantasías en celuloide. Entre los seguidores de dicha publicación estaban Tom Sullivan (creador de los fx de "Posesión Infernal") y el maestro Rick Baker (en algunos casos incluso colaboraron con "Cinemagic"). Finalmente vino "Starlog" (la editorial que sacaba "Fangoria") y le compró los derechos a Dohler, convirtiéndose la publicación de origen casero en toda una señora revista. Y de ahí al cine, pariendo títulos emblemáticos como "The Alien Factor" o "Fiend", para, tras un descanso de 11 años, volver a lo grande con la productora "Timewarp Films" (donde Dohler ejercía de productor y Joe Ripple, ex-policía, de director). Y un mal día, el bueno de Don fallece a causa de un tumor cerebral. Cuando me enteré, me quedé helado. Y encima coincidió por pocos días con la muerte de Bruno Mattei y Bob Clarck. Muchos son los que desde entonces le han ido dedicando sentidos homenajes a este personaje único e incomparable, del que John Waters dijo una vez: "Dios sabe que admiro su longevidad" (ambos son de Baltimore, y comparten a un mismo actor, George Stover, vendedor de seguros y ex-fanzinero).
Pues bien, hoy mismo me he enterado de la existencia de "Blood, Boobs & Beast", un documental sobre la carrera de Dohler, que comenzó a rodarse cuando este ya sabía lo de su enfermedad. La lista de personajes más o menos ilustres que salen entrevistados es realmente jugosa: Tom Sullivan, Tom Savini, Jay Lynch, Lloyd Kaufman, el underground (y de Baltimore) Skizz Cyzyk y, esta si que es buena, J.J.Abrams, el nuevo rey midas de Hollywood, cuyo nombre va, de un modo u otro, asociado a títulos como "Misión Imposible 3", "Monstruoso", el nuevo "Star Trek" o las series de televisión "Alias" y "Perdidos" y que, contra todo pronóstico, se declara ferviente admirador de Don Dohler. Quiero verlo. Interesados, pueden visitar la página web oficial http://www.bbbmovie.com/

lunes, 23 de junio de 2008

DISTURBIOS EN EL CEMENTERIO

Que a Lamberto Bava no le gusta hacer cine de horror es una leyenda urbana que, con el paso de los años, cobra más fuerza. Se dice que el hombre se vio arrastrado a ello por culpa de su ilustre apellido, aunque su verdadera vocación era ser realizador televisivo (cosa a la que finalmente pudo dedicarse). Y es que encima las comparaciones con su progenitor eran constantes, motivo de cachondeo, y en las que siempre, siempre salía perdiendo. Todo eso explicaría por qué el bueno de Lamberto nunca demostró tener demasiada buena mano para contar historias en imágenes, y que su film más conocido (porque el más respetado es "Macabro", un tostón de tres pares de cojones) sea "Demons", locura divertidísima donde las haya, pero una patata al fin y al cabo. Pues fue justo después del subidón que le supusieron sus dos colaboraciones con Dario Argento, que Lamberto Bava se dedicó a parir telefilms de terror para la RAI, a cada cual más brasa y patético. "Disturbios en el cementerio" es uno de ellos y, no, no se aleja para nada de la norma, por desgracia.
Un grupo de adolescentes mongoloides están de excursión. En una parada, entran en un colmado (regentado por el mismo Lamberto Bava y su hijo), mangan no se qué, y salen pitando. Durante la huída quedan atascados en un riachuelo, y caminando caminando, llegan hasta una extraña taberna en la que un tipo les suelta un reto: Pasar una noche entera en una lúgubre cripta. De lograrlo, podrían convertirse en los dueños de un fantabuloso tesoro.
La idea en si no está ni tan mal, pero claro, teniendo en cuenta los pésimos actores (algunos de ellos rostros asociados a la saga "Demons"), los increíblemente estúpidos e irritantes diálogos, las situaciones ridículas y que, en esencia, la peli no cuenta nada de nada (nos pasamos una hora viendo a los chavales correr de un lado a otro de la cripta, asistiendo a las escenas más hilarantemente terroríficas y, a pesar de ello, dedicar tiempo al cachondeito), pues el resultado es una Señora Mediocridad Acojonante. De hecho, el tesoro se lo tendrían que dar a los que la aguantaran entera y de un tirón, cuestión esta harto compleja.
Lo triste es ver en tareas de guión a Dardano Sacchetti, un nombre ligado a todas las ilustres muestras del horror italiano de los ochenta que aquí, obvio es, tenía más prisa en acabar y cobrar. Ya sabemos como es la industria televisiva... de hecho, esa es la causa -probablemente- de que "Disturbios en el cementerio" tenga un nivel menos cero de gore, y que intenten compensarlo con un humor cazurro y cabaretero (el zombie manoseando la teta de una muerta y que esta le arree un sopapo), porque los efectos especiales, sobre todo los de maquillaje, son terribles... eso si, un "terriblismo" no carente de cierto encanto. ¡Ah!, la banda sonora la firma Simon Boswell, y a mi es que me suena muchísimo haberla oído antes, ¿en "Aquarius" quizás?. Mmmmh.
Lo más triste del caso es que, con ese material, Bava podría haberse adelantado a su tiempo aclarando que la noche de terror vivida por la pandilla no era otra cosa que su tránsito a la muerte, causada por un accidente (vale, no era una idea tan original, pero desde luego mucho menos explotada que hoy día), y eso parece dado que se refieren a ello unas cuantas veces. Pero no, cuando crees ya verlo confirmado, la historia da un giro tonto y termina del modo más lerdo posible. ¡Ni por esas!.
Creo recordar que la piece se programó en el Festival de Sitges de ese año, y de poco no linchan a su director (en este caso incluso lo apruebo). Sin embargo, no hace mucho el bueno de Lamberto anunció que iba a volver al género con tres pelis seguidas (¡como tira el hambre!), algo que no se puede decir que haya tenido demasiada repercusión... ¿te sorprende?.

PD: La imagen que aquí dejo la firma ese GRANDE del cartelismo cinematográfico, E.Sciotti. Gócenlo.

viernes, 20 de junio de 2008

Gyo Vol 1 & 2 de Junji Ito

De nuevo un comic, y mas concretamente un manga, y es que los japoneses son únicos para las historias tétricas y espeluznantes. Gyo es obra de Junji Ito, que tal y como reza la portada es el creador de Uzumaki, no me pregunten que es eso de Uzumaki, porque ni idea, a uno le gusta el manga pero no se desvive por el.

Gyo empieza tranquilo y sosegado con las vacaciones de una joven pareja en un pueblo pesquero, nada hace presagiar el drama y el terror que desfilara por las páginas del manga. Sin motivo aparente una peste como a pescado podrido invade el pueblo, a la vez que una misteriosa sombra acosa a la joven pareja, haciendo que la fémina del dúo pierda la cabeza. Este es el inicio del Vol. 1, donde se nos mostrara el porque del terrible olor y que es lo que ronda a los jóvenes enamorados. En el Vol. 2 ya se da rienda suelta a la idea inicial y las viñetas horrendas y viscosas harán mucho más acto de presencia. Aunque cuenta con un final abierto para próximos volúmenes, no creo que lleguen a publicarse, ya que la historia principal puede decirse que se acaba en este Vol. 2.

No llega al nivel de locura sádica de las obras de Suehiro Mauro, pero para pasar el mono de viñetas repugnantes viene bien.

jueves, 19 de junio de 2008

DARD DIVORCE

A petición de uno de nuestros queridos lectores, ahí va una reseña de esta reciente producción supuestamente adscrita al género de horror (para nada, estamos ante un thriller puro y duro) y dirigida por el Germano Olaf Ittenbach. Porque si, amigos y enemigos, incluso nosotros tenemos opinión, y todo el derecho del mundo a exponerla, ¿o no?.
Puede que muchos recuerden a Ittenbach por sus contribuciones a lo que en los 90 se dio por llamar ultra-gore Alemán, o dicho de otro modo, vídeos caseros cuyo único mérito, y punto de interés, era su desmedida fijación en explotar la sangre y las tripas, incluso sobrepasando la línea de lo "normal". Francamente, siempre consideré que el ultra-gore Alemán era un ful, el gore me mola como parte de una trama, pero como único motivo, no, porque por lo general sus responsables demuestran mínimo interés en el resto de lo que hacen, y aburre hasta las cabras. De toda esa legión destacó por méritos propios el Sr.Olaf, quien parecía tener algo más de capacidad que el resto de sus compañeros de generación (Jörg Buttgereit no cuenta, era demasiado pedante, y Andreas Schnaas fue, y sigue siendo, uno de los realizadores más incapaces de la historia del género... pero no me pregunten por el resto de la lista). La prueba la tenemos en que, con los años, el muchacho ha acabado integrado, si no en el horror mainstream, desde luego en algo muy parecido, facturando producciones que, aunque explotan el gore y la crueldad, están bien lejos de los tiempos excesivos de "Black Past" o "Burning Moon".
"Dard Divorce" cuenta la retorcida historia de un tipo divorciado que aprovecha una situación delicada en la que se mete (robar farla y dinero a unos traficantes) para putear a la mujer que lo despechó (Martina Ittenbach, esposa del dire y actriz horrible). O eso es lo que yo he entendido, porque o soy muy lerdo (lo que es posible, ya que al cine voy a que me entretengan, no a pensar) o Ittenbach quiere meterse tantas medallas con el guión, que al final se pierde.
Hay quien creerá que cuando Eli Roth hizo "Hostel", se limitó a "robar" lo que algunos de los realizadores ultra-gore habían hecho previamente en formatos caseros y desde la más radical "independencia", es decir, mostrar las más atroces torturas por el placer de hacerlo (lo que no es para nada fiel a la verdad, a fin de cuentas Ittenbach, Schnaas y los otros mangaron del gore italiano y el exploitation de los 70 en general), sin embargo, ahora se da la vuelta a la tortilla y es el mismo Olaf quien se inspira muy mucho en la ya algo decadente moda del torture porn, metiendo en la confusa trama toda suerte de castigos corporales, pero que, y eso sí que me sorprende, se quedan bastante lejos de lo que pudimos ver en los dos "Hostels" (de hecho, incluso le roba la estética de los posters y, como esos, miente)... vamos, que quien no haya visto nunca un film de estos, flipará, pero quien conozca las obras primerizas del realizador Alemán, se decepcionará por el tono light (para su nivel) y de hecho, se aburrirá como una ostra. No es la peor peli del colega (nada supera a la negación de "Premutos"), pero tampoco te metas prisa en alquilarla (o descargarla, malandrín).
Ah si!, y como comentaba mi amigo Víctor, además Ittenbach se permite el dudoso lujo de imitar a un imitador, Tarantino. A fin de cuentas, lo mejor de la peli (el asesino implacable que, contra todo pronóstico, cae bajo las zarpas de su presa) ya lo vimos en "Amor a quemarropa".

miércoles, 18 de junio de 2008

LA HORA INCOGNITA

Yo las pelis me las como por ciclos.
Esto es un ejemplo de lo que pudo haber sido el cine de Mariano Ozores, pero que al final no fue.
Un cohete atómico va a caer a las diez de la noche, motivo por el cual se evacua toda la ciudad, pero por varios motivos, un grupo de personas se queda en la ciudad, ya sea por querer morir, por no haber oído la alarma, por robar, por cotillear en la casa del vecino… pero queda poco tiempo para poder escapar, y ningún vehículo funciona.
Un cura, que también se queda, toca las campanas para llamar la atención de estas personas, para ofrecer una moto a las dos personas que se lo merezcan, y que se salven.
Extraña película en la filmografía de Ozores, extremadamente seria y la única incursión en el fantástico del director, de la que sale airoso totalmente. Aunque el publico de la época, no lo debió ver así, porque no volvió a hacer nada parecido.
Ozores se adelantaba en el tema apocalíptico, a producciones americanas similares como EL ULTIMO HOMBRE VIVO, en su película con mayor despliegue de medios y más ambiciosa.
Sus hermanos José Luis y Antonio, soportan gran peso de la película, desenvolviéndose José Luis como pez en el agua, sin embargo Antonio Ozores, intentando hacer un papel serio, no lo consigue. Y es que Antonio Ozores, solo tiene un registro (ser el mismo) y por lo tanto no podemos evitar reírnos nada mas verle, a pesar de estar bastante comedido y ser consciente de que no estaba rodando una comedia.
Curiosa y entretenida, los detractores de Ozores deberían echarle un vistazo y comprobar por si mismos, que si Ozores no hizo cine de mayor calidad posteriormente, es porque no quiso. Iba a decir “Y yo que lo agradezco”, pero pensándolo bien, si hubiera tirado por estos derroteros, tampoco hubiera estado mal.
Anoche también me vi, en programa doble junto a esta, HACIENDA SOMOS CASI TODOS, y es que a mi, me gusta todo lo que hizo este hombre.

domingo, 15 de junio de 2008

DISPARATE NACIONAL

Esta película es el principio de la decadencia absoluta del maestro Mariano Ozores, en primer lugar, porque esta es la primera pelicula que hizo para cine después de su etapa para video y en segundo lugar, porque al ser esta una película rodada con un presupuesto mayor a las de la etapa anterior, no supo sacarle el partido suficiente a la película, y salvo porque hay algunos exteriores rodados en Viena, la película parece una mas de las que hizo para video.
Antonio Ozores y Oscar Ladoire, son dos paparazzis de prensa rosa, que entre gag y gag a modo de Skecth, son testigos de algunos de los escándalos de la época, como cuando Ruiz Mateos, dio de hostias a Boyer o cuando a no se cual política, se le vio todo el coño.
Quizás esta sea la peor película de Ozores, la mas torpe, peor rodada y chabacana, pero si sois de risa fácil, todavía hay material para echarte unas buenas risas, eso si, si es que alguna vez habéis sentido simpatía por el cine de Ozores. Con esto quiero decir que a mi me ha gustado, y la he disfrutado muchísimo, pero es que yo soy un FAN INCONDICIONAL, de todo lo que haga este hombre. Aunque también me puedo poner en el pellejo de alguno de ustedes, o de gente mas cuadriculada y pienso que esta peli no puede ser un plato de buen gusto. Es mas, algunos la tacharían de abominación.
De todas formas es muy fácil despellejar este tipo de cine, decir que es una mierda, o el anti-cine, como alguno osó llamar al cine de Ozores… Bien, lo difícil es ver en esos fallos, ese descuido y dejadez algo grande, y eso es lo que me ocurre a mí.
Para algunos, ver al lado derecho del encuadre, como se ve medio cuerpo del director, este darse cuenta de que sale y apartarse y dar esta toma por buena, me parece tan cojonudo o mejor, que un súper traveling en el que todo está súper cuidado.
Pero bueno, hay mucho tiquis miquis, y mucho gilipollitas. Mi conclusión es que a todo aquel que no es capaz de disfrutar de una peli de Ozores, pero se deshace en halagos con una “película” de Julio Medem, es porque no le gusta el cine. Ni a mi me gustan ellos.
A pesar de que DISPARATE NACIONAL, no dio ni un pavo, tiene una secuela, PELOTAZO NACIONAL, que aun no he visto, que dio menos pasta todavía, y que acabó definitivamente con la carrera de mi director favorito.

sábado, 14 de junio de 2008

EL TERRITORIO DE LA BESTIA

Resulta altamente curioso descubrir que los ingredientes de toda la vida pueden parecer novedosos y otra vez sabrosos en manos de un buen cocinero. Películas de cocodrilos asesinos, gigantes o no, las hay a millares, especialmente estos últimos años que han sido el tema recurrente de infra-productoras para rellenar los estantes de los video-clubs, con patéticos efectos digitales y tramas ultra-corroídas. Teniendo en cuenta tal estadística, lo normal hubiese sido no dar ni un duro por este "Rogue", titulado "El territorio de la bestia" en España, a pesar de que el dire sea el mismo de "Wolf Creek" (un rollete con buenas intenciones. Como ven, en mi caso semejante dato no era sinónimo de ninguna garantía). Y sin embargo, Greg McLean sale airoso de la empresa incluso respetando las reglas (por lo que el mérito resulta doble).
Un grupo de turistas quedan atrapados en un islote en tierras Australianas. Salirse del mismo no será tarea fácil pues un cocodrilo de dimensiones estratosféricas ronda por ahí dispuesto a papeárselos. Irónicamente, la comandanta del barquito que, por pura imprudencia, conduce a los pobres incautos hasta la boca del lobo es Radha Mitchell, quien hacía tres cuartos de lo mismo en "Pitch Black". A esta le han tocado los papeles de gafe.
Y sí, McLean consigue (al menos conmigo) que algo tan trillado vuelva a llamar la atención. Vale, ¡aceptamos cocodrilo!, tengo debilidad por esta clase de pelis (mi última favorita al respecto fue "Primeval"), pero eso no quita que el esfuerzo del Australiano tenga mérito. "El territorio de la bestia" cuenta con unas grandes dosis de tremendo suspense, y no menos tremenda tensión. Pasa en un pis pas gracias a que, aunque la acción está condensada, engancha, y la ausencia de música en ciertos momentos te hace pensar que el monstruo aparecerá cuando menos te lo esperas. Encima, este no se luce íntegro hasta el tramo final (desarrollado en su guarida y sin una puñetera línea de diálogo), y vale la pena esperar, pues seguramente sean los mejores y -casi- más perfectos CGI que he visto en toda mi vida. Incluso sorprende (y también lo dice Aratz, que la vio conmigo).
Entretenimiento de qualité, oiga.

martes, 10 de junio de 2008

OTIS

Un asesino en serie, se dedica a secuestrar jovencitas para recrear con ellas una y otra vez, un ficticio baile de graduación que el tipo tiene en la cabeza. Este tipo, Otis, está totalmente dominado por su hermano.
En una de estas, secuestra a una jovencita que logra escaparse, y se pone en contacto con sus padres. Estos sugieren a la chica, que no revele su paradero a la Policía, porque planean ir allí a darle su merecido al asesino. Y eso es lo que hacen, con tan mala suerte, de que torturan y asesinan a lo bruto a su hermano y no a Otis…
Comedia burra (¡Burrísima!) dirigida por Tony Krantz, con la que me lo he pasado teta.
Ya echaba en falta una peli tan original.
Tiene el gore suficiente para divertirnos, sin excederse, porque el director quería dejarnos claro, que estamos ante una comedia muy sobria. Esto no es una patochada de la troma.
Con una ambientación acojonante, OTIS, se prodiga como lo mejor que he visto este año, y eso que esto no va destinado a salas de cine, sino directamente a dvd.
Llena de rostros conocidos, Daniel Stern e Illeana Douglas, que interpretan a los sufridos padres, secundados por Kevin Pollack, que hace del hermano de Otis.
Una maravilla, ya os digo.
En definitiva, una mezcla de HENRY, RETRATO DE UN ASESINO, las pelis de justicieros y VERY BAD THIGS, por poner ejemplos, pero ya digo que esto es lo mas original y divertido que me he hechado a la cara en mucho tiempo.
100% recomendable.

lunes, 9 de junio de 2008

ZOMBIE STRIPPERS

Simpática y original película, en la que parece ser que definitivamente, Jenna Jameson se queda en el genero de terror.
Un virus se extiende convirtiendo a los humanos en zombies, y el ejercito sabe como hacer frente a esta amenaza, pero en una de estas, uno de los soldados es infectado y en estado aún semi humano, tratando de escapar, da a parar a un club de Striptease. Allí como es inevitable acaba mordiendo a una stripper.
Pues la peli esta bastante bien, muy entretenida y graciosa. Buenas y brutales dosis de gore, aderezadas con Striptease y bien de silicona. También hay risas, por supuesto.
Comienza muy bien, bastante seria como si fuera una extensión más o secuela bastarda de AMANECER DE LOS MUERTOS y DAY OF THE DEAD, hasta que el militar entra en el club, y ya la peli tira por otros derroteros, donde el gore exagerado y sobretodo los Stripteases son el máximo exponente. La gracia está es que las Strippers, si siendo humanas tienen rivalidades, como zombies la rivalidad se intensifica al 100 % ofreciendo a su publico un espectáculo grandioso. Las envidias pronto se hacen patentes entre las Strippers que aun son humanas y estas pronto se volverán locas por ser infectadas. Según va pasando la película, sus cuerpos se van pudriendo aun más, y ver los Stripteases zombies, tiene mucha gracia.
De mientras, por ahí anda Robert Englund en plena forma, interpretando al tacaño dueño del club, que aprovecha la zombificacion de sus empleadas para lucrarse, en uno de sus papeles más entrañables.
Filmada en video por Jay Lee, y ante el masivo bombardeo zombie que llega a nuestras pantallas, estamos ante una de las mejores pelis de zombies de los últimos años.
Mucho mejor de lo que parece.

domingo, 8 de junio de 2008

GRITOS EN OLDFIELD

No es especialmente conocida, no goza de un culto exagerado y tampoco se la considera nada del otro jueves a pesar de ser cosecha de los 80 (del 87 más concretamente), pero "Gritos en Oldfield" es una pequeña peliculilla de "terrores episódicos" que, sin estar a la altura de "Creepshow", ni mostrar nada nuevo, ofrece 99 minutos de sano entretenimiento y alguna idea curiosa.
El tio de una recién ejecutada asesina cuenta a una periodista varias historias de miedo, todas ellas supuestos hechos reales acontecidos en el Oldfield del título. Estas varían en cuanto a calidad e intensidad, pero en general están todas muy sabrosas. La primera, la del necrófilo y el parto post-mortem, es especialmente cruda y malrollista. Le siguen otra sobre vudú muy ingeniosa, una tercera que se desarrolla en el fascinante mundo de los fenómenos de feria (los freaks, mismamente) y acaba con nota alta, gracias a la fábula de unos niños que siguen al pie de la letra lo que sus padres (convertidos en los mutilados trozos que forman un totem) mandan y ordenan. Esta, sin llegar al tono truculento de la primera, tampoco se queda corta en crueldad.
"Gritos en Olfield" se mueve a caballo entre el terror más elegante, clásico y gótico y el horror puramente ochentero, con sus buenas dosis de sangre. Un proyecto muy ambicioso a pesar de unos evidentes escasos medios (casi todas las historias se desarrollan en épocas pasadas) muy bien resuelto por sus responsables.
Y es que este film está plagado de nombres populares o, directamente, muy respetados. En el reparto destacan el gran Vincent Price (en su biografía se vapulea a esta peli sin compasión), Martine Beswick, Clu Gulager, Cameron Mitchell o Lawrence Tierney entre otros. Detrás de las cámaras tenemos a Jeff Burr en la dirección, señor que luego firmaría cosas como "La matanza de Texas 3" o "El Padrastro 2", C. Courtney Joyner (habitual colaborador de Charles Band) al guión o Rob Burman en los maquillajes, pueden descubrirlo también en los créditos finales de "La Cosa", "Curso 1999" o la nueva peli de "Star Trek" pendiente de estreno.
"Gritos en Olfield" no cambiará la historia del género, pero tampoco será lo que se dice una mancha en el expediente. Mola.

IDIOCRACIA

Partiendo de la base que nunca me gustaron "Beavis & Butt-Head" y que el primer largo en imagen real de su autor, "Trabajo basura", me pareció justamente eso, nada hacía sospechar que esta nueva peli de Mike Judge fuese a gustarme. Sin embargo, tras leer su trama, no pude negarme.
Un tipo de lo más lerdo (Luke Wilson) es sometido a un experimento de hibernación. La idea es que solo se pase un año sobando, pero las cosas van mal y a esos 365 días se suman 500 años más. Cuando el tipo despierta, se encuentra con una sociedad tan, tan agilipollada que él termina siendo el individuo más inteligente del planeta.
La idea es cojonuda... vale, el punto de partida recuerda algo a "El Dormilón" o incluso a la irregular serie "Futurama", pero luego las cosas se desarrollan de un modo muy distinto.
Sorprende ver que el creador de los dos iconos garrulos de la MTV por excelencia (los citados Beavis y Butt-Head) haga una peli que, en esencia, es un manotazo contra esos mismos. La teoría de que el futuro estará plagado de medio subnormales es demoledora: Los inteligentes no quieren tener hijos, los tontos los tienen como salchichas (que gran verdad!!). Así pues, Judge nos muestra un futuro donde la peña se expresa con coloquialismos barriobajeros, usa una bebida de esas tipo "Red Bull" para todo (incluso regar plantas), solo come "fast food", es hortera hasta la muerte, no ve más que tele-mierda y hace colas para consumir películas como "Culo", un único primer plano de dos nalgas que no cesan de esputar cuescos para mayor jolgorio de las plateas.
No es una obra maestra, ni por asomo, pero sí una peli razonablemente original, relativamente crítica y sobradamente divertida/entretenida... vamos, ¡que se puede ver!.

sábado, 7 de junio de 2008

COMEDOR DE HUESOS

La ultima película de Jim Wynorsky, es este telefilme ( con todas las de la ley ) en el que por lo visto, le han escatimado la pasta mas que nunca. Pero eso para este hombre, no es problema. Si hay que hacer una peli con tres pesetas, pues se hace.
Un Slasher sobrenatural, en el que no hay ni gota de sangre. Nada , cero.
Unos obreros de la construcción, tras haber sido advertidos por una tribu india de que en el lugar donde están currando no se puede excavar, ya que están en un antiguo cementerio indio, se encuentran unos huesos atravesados por una lanza. Al desenterrar los huesos, estos, se convierten en un esqueleto gigante, que dará cuenta de todo aquél que ose hacer hoyos en aquellas tierras.
Vamos a ver, la peli es mala de pelotas, pero está entretenida. Sobretodo son divertidas todas las apariciones del esqueleto, que tiene una pinta muy cómica, con sus plumas en la cabeza, que son huesos también... lo que me hace gracia, a parte de lo mal hecho que está, es que los efectos del bicho son infográficos, pero una infografía que a su vez, intenta parecer stop motion¡ es decir, que la animación, imita los movimientos del stop motion, quedando el resultado, tan chabacano como curioso.
Eso si, las muertes son una estafa, ya que cuando este esqueleto alcanza a una victima, lejos de arrancarle la cabeza, morderle o simplemente acuchillarle, lo que hace es que los hace desaparecer ¡ y se quedan tan panchos! Si lo único que podía tener interés de esta peli eran sus asesinatos, aquí, supongo que por la falta de pasta, directamente se los cargan, con lo que continuamos el visionado de la peli, preguntándonos a nosotros mismos, por qué continuamos con ella. Pero es que se deja ver con agrado, y todos estos puntos en contra, al final son el aliciente para ver esta peli.
En definitiva, una peli de terror, sin sangre y sin terror. Tampoco es que sea especialmente graciosa, pero tiene su gracia. Vaya, que me gustó, que cojones.
En el reparto, un William Katt que sobrepasa los 50, venido a menos y aceptando cualquier cosa que le ofrezcan, aunque sea un papelito infimo. Una lastima.Por cierto, en esta peli, nadie come huesos, y no es cosa de su titulo castellano, pues el original es BONE EATER.

viernes, 6 de junio de 2008

HIPNOS

Con los años que tengo ya y no escarmiento con el cine Español.
Hay un par de películas adscritas al genero fantástico, que quería ver desde hace algún tiempo. Una es EL REFUGIO DEL MAL y la otra, esta que paso a comentar.
Una joven doctora, entra a trabajar a un manicomio y se vuelve loca... poco mas o menos como el espectador, que además de loco, se vuelve gilipollas.
Pues la película perpretada por uno de los directores de HOSPITAL CENTRAL David Carreras, es una mierda como un planeta de grande, plagada de diálogos pedantes de cine español, actores malos del cine español y fotografía sepia-vomito del cine esnob español.
Comienza con un “Hey mira que guay lo hacemos”, metiendo una media de 50 planos por minuto, a lo moderno, ahí sin medida, diciendo “mira que estética tan guapa consigo” para luego eternizar los planos y bajar el ritmo de la cinta sin venir a cuento. Como diciendo “ya os he metido mucha tralla, ahora quiero que os centréis en mi historia”.
Un asco, una hez, un vomito de perro, una película que se ha pagado con mi pasta, y quiero que me la devuelvan.
Lo único bueno, que cada dos por tres le vemos, de manera tan gratuita que roza lo pornográfico, el felpudo y las tetas a Cristina Brondo, que no es mala actriz y además está muy buena. Por lo demás, es mejor ver la carta de ajuste.

miércoles, 4 de junio de 2008

CAÑITAS

Carlos Trejo, es una especie de Iker Jiménez a la Mexicana, que estuvo durante años investigando el caso de Cañitas, una casa encantada, como Amityville, pero supuestamente real.
Verdad o no, lo cierto es que el tipo registró en imágenes algunas escenas escalofriantes, que dejan a uno indiferente.
Con todo este caso, el director Julio Cesar Estrada, dirigió el año pasado una película de ficción, contando este escalofriante hecho.
Llevaba yo tiempo queriendo verla y por fin, he podido dar con ella, y lo cierto es que tras ver esta y tras ver LA SANTA MUERTE, voy a apostar fuerte por el terror Mexicano actual. La peli, me ha gustado.
CAÑITAS, es una peli bastante pobretona, pero muy efectiva en cuanto a escalofríos y miedo, lo cierto es que viéndola y pese a que apenas hay efectos especiales espectaculares, te cagas por las patas abajo. Cristales que se rompen solos, sesiones de espiritismo donde el espíritu la lía e incluso apariciones físicas del espiritu en las habla y posee al personal, amen del aspecto aterrador de este “Isidro”, pues así se llamó en vida.
Muy entretenida y acojonante, el hecho de que esté basada en hechos reales, marca lo suyo. De hecho, yo la vi anoche y mientras dormía he tenido una pesadilla y todo...
Rodada al estilo de LA SANTA MUERTE, estamos ante una peli y un país muy a tener en cuenta.

Historias Cortas de Suehiro Maruo

Suehiro Mauro es el John Waters de los comics, al menos en la epoca mas bizarra y escatologica del norteamericano. Incluso diria que Suehiro le da tres vueltas al director de Pink Flamingos.

Sus historias son truculentas, sadicas y desagradables, pero tienen un magnetismo especial que no te permite apartar la mirada, aunque la vineta enseñe aberraciones que nunca soñaste. Su obra en general, y estas Historias Cortas en concreto, se compone de pequeñas historias cortas (valga la redundancia) autoconclusivas en las que siempre hay de por medio, violencia o sexo, o las dos cosas a la vez, esto ultimo es lo mas habitual. En la gran mayoria dichos actos se realizan como una experimentacion o un vicio, nunca como algo casual que ocurra sin querer o por accidente. Todo es premeditado, ya sea un asesinato, una relacion sexual sadomasoquista llevada al extremo, el suicidio de un joven, o el canibalismo.

Sus vinetas son al rato desagradables, al rato hipnoticas, y es por ello por lo que recomiendo, a todo el mundo con el estomago fuerte, que si puede le de un vistazo a la obra del japones. Puede no gustarte, o puede encantarte, pero seguro que indiferente no te deja.

domingo, 1 de junio de 2008

ATOM AGE VAMPIRE

Una joven sufre un accidente que le desfigura la cara, tras ser abandonada por su pareja. Traumatizada por todo esto, decide acudir a un doctor que mediante la medicina mas moderna, le reconstruye la cara.
Claro que toda esta medicina nuclear, al final se vuelve contra el doctor y en una de estas, este se convierte en un espantoso monstruo que de noche asesina alguna que otra damisela.
Ésta película, contiene todos y cada uno de los tópicos del cine de Sci/fi Terror de la época (un mad doctor, la era atómica, maquillajes imposibles…) con el aliciente de que se trata de una película Italiana, lo cual es bastante curioso.
Es un coñazete, pero lo precario de todo el asunto, la dota de un encanto irresistible.
Rodada en 1959 por un tipo con una extensa ( y desconocida) filmografía llamado Antón Giulio Majano, estamos ante una película muy cutre, muy pobre, donde el Vampiro de la era atómica del titulo, es tal cosa por culpa del titulo, pues el vampiro en cuestión, ni chupa sangre ni nada por el estilo, es una especie de deforme que estrangula.
Muy al estilo de las pelis de Ed Wood.
Yo he visto la edición americana, donde se hace hincapié en el tema vampirico poniendo en los títulos de crédito animaciones de un tipo que se convierte en murciélago y este a su vez, se convierte en la V de “vampiro”, pero ya os digo, de vampiros en esta peli no hay nada. Su titulo original es SEDDOK, L´EREDE DI SATANA.
Entrañable, sin mas.

EL AVIADOR NOCTURNO

Ahora que Stephen King vuelve a estar en primera plana gracias a títulos como la aburrida "1408" o la muy lograda "The Mist", hay que recordar que durante un tiempo, por ahí los noventa, el escritor de Maine había sido relegado a una segunda, puede que tercera, división. Básicamente, el medio televisivo era el único que abrazaba gustosamente cada nueva intención de convertir sus textos en imágenes. No todo lo resultante era basura, ni mucho menos, cosas como "The Langoliers" o "La tormenta del siglo" tenían su qué (de hecho, algún día escribiré una reseña reivindicativa del primero), luego venían los tochos ("Red Rose") y, directamente, la caca de vaca ("El resplandor" versión caja tonta). Entre todo ese mogollón destaca por méritos propios "El aviador nocturno", o al menos eso creo yo.
Esta es la extraña historia de un siniestro aviador que a medianoche aterriza en pequeños aeropuertos de pueblo y se carga al primer pobre incauto que se le plante delante. Richard Dees, un ultra-misántropo periodista de la prensa más amarilla, es enviado a investigar los crímenes, creándose una especie de conexión mental entre él y el asesino.
En su momento decían que "El Aviador Nocturno" bebía mucho de la entonces influyente moda "Expediente X", y es posible que así sea, pero dado que yo nunca fui seguidor de las aventuras de Mulder y Scully, es algo que no podría certificar. Vale, a la peli le sobra blabla y le falta algo más de cañeta, aunque de haberla ahila gracias a las artes de la KNB Group que se curra unos efectos gore más que solventes, pero en general rezuma una atmósfera inquietante que la favorece mucho, incluso cierta falta de lógica que incomoda (de modo positivo). Sin embargo, y para un servidor de ustedes, la idea que se lleva la palma es la de presentar a un vampiro que ¡¡se cree vampiro!!, y tanto es así, que a pesar de estar a mil kilómetros de distancia de la elegancia señorial de Drácula (este es un chupa sangre bastante bruto y feo), insiste en disfrazarse como lo haría Bela Lugosi y llamarse Dwight Renfield, es decir, el nombre del actor que interpretara al apellido (Renfield) en la versión del Drácula encarnado por el mentado Lugosi. Retorcido, ¿eh?. Encima le vemos mear en un urinario público y lo que saca es, cómo no, sangre. Sí amigos, las criaturas de la noche también orinan.
Protagonizada por un seco Miguel Ferrer (sí hombre, ¡el de "Robocop"!), con el ex-socio de George Romero, Richard Rubinstein, en tareas de producción y dirigida por el ignoto Mark Pavia (a la peli comentada le seguiría una cosa titulada "Slice", con protagonismo de Michael Berryman, y luego 8 años de silencio), "El aviador nocturno" es una pequeña peli a tener en cuenta por sus generosos atributos... vale, podría ser mejor, pero también, y visto cómo eran las adaptaciones de King en ésa época, mucho peor.