martes, 30 de septiembre de 2008

Wanted (el comic)


No entrare a comparar el comic y la pelicula, ya que esta ultima no la he visto, salvo el detalle de Fox, en la pelicula es Angelina Joline y en el comic Halle Berry.

El comic creado por el guionista Mark Millar es una tomadura de pelo, una gamberrada, un “me voy a reir de todos vosotros, pobres lectores, y ademas os lo digo a la cara”, esta ultima frase seria la que mejor lo describe (quien haya leido el ultimo numero sabra a que me refiero)

La historia ya la conoceis, pringado que resulta que es hijo de uno de los mejores asesinos del mundo que es entrenado por la organización de su difunto padre, tiros, tetas, leches ….etc, vamos lo tipico para ir de guay. La historia hasta aquí es simplona, cutre y esta requetevista, pero hay un as guardada en la manga del Sr. Millar. Esa idea que hace de el un comic que sobresalga del monton (pero que tampoco es la bomba ni mucho menos) es la siguiente: Antes habia superheroes y supervillanos por todo el mundo. Si, de los que van con licra ajustada volando y dandose mamporros, pero cierto dia todos los supervillanos deciden unir fuerzas y acabar con todos los heroes a la vez. Lo consiguen, todos los superheroes mueren y los villanos se alzan dueños del planeta. A su vez borran la memoria de todo el mundo para que se olvide de la existencia de superhumanos y asi seguir con sus artimañas ilegales desde la sombra. Los dias de licra y poliexpan se han acabado, y aquí es donde empieza la historia.


La obra en si es enfermiza y desagradable, tiene un protagonista al que su moralidad le es anulada hasta tal punto que mata, viola o roba por el simple placer de hacerlo, y nos esputa a los lectores que eso es libertad. Sinceramente para mi eso es caos y anarquia. Que luego la obra tiene sus matices y no todo es matar, violar, arrasar, pero casi.


Puede que todo sea una gran coña, una parodia sarcastica como lo fue Robocop, solo que no y ademas tampoco. Desgraciadamente Verhoeven no hace comics.

lunes, 29 de septiembre de 2008

NOCHE DE MIEDO

Cuando el boom del slasher comenzaba a perder fuelle, vino Tom Holland y se lo comió todo con una puesta al día (al día de esa década) de un monstruo de los de toda la vida, el vampiro. Era la perfecta combinación de comedia juvenil con terror, aunque lo de comedia, como solía pasar por entonces, es relativo, pues abundan más los momentos de acongoje y estos, en ocasiones, llegan a ser bastante crudos. Cuando digo lo del slasher no lo digo porque si, hay una escena de la peli en la que el simpático, y siempre sobreactuado, Roddy McDowall le lanza una puya directa a la yugular!.
Un chaval está convencido de que su vecino es un chupasangre. Y no es que lo crea, es que lo es. El problema reside en que todo el mundo que le rodea le toma por loco. Desesperado, pide ayuda a una antigua estrella del cine de terror vampírico en plena decadencia, Peter Vincent (obvio) quien de un modo u otro acabará por creerle y juntos se enfrentarán a la amenaza, aunque por el medio perezcan algunos inocentes (es lo que decía más arriba, la muerte del personaje de "Rata" es bastante cruda... a mi siempre me ha resultado inquietante).
La verdad es que la peli no ha envejecido muy bien. Hay momentos en los que no puedes evitar echarte una risa, aunque eso no sea lo que busca el director. Pero el ridículo en cuestión no ofende, para nada, resulta entrañable e inocente (destaco el baile en la discoteca, de un horterismo que duele al alma). Chris Sarandon está cojonudo como vampiro, da el pego total y aunque el gore no abunda, tiene sus momentos, en especial durante la secuencia en la que el "Renfield" de turno se deshace como un helado al sol.
Su éxito generó una secuela de la que hablaré más adelante.
Un título mítico de la época (no menos mítico que su cartel) que, con un poco de mala suerte, algún día Michael Bay remakeará. ¡Por estas!.

viernes, 26 de septiembre de 2008

EXPLORADORES

Anoche zampeme otra peli de esas que me alegraban la infancia. EXOLORADORES es una de tantas que me veía cientos de veces.
Pero por desgracia, la peli no ha sobrepasado el paso de los años. No es que se haya quedado anticuada ni nada de eso... es que es lenta como una tortuga.
Hasta que se piran al espacio a ver a los Extraterrestres, transcurre una hora y diez de película, en la que no ocurre nada... tan solo nos cuentan varias veces, lo que ocurre con los sueños de Ethan Hawke, y lo que puede hacer el ordenador de 12 k de River Phoenix. Y ya está... una hora y diez para eso...
Luego en el espacio, con la aparición de los hermanos extraterrestres, la cosa no mejora, y el marciano verde se suelta un monologo larguísimo, que no tiene ninguna gracia.
Y es que a decir verdad, después de GREMLINS, Joe Dante, ya cayó en picado. No levantó cabeza con películas posteriores.
Sin embargo, con nueve años, me tragaba esta peli en Betamax, cientos de veces... pero no entiendo lo que me gustaba tanto de esta película. Porque ayer me aburrí como una autentica ostra.Eso si, por mucho que despotrique, bien que me la tragué hasta el final, y es que a pesar de todo, resulta una película entrañable.

ZONA CIBERNETICA

Y volvemos con mi viejo amigo Fred Olen Ray, al que le perdono todos sus pecados, aunque solo se deba a nostalgia de cuando le tenía absurdamente en un pedestal. Hace un tiempo tuve la edición en VHS de "Zona Cibernética" en las manos, en una tienducha repleta de gangas. Estuve muy tentado, pero al final no piqué. Ahora que la he visto, puedo decir que actué correctamente.
La peli nos cuenta la historia de un cazador de androides contratado por una gran compañía para recuperar a cuatro putas robóticas que valen mucha tela, y que un contrabandista con pinta de cantante de heavy metal ha robado y se ha llevado a la ciudad submarina donde viven los más adinerados. Efectivamente, estamos en el futuro, y mientras bajo las aguas la vida es plácida, en la superficie huele a mierda en cada esquina.
Marc Singer, el legendario prota de la serie "V" y de "El señor de las bestias", pone rostro a un héroe muy duro (cuando es herido exclama: "No tengo tiempo de sangrar") pero de buen corazón. Le acompañan los habituales del cineasta, Ross Hagen, Brinke Stevens y Robert Quarry. El propio Ray se permite un fugaz cameo, luciendo puro.
¿Qué decir?, hombre, al metraje le pesa el culo, eso fijo, y se arrastra bastante costosamente. A pesar de ello, me la comí enterita y sin darle al avance rápido. Vamos, que con un poco de paciencia se aguanta bien. Como toda peli del cineasta en cuestión, todo se desarrolla monótonamente (con menos acción que en una del Tarkovski), hay diálogo como parar un tren, alguna escena involuntariamente descojonable (como las del "Androide Asesino"), imágenes recicladas de naves, maquetones del copón, tetas por doquier y escenarios continuamente visitados por los protas, vamos, que solo tenían 4 o 5 decorados y les sacaron mucho partido. ¡Ah!, como es de ley en toda Z-movie que se precie, la ciudad sumergida no la vemos nunca, solo nos movemos por sus entrañas, es decir, una puta fábrica.

jueves, 25 de septiembre de 2008

UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES

Ayer me zampé un buen par de películas. O un muy buen par de películas. De esas que te gusta repasar de vez en cuando, e irónicamente ambas fueron clasificadas en su momento de "comedias de terror". Y ambas, precisamente, dan más importancia al elemento terror, que en algunos momentos puede ser oscuro y brutal, por lo que en todo caso serían "pelis de terror con elementos de comedia". Hablo de la buenísima "Shaun of the dead" y de la aún más buenísima "Un hombre lobo Americano en Londres".
Recuerdo que hace unos años, mi amigo Chema Ponze y yo, participando en un programa de radio, debatimos cual era mejor film de licántropos, esta que comento o "Aullidos". Yo defendí la de Joe Dante con uñas y dientes. Pero ese mismo día, o al siguiente, me puse "Un hombre lobo americano..." y tuve que reconocer la verdad: La de John Landis era, es, mucho mejor, a pesar del cariño que le pueda tener, y le tengo, a la del Sr.Dante. Y con el aún muy reciente visionado de ayer noche, lo confirmo.
Lo que más me sorprendió de "Un hombre lobo americano..." es el elemento pesadillas. De chaval me dieron mucho miedo, y es que aún hoy los malos sueños de un David Naughton todavía no consciente de su condición animal son muy inquietantes y, lo mejor, están introducidos en la peli como cualquier otra escena, quiero decir que no se ve primero al tipo durmiendo, o están rodadas con un look distinto... para nada, aparecen y desaparecen sin más, y en algunos casos no sabes que son eso, pesadillas, hasta que han pasado unos segundos (como la terrorífica y muy original masacre familiar). Cojonudo (aunque Landis reconoce que ese elemento está muy inspirado en Buñuel... en fin, ¡nada es perfecto!).
El resto de la peli es igual de redonda. Esa fotografía hiper-realista, la cámara que se toma las cosas con calma, y el mismo hombre lobo, al que vemos bastante menos de lo que hoy día sería normal (¡y es de látex!, bendito sea). "Un hombre lobo americano en Londres" es tremendamente entretenida, casi ni me di cuenta de que se acababa, me dije "¿Ya?". Tiene un ritmo tranquilo, pero no perezoso, y las secuencias en las que aparece la criatura son, en su mayoría, muy acojonantes, destacando el ataque en los páramos, puro cine de miedo (idem con el del metro).
Por otro lado, sorprende la inaudita (sobre todo para los tiempos que corren) mala hostia de John Landis, cebándose a conciencia con un personaje la mar de simpático y agradable (el mentado Naughton), que termina como todo hombre lobo debería. El desenlace es terriblemente trágico, pero magistralmente sobrio y conciso.
De los oscarizados efectos especiales de Rick Baker no hace falta hablar, todos los conocemos y admiramos. Son, junto a los de "La Cosa", de aquellos a los que el tiempo no hace excesiva mella, y demuestran que donde esté el látex y demás cachivaches, que se quite el resto.
Resulta curioso que David Naughton quedara para el resto de su carrera relegado a pelis segundonas (ese delirate "Hot Dog"), televisión o cameos por, justamente, el film comentado. También tenemos a Jenny Agutter, que además de muy buena actriz, es tremendamente guapa.
Lástima que la carrera de John Landis acabara yéndose a tomar por culo a causa del infame accidente durante el rodaje de "En los límites de la realidad", pues sus primeros films hacían presagiar que estábamos ante un cineasta repleto de talento y personalidad. Por todo eso, nunca pudo hacer SU segunda parte, sin embargo, algún listo produjo una secuela con otros individuos de horripilante recuerdo, "Un hombre lobo americano en Paris".
¡Aaaay los grandes clásicos modernos del horror!.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

NO ES PAIS PARA VIEJAS

Bajo este titulo Español, bastante gracioso, se edita en nuestro país esta curiosa película, IN THE LAND OF MILK AND MONEY, en la que tras experimentar con vacas para que la leche de estas sepa mejor, un extraño virus se apodera de toda aquella que sea madre, causándoles, además de un sudor lechoso, unos instintos parricidas, muy violentos.
La trama es una chorrada de órdago y es una peli un tanto aburrida, pero tiene algo que atrapa y a pesar de todo, ves la película con interés y agrado.
Como comedia, está claro que la peli no funciona, apenas un par de gags resultones, y un ritmo lento que resulta tedioso, pero por otro lado, esta peli está filmada en algo que se asemeja mucho a los encantadores 16 mm. ( no pongo la mano en el fuego, pero juraría que es súper 16, un formato que no se estila demasiado, pero que es la mar de resultón) y tenemos también una vena artística por parte de la directora Susan Emshwillwer, muy gratificante, filmando planos detalle, que en ocasiones no vienen a cuento, con colores muy chillones y femeninos, que refuerzan una historia de lo mas tonta, convirtiéndola en una película muy extraña y curiosa, de esas que ves y sin saber por qué, después te entran unas ganas terribles de ponerte a grabar y hacer algo parecido.
Estética cincuentera, a caballo entre los primeros John Waters y Peter Jackson (Si, de ambos veo influencias por aquí, en sus primeras etapas, eso si…) en una película en la que vete tu a saber por qué, todos los actores son especialmente feos, desde la parejita protagonista, hasta las violentas mamás. Quizás algo intencionado.
Con todo, sin ser una maravilla, es una película original y sugestiva, que recomiendo a los mas curtidos, pues con todo, a pesar de su aspecto de comedia tontorrona y chabacana (que también lo es) en realidad se trata de una película artie muy extraña y agradable.
Su directora, realmente se gana la vida como decoradora y en los departamentos de arte de algunas películas mainstream, pero se ve que en sus ratos libres, hace pelis y cortos.
Manga Films, a veces acierta editando cosas de estas.

lunes, 22 de septiembre de 2008

LOS EXTRAÑOS

Cuando ves esta peli, inevitablemente piensas en "Ellos" y "Funny Games". La diferencia es que "Los Extraños" es más visceral que la francesa, y menos moralista -y más de género- que la del Haneke ese de los cojones. Desafortunadamente, y aún así, no funciona. De hecho, para mi "Ellos" es la mejor del trío (lo que no quiere decir que sea una peli cojonuda, ni mucho menos).
Una pareja llega a una casa en medio del campo (propiedad de los padres de él) en plena noche, visiblemente afectados por una reciente discusión. Poco a poco parece que comienzan a arreglar sus problemas cuando, de pronto, hacen irrupción unas personas decididas a joderles la fiesta y, claro está, cargárselos. Se supone que está basada en hechos reales. Da más miedo pensar eso que la peli entera.
"Los Extraños" tiene tooodos los ingredientes para gustarme, atmósfera, pocos personajes, sucesos en tiempo real, casa aislada, malos inquietantes (muy guapas las máscaras), mucho curro a base de efectos de sonido, la justa dosis de truculencia (el final es especialmente cruento) y no demasiadas explicaciones. Sin embargo, me ha resultado bastante aburrida. Y no me ha dado ni pizca de miedo, únicamente sustos... eso si, he pegado unos cuantos votes con los gratuitos subidones de volumen, pero poco más. Podría haber sido un buen thriller, terrorífico, y se queda en bastante menos que eso.
Atención, la siguiente parrafada va destinada solo a aquellos que la hayan visto: Como decía, el film no tiene una explicación cien por cien satisfactoria de por qué ocurre todo eso... y a mi no es que me haga falta, para nada, muchas veces es más efectivo cuando no se intenta ser tan racional. Pero en "Los Extraños" intentan dar pistas al final, y creo haber entendido un posible castigo moral por parte de unos fanáticos religiosas a una relación adúltera (no olvidemos que el último plano -¡y susto!- es el de la chica junto al cuerpo... ¡del amigo!). ¿Alguna opinión por ahí?.

80 PELICULAS DE LOS 80 UNA LECTURA ACIDA

De los pocos libros que me podían interesar, este era uno de ellos. Teniendo en cuanta, que últimamente no tengo acceso al ordenador que mas uso (el del trabajo) tenía un buen montón de horas muertas que no sabía con qué ocupar, asi que este libro, para esas horas, ha sido una bendición. O una maldición, según se mire…
No intentaré ser demasiado malo con esta gente.
Sergio Guillén y Andrés Puente, son dos tipos que mayormente, se dedican a escribir sobre música. Ahora, con la fiebre del revival, pues han sido muy oportunos ( que no oportunistas, ojo…)en editar este libro de reseñas, en la que hacen una selección de 80 pelis significativas de la década de oro.
Es inevitable entretenerse con su lectura, se trata de películas entrañables que todos hemos visto y sobre las cuales nos gusta leer, pero salvo que a veces, se confunden de titulo en castellano, con el año, y que atribuyen frases dichas en una película en otras ( generalmente de una misma saga) la verdad es que no aciertan ( o atinan) demasiado.
El libro, capítulos aparte, está dividido en dos secciones, la de reseñas tochas, de no mas de media pagina, aunque en alguna ocasión se extienden hasta tres y la de reseñas de tres o cuatro líneas, donde abandonan de mala manera alguna de las películas que realmente pueden atraer al lector ( REGRESO AL FUTURO, E.T., VIERNES 13…) y dan mayor importancia, a películas bastante menos transcendentes ( ¿UHF, LAS VACACIONES DE UNA FAMILIA AMERICANA?) y se dejan en el tintero, pelis importantes como por ejemplo UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES.
Luego, lo bueno, es que como los autores son especialistas son especialistas en música, hacen especial hincapié en las bandas sonoras y en los musicales de aquellos años, y eso es un punto a su favor… pero el estilo de escribir “Fotogramas”, está mas patente que nunca en este libro, al igual que la veneración al programa MUCHACHADA NUI, ya que es raro no encontrarse con algún chascarrillo de los cómicos en alguna de las reseñas, Cuando lo suyo ante tan poderosa reivindicación de los 80, seria encontrarse con chascarrillos de Millán Salcedo.
Al final, de todas formas, el libro se lee bien, y cumple su función, la de entretener, aunque su reseña de POSESION INFERNAL, pondría a Naxo de muy mala leche, como me ha puesto a mi, no encontrar ni una sola referencia al clásico ochentero por excelencia, LA REVANCHA DE LOS NOVATOS. Y es que sin LA REVANCHA, eso ya no es un libro de películas de los 80. Imperdonable.

domingo, 21 de septiembre de 2008

WANTED (SE BUSCA)

De entrada, nada hacía suponer que esta peli podría gustarme. El reparto, salvo Morgan Freeman, me daba un poco de grima, el anterior trabajo de su director me parecía horrible y el trailer me echaba para atrás. Ni tan siquiera conocía el tebeo en el que se basa (muy libremente, por lo que tengo entendido), aunque tampoco lo leeré ahora. Sin embargo, puedo decir públicamente que estaba equivocado. Acabo de verla, y me ha gustado mucho.
Un pringao descubre que es el hijo de un super-mega-asesino, casi con poderes sobrehumanos, cuando una secta le salva la vida y le encarga cepillarse al tipo que se cargó a su padre. Después de entrenarle a conciencia, el tipo se pone manos a la obra.
Bajo esta premisa, tenemos una peli de lo más vibrante, entretenida y divertida. Eso si, aquellos pimpollos que se escandalicen con las fantasmadas, que se ahorren verla, pues aquí las hay a porrillo, todas ellas genialmente construidas y de las que te hacen flipar bastante. Por lo menos a mi, sí.
La verdad es que recuerda un poco a aquel despipote titulado "Shoot´em Up!", pero intenta ser menos comedia, aunque el humor está bien presente y funciona, sobre todo en el primer acto, cuando el prota sale de su vida gris (genial el berrinche que le suelta a su jefa) y comienza a descubrir su verdadera identidad. El segundo acto flojea un poquito, quizás porque narrativamente es más clasicote. Pero el tercero, y desde la espectacular secuencia del descarrilamiento de un tren, se recupera perfectamente, y así hasta el final. Brillante masacre y redondo cierre.
James McAvoy encaja como un guante en su rol, y convence de sobras, además, en las entrevistas promocionales se pasaba por el forro las preguntas quisquillosas sobre la posible mala influencia de la generosa violencia presente en la peli (¡otro atributo!), decía “Es solo una película, es ficción”, y a otra cosa mariposa. Genial.
Y al dire, le perdono esa cosa titulada "Los guardianes de la noche".
Me alegro que el film haya sido un exitazo, ¡lo merece!.

sábado, 20 de septiembre de 2008

ASTRO ZOMBIES

Perteneciente al clan de los renegados del cine exploitation yankee de los 60 junto a Herschell Gordon Lewis, Ray Dennis Steckler, Al Adamson o Andy Milligan, el todoterreno Ted V. Mikels es un personaje único e irrepetible. Con el aspecto de un Salvador Dalí aficionado al culturismo, Mikels hizo de todo, incluso de mago, pero fue en el terreno del celuloide donde se haría un nombre, y firmaría algunos de los films más horribles que se recuerdan. El más conocido de ellos es "Astro Zombies" del 1969.
Se trata del típico ejemplo de film sobre valorado y mitificado que decepciona por completo al profano cuando este consigue verlo tras una larga y desesperada búsqueda. No está muy claro lo que el director intenta contar en esta aberración en la que se mezclan espías, monstruos de aspecto ridículo y complots varios que a uno se le terminan por atragantar. Por si eso fuera poco, carece de ritmo, alarga innecesariamente escenas absolutamente inútiles con el fin de alcanzar la duración de largometraje y los diálogos son idiotas hasta el absurdo.
La mejor baza de "Astro Zombies" está en su reparto, encabezado por Tura Satana, la famosa mujer de aspecto agresivo que Russ Meyer inmortalizó en el film "Faster Pussycat Kill Kill!" y el eterno John Carradine. El aspecto del bicho que da título al film es, como era de preveer, patético y encima la cosa va mas bien escasa de truculencia... que no de contraluces y escenas de tan oscuras que casi resulta imposible apreciarlas.
Aún así, "Astro Zombies" con el tiempo se hizo un nombre y Mikels, después de rodar durante los 80 una insípida copia femenina de Rambo titulada "Angel de venganza", se percató llegados los 90 de que era un personaje de culto, y de que la imagen que el público moderno se había hecho de sus obras más conocidas era bastante distinta a la realidad. El espectador actual espera de "Astro Zombies" un baño de humor camp y sangre, y eso es lo que el director se propuso darles con la aún reciente secuela rodada en formato videográfico "The Mark of the Astro Zombies", en la que se ve una leve mejora en cuanto a efectos especiales y un mayor abuso del gore.

viernes, 19 de septiembre de 2008

GARGOYLE


Este telefilme, es la prueba de que tengo que ser un poco mas selectivo a la hora de hacer mis visionados. Y es que no se puede vivir esperando a que te den sorpresas.
Una peli con Gárgola diabólica, realizada con la muy de moda actualmente, técnica de stop motion generado en CGI... ya van un par de pelis en las que he observado esto.
Con Michael Paré, mas inexpresivo que nunca, en un thriller con elementos fantásticos, que no vale absolutamente nada. Curas que sirven a Satán, violentos delincuentes haciendo de profeta, Huevos de gárgola ( Y crías de gárgola) ... suena hasta bien ¿verdad?. Véanla, y luego me cuentan.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

GREMLINS 2

Siempre he tendido a desmerecer esta secuela, pero vista recientemente, no me queda mas remedio, que reivindicarla. Y es que no es tan cojonuda como la primera, pero es muy divertida.
El dato curioso, es que en esta entrega, Dante se toma muy a cachondeo su película, me llama la atención que no deja de tirarse puyas durante toda la película, tanto sobre esta como sobre la anterior… Claro, que también eso se puede interpretar como puyas a la crítica o ¡que se yo¡
Lo bueno de GREMLINS 2, es que es una película anárquica, que aunque sigue un argumento muy simplón, cuando los Gremlins están en cuadro, se lo salta a la torera para hablar de la película en si, o para hacer que estos, directamente destrocen la película, como en las populares escenas alternativas según sea copia de cine o copia de video.
Luego, la absurda introducción con el Pato Lucas y Bugs Bunny… ¿a que viene?
Y auto paródica, Gremlins 2 se cachondea de los momentos tristes de la primera parte, como si se renegara un poco de ella… Parecen que quisieran decirnos entre líneas “Estas pelis son una puta mierda, así que vamos a reírnos de ellas”.
En esta ocasión, los mowais surgidos de Gizmo, tienen rasgos faciales muy marcados, lo que me parece un error, pero por si fuera poco, hacen a los Gremlins tomarse toda suerte de productos químicos, para que estos muten y se conviertan en araña, rayo, verduras, murciélago o cobren inteligencia. Tampoco me gusta eso, pues los bichejos ya funcionaban a la perfección, cuando estos fueron concebidos para dar miedo en su primera parte. En esta el propósito es dar risa.
Luego, la película es un jodido anuncio, se hace publicidad de cientos de marcas, sin disimularlo siquiera.
Con todo es una película muy inusual para lo que Hollywood nos tiene acostumbrados, y es esa actitud de pasarse todo por el forro de los cojones, lo que en este visionado me ha hecho llegar a la conclusión de que estamos ante una película muy guapa.
Y que coño, que va a mil por hora y te ríes lo tuyo.
A ver si alguien por fin, se le ocurre rodar una tercera parte. En estos tiempos de secuelas, “Back in the time” y remeakes, una Gremlins 3, sería bastante oportuno.

EL REGRESO DE LOS MUERTOS VIVIENTES (PELÍCULA)

Es un hecho demostrado que en el cine de terror "moderno" no abundan las películas inteligentes con algo más que sustos y pechugonas troceadas. Afortunadamente entre las escasas excepciones está "El regreso de los muertos vivientes", producción del año 85 que se presupone secuela directa de "La noche de los muertos vivientes", detalle este que no gustó ni pizca a su director, George A. Romero, quien luchó contra los productores de "El regreso..." con el fin de evitar que se utilizara ese título. Cosa que no consiguió.
Lo de "película de terror inteligente" no debe extrañarnos nada si tenemos en cuenta que el papá del primer "Alien" y de tantas otros clásicos modernos de la ciencia ficción, Dan O´Bannon, se encuentra detrás de la dirección y del guión. La idea original de la que parte el film se la debemos a John Russo, co-guionista y zombie en "La noche...", así como rémora del universo Romero que, por esta vez, no lo hizo nada mal.
"El regreso de los muertos vivientes" está plagada de horror y de un sentido del humor muy negro y macabro, nota esta muy deudora de la factoría de comics E.C., quien no solo inspira el tono, sino también los diseños en general (tal y como confesaba William Stout, su responsable). La truculencia abunda, aunque no agobia, y O´Bannon se pasa por el forro las leyes del "buen zombie" presentando a estos como entes que piensan, hablan, gastan bromas de mal gusto, son indestructibles y sienten una especial atracción por los cerebros humanos antes que por sus entrañas. Les acompañan en el reparto un puñado de punks alejados de clichés, el veterano actor de serie B Clu Gulager, la futura reina del grito Linnea Quigley y el grupo de rockabilly "The Cramps" que, además de interpretar a varios no-muertos, se curran un tema para una banda sonora repleta de las más oscuras y auténticas bandas de rocknroll y aledaños, imprescindible y de la que ya hablé en este blog.
Y es que, aparte de todo eso, la película lleva consigo un auténtico mensaje anti-militarista del que ya querrían hacer gala todos esos directorcillos pretendidamente comprometidos que abundan en las salas de arte y ensayo. Aspecto este que se refleja en un contundente desenlace.
Como bien sabéis, el film conoció hasta cuatro secuelas. La primera de ellas vulgarizaba el tono de humor y metía un puñado de bandas de heavy metal en la banda sonora. Insoportable. La segunda secuela se alejaba por completo de tono e historia y terminaba por ser un rollazo. Y de las dos últimas, rodadas seguidas, solo he visto la última y me pareció un horror.

BODY BAGS

Cuando el "Twin Peaks" de David Lynch se convirtió en todo un fenómeno televisivo, se abrió la veda para toda suerte de series y mini-series con elementos bizarros o puramente terroríficos. Concretamente en este campo destacó la adaptación de los famosos comics E.C. con "Tales from the crypt", cuyo éxito inspiró a varios veteranos del fantástico a probar suerte en la caja tonta. Uno de esos experimentos fue "Body Bags", de John Carpenter.
Creada inicialmente como el episodio piloto de una serie que no cuajó, "Body Bags" contaba con una estructura muy próxima a "Tales from the crypt". Las diferentes historias eran introducidas previamente con mucho humor negro por un personaje de aspecto siniestro, en este caso no solo era un cadáver reanimado en una morgue que se dedicaba a jugar con los cadáveres, sino que estaba interpretado, y muy bien, por el propio Carpenter.
Lástima que las historias fueran tan desiguales. De las tres destaca la firmada por el papá de Michael Myers, que nos presenta a un Stacy Keach obsesionado con sus problemas de calvicie. Ello le llevará a probar un suero milagroso tras el que se oculta toda una invasión extraterrestre. También de Carpenter es la primera del pack, que peca de excesivamente clasicista y, por tanto, algo aburrida, sobre el acoso que sufre una chica que trabaja en el turno de noche de una gasolinera por obra y gracia de un psicópata.
Y finalmente tenemos la historia que hace tres, firmada por el mismísimo Tobe Hooper, el de "La matanza de Texas", y que hace gala de una absoluta falta de originalidad. En ella se nos cuenta el drama de un siniestro transplante de funeastas consecuencias. Está claro que el fuerte de "Body Bags" no es la improbable calidad de sus tres historias, lo mejor de ella es que se trata de un verdadero regalo para el aficionado, en el que, durante más de 90 minutos, desfilan toda clase de nombres vinculados al género. La lista de invitados es larga: Sam Raimi, Roger Corman, John Agar, Wes Craven, el protagonista de "Un hombre lobo americano en Londres" David Naughton, Charles Napier, Robert Carradine, la ex "Blondie" Deborah Harry, Mark Hamill alias "Luke Skywalker" o David Warner son algunos de ellos, y no cabe duda que lo pasaron tan bien rodándolo como nosotros viéndolo.

lunes, 15 de septiembre de 2008

THE NEW BOMB TURKS

El primer lp de los "New Bomb Turks" me pilló en pleno subidón punk, rastreando las tiendas de discos y leyendo a fondo las páginas de la inefable "Ruta 66". La mítica y genial compañía "Crypt Records" estaba en pleno auge productivo, sacando material de grandes bandas punk-garajeras, y los "New Bomb Turks" eran como su grupo estrella. Confieso que lo que de buenas a primeras me atrajo de ellos fue su aspecto, tan atípico para un combo de esas características, con un bajista con pinta casi "nerd" y un cantante con un lejano aire a Bruce Campbell, aunque solo fuese por su destacada barbilla. Fue en el desaparecido "Virgin Megastore" cuando me hice con "Destroy-Oh!-Boy", el mentado debút, cuya portada resultaba no menos electrizante. Me enganchó. Si en algo han destacado los "NBT" es en su capacidad de sonar originales y distintos, aún haciendo lo mismo que muchos otros. No sé cual será su fórmula secreta, pero les funcionaba de perlas. Se acercaban al hardcore, pero se mantenían rígidos en el punk más garajero. La voz del frontman estaba entre lo chillón y lo casi lírico (además, se declaraba fan de Morrissey!!!). Podían fabricar un tremendo muro sónico, capaz de dejarte sordo, pero sin recurrir a desvaríos guitarreros, todo sonaba en su lugar. Lo dicho, diferentes pero iguales. Fascinantes. Además, su nombre estaba basado en un personaje de una película sobre la adolescencia en los años 60, "The Hollywood Knights", encarnado por Robert Wuhl. ¿Curioso no?.
Poco a poco los "Turks" fueron escalando puestos en la escena del punk garaje. Su segundo disco, aún para "Crypt", "Information Highway Revisited" seguía fiel a sus patrones, y además de buena música, también demostraron ser capaces de currarse letras cojonudas y muy inteligentes. Con motivo de su lanzamiento pasaron por España, donde el garaje siempre ha tenido un público muy fiel. Aquí en Barcelona tocaron en el mítico, y ya desaparecido, "Garatge Club". Se llevaron a los "Teengenerate" como teloneros. Decidí ir. Lo que más me chocó al llegar fue verlos a ellos, y al otro grupo, sentados en el suelo, apoyando la espalda en la persiana del local, a esperas de que abriera. Eso es puro anti-star system. La verdad es que el show no fue gran cosa, el sonido era terrible y ahí nos habíamos reunido 30 o 40 personas únicamente. Pero bueno, es que a mi no me gusta ir a conciertos.
Y entonces apareció "Epitaph" en pleno boom punkero de los 90, y fichó a nuestros chicos. Su primer disco para la compañía fue el tercero de su carrera, "Scared Straight". Sonaba distinto, más limpio y ordenado, pero todavía muy "Turks". Aunque eso no les privó de ser duramente criticados por su platea más garajera. Intentaron recuperarlos con "At rope´s end", que volvía a sonar sucio y estridente, y tenía algunos temas cojonudos. Esto los trajo de nuevo a la Ciudad Condal, y creí que estaría bien volver a verlos, casi los consideraba viejos amigos. El local era "Mephisto" (que acostumbraba a programar grupos de heavy metal) y, ¡que diferencia!, lo que hace pasar de un sello pequeño (Crypt) a uno con mucho más poder mediático (Epitaph). La sala estaba casi llena, y abundaba la audiencia más jovenzuela. El sarao fue bastante divertido, el cantante se metía mucho con el público, bajaba del escenario, se subía a la barra del bar. La monda. Yo saqué algunas fotos, pues tenía pensado escribir algo para alguno de mis fanzines. Primero hice una reseña en el "Suburbio", y luego reaproveché material en el número dos de la versión en papel de "Aquí Vale Todo", que incluía una entrevista con la banda realizada por un colaborador ¿asturiano?, que aprovechó la visita del combo a su ciudad.
Con su siguiente disco, "Nightmare Scenario", los Turcos seguían insistiendo en recuperar su viejo sonido, que ahora era todavía más guarro. A ello había que añadir un inesperado cambio en la casi inamovible formación original. Sería su último lanzamiento dentro del sello "Epitaph".
A ese siguieron un par de recomendables recopilatorio de rarezas y antiguas grabaciones (use una de ellas para los créditos finales de mi corto "El hijo del jefe del pabellón") y, sí, su último larga duración, el apañado "The night before the day the earth stood still" (que gran título), editado por un sello más modesto, "Gearhead". Seguidamente, anunciaron su cese, con la intención de recuperar sus carreras universitarias y labrarse un mejor futuro. ¿Por qué no?, cada uno es libre de hacer lo que le plazca con su vida, mientras no salpique (eso si, puntualmente siguen tocando en directo, y sin salir de su país).
Es posible que el mejor cd de esta gente sea, inevitablemente, el primero. Es el que suena más compacto, más crudo, más auténtico y casi todas, o todas, sus canciones son buenísimas. Algo que no podemos decir del resto de su discografía. Aún así, no se muy bien por qué, conservo un vínculo muy afectivo con los "New Bomb Turks", será porque me gusta lo que hacen (o hacían), será porque les seguí de principio a final, será porque los vi dos veces en directo... no tengo ni idea, pero sí es verdad que de vez en cuando me acuerdo de ellos y repaso sus lp´s. Y aún ahora, consiguen chutarme descargas de adrenalina como pocas bandas lo hacen.

sábado, 13 de septiembre de 2008

ANACONDA 3: THE OFFSPRING

El primer "Anaconda" fue duramente machacado en su estreno, pero a mi me pareció una tontería divertida (igual es porque previamente había bebido más sangría de la recomendable). La segunda, pues hombre, solo la vi una vez y casi no la recuerdo, pero tampoco creo que fuese especialmente horrible. Y ahora nos llega esta absurda tercera entrega. Y digo absurda porque lo de titularla así es una obvia jugarreta comercial, pues perfectamente podría haberse llamado "Ultranaconda" o "Meganaconda" o "Anacondator", y hubiese dado el pego.
Estamos pues ante una producción del "Sci Fi Channel", es decir, destinada a la tele por cable, y ante una casi desbordante acumulación de clichés, tópicos, etc, etc... toooooodo en "Anaconda 3" lo has visto antes... incluso, si nos ponemos un poco cabrones, el giro del final, que de entrada sorprende, pero al poco que hagas un repaso a tu enciclopedia cinéfaga dirás "¡Ah, si!, esto lo vi en aquella peli".
Unos científicos experimentan con una anaconda de tamaño descomunal. En eso que el bicho logra escapar. Los responsables de su fuga llaman al inevitable grupo de cazadores cazurros que van cayendo en riguroso orden, hasta que llega el héroe de la función, el aventurero socarrón, el golfo encantador, el alegre bravucón, el... eso.
Y a este último lo interpreta nada menos que don David "El coche fantástico" Hasselhoff. Le siguen John Rhys-Davies, un nombre asociado de por vida a todo subproducto de animales gigantes que se precie de serlo y Crystal Allen como la científica de turno que, como es de ley en el universo de esta clase de films de tercera, es guapa, se pasa media peli con camiseta de tirantes (incluso en el laboratorio, donde el resto llevan su reglamentaria bata blanca) y mete unas yoyas karatekas de órdago.
Ni tan siquiera las generosas (per muy CGIanas) raciones de gore ayudan a que el sarao sea un mínimo de divertido. Vamos, que cuesta llegar al The End sin quedarse sopa.

jueves, 11 de septiembre de 2008

GOLPE EN LA PEQUEÑA CHINA

Como un enano disfrute anoche visionando de nuevo, y tras un montón de años, este clásico del maestro John Carpenter.
Una película entretenida, fresca y con un ritmo endiablado que comienza nada mas empezar la película y que ya no para hasta que sale el primer titulo de credito final.
Ya sabéis, Jack Burton se enfrenta a Loopan, mientras busca su camión y enamora a la chica.
Bien, pues con este nuevo visionado, me he dado cuenta de algo, de lo que no era consciente en anteriores visionados. Que Jack Burton, no es el pedazo de héroe que tenía en mente, mas bien, es el héroe mas torpe de cuantos se han creado en cine, lo cual engrandece mas aun la película.
Burton, pega algún que otro tiro en la película, si es verdad, y además, acaba con el malo, eso si, de la manera mas tonta y de pura chorra, pero por lo demás, el tipo no deja de ser un torpe que acompaña a una serie de chinos que saben lo que están haciendo, pero que no deja de meter la pata…. ¡en realidad es un papanatas!
Luego, tampoco era consciente en su momento de las enormes pinceladas de comedia que tiene la peli… Todos los diálogos que tiene Kurt Russerl con Dennis Dun, son cuanto menos ingeniosos, y tronchantes, con lo cual te echas unas muy buenas risas durante toda la película.
Además, tiene de todo… Artes marciales, magia negra e incluso montones de monstruos, que por desgracia, se lucen poquísimo en la película, pero ahí están.
Luego, está también por ahí, haciendo de Loopan un actor, el cual por culpa de la película LA REVOLUCION DE LOS NOVATOS, el la que hace de maestro oriental del novato Pelotilla ( y que cuenta en su haber con el honor de protagonizar el eructo mas largo de la historia del cine…) yo me obsesioné con el, James Hong, y en su momento iba a la caza de sus películas, y entre su extensísima filmografía, le localicé en las series FALCON CREST, SANTA BARBARA, EL EQUIPO A y en las películas EL CHICO DE ORO, CHINA GIRL, VICEVERSA o TANGO Y CASH. Y por ahí sigue, poniendo voces en KUNG FU PANDA.
Detallitos, mas que aportes, lo que traigo en esta reseña, que una vez vista, veo que fue concebida con intención de continuar la franquicia (De hecho, Jack Burton al final no besa a la chica), pero el éxito no acompaño a la película y nos quedamos con las ganas de ver mas veces en acción a Jack Burton. Quizás sea mejor así.
Por lo que a mi respecta, esto es una jodida obra maestra.

PESADILLA EN LA CAVERNA

Unos jóvenes espeolologos, planean adentrarse en una cueva en Rusia. Una vez dentro, son masacrados uno a uno (Spoiler) ¡¡por un cavernícola!! (Fin de spoiler. Aunque fijo que lo habéis leído, truhanes…).
Como diría Forrest Gump, las películas video cluberas, son como una caja de bombones. Y esta vez, el bombón era mas rancio que de costumbre.
Esta película es una autentica tomadura de pelo que se suma a la ¿moda? De terrores cavernosos iniciada con LA CAVERNA MALDITA y seguida de THE DESCENT (¿O era al revés?) con una película que inicia con un cuarto de hora de leeeenta conversación en la que los chavales charlan de cosas insustanciales mientras acampan y como vemos que no terminan, no nos queda mas remedio que darle al fast fodward de nuestro reproductor, hasta que se adentran a la caverna. Una vez allí y tras una primera muerte mas o menos digna, nos damos cuenta de que no se ve lo que asesina a los chavales, y si me apuráis, no se ve nada en la película, pues a parte de la intencionada poca iluminación, los caóticos movimientos de cámara, vuelven a uno loco. A eso hay que añadirle el brutal aburrimiento del que hace gala este engendro. Ya por fin, tres minutos antes de que acabe el folletín, vemos (de mala manera) que es lo que mata a los chicos ( ya lo he dicho al principio), y nos quedamos igual que estábamos, y si hubiéramos pagado algo por verla, con una sensación de estafa de aupa.
Quédense con el exótico nombre del dire, para no volver a ver nada mas que haga: Olatunde Osunsanmi.

martes, 9 de septiembre de 2008

VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA EN 3-D

Esta es la sexta peli que veo en tres dimensiones. De las otras destaco la –precisamente- sexta epopeya de Freddy Krueger y "Spy Kids 3D". En ambas el efecto tridimensional era fiel a la vieja fórmula del rojo y el azul, y al dolor de cabeza también. Suerte que el tema ha mejorado y hoy día las tres dimensiones son mucho más nítidas y cómodas de ver (allá el lerdo que reivindique el antiguo sistema, espero que se empache de gelocatiles). Por eso, cuando se anunció que se iba a estrenar una nueva versión de "Viaje al centro de la tierra" y que podía verse en –el mejorado- 3D me dije "¡¿Por qué no?!". Se lo propuse a Chema y esta misma tarde he tenido el honor de verla. Bueno, lo del honor es un decir. Lo que más me ha chocado es que las gafas parecían más de sol que de tres dimensiones, pero bueno, molan, me las quedo de recuerdo por lo que pudiera pasar (eso si, la entrada era sustancialmente más cara por ese motivo... la próxima peli en 3D que vaya a ver me llevaré mis propias gafas, a ver si así me ahorro unas perras).
¿La peli?, bueno, es una mierda... pero eso ya lo esperaba, quiero decir que, de no ser por las tres dimensiones, la hubiera reservado para el dvd, y aún así tendría que pensármelo. Básicamente va de un tipo que, usando la novela de Julio Verne como guía, decide visitar el centro de la tierra... pero desaparece. Diez años después, su hermano y su hijo van a buscarle, con la ayuda de una guía. Y ya está. La verdad es que el film resulta algo austero narrativamente, hay un segmento hacia la mitad que se hace muy muy pesado. Al ser una producción Disney abunda la ñoñería.
Obviamente, el fuerte son las secuencias en las que sacan partido a las tres dimensiones (y que tampoco son muchas), destacando la de las vagonetas totalmente inspirada en la de "Indiana Jones y el templo maldito". De hecho, en general los efectos especiales de ordenador son terribles, pero quedan algo disimulados gracias a, precisamente, su tridimensionalidad.
El público, como era de esperar, mal educado y chillón... y con la tontería del 3D, no os digo nada. ¿A quien coño se le ocurre llevarse a un puto crío de tres años a ver una peli como esa?. La tipa de mi lado era una jodida histérica, cada vez que te lanzaban algún objeto, o monstruo, a la cara pegaba unos chillidos de mil demonios y con sus espasmos hacia tambalear toda la fila de butacas. ¿Cuando piensan inventar un home cinema adaptado al 3D?.
Pues eso, que si pensáis verla en formato standard, yo me lo pensaba dos veces. En ese caso, recurrid al moro de la esquina.

lunes, 8 de septiembre de 2008

LOS PRODUCTORES

Parece que está mas que claro, que a los miembros de AVT, el cine de Mel Brooks, nos tira muchísimo, así que con Brooks seguimos.
El primer film de Brooks, es por otro lado un filón que a su artífice, a día de hoy le sigue produciendo mastodontitos beneficios en forma de musical en todo el mundo. De hecho en los teatros Españoles, no hace demasiado que se estrenó el musical, con actores que ni de coña le llegan a la suela del zapato, a los enormes Gene Wilder y Zero Mostel y su habitual manía de mirar a la cámara de vez en cuando.
Un productor de musicales venido a menos, convence a un contable para preparar una estafa: Montar un musical millonario en Broadway, gastarse una miseria y quedarse con el resto de la pasta, teniendo en cuenta que lo que producirán será una apología del nazismo que los conducirá al fracaso mas rotundo. Obviamente, el musical será un éxito rotundo.
Hacía años que no veía esta película, y hay que ver, lo bien que se conserva y lo disfrutable que es, a pesar de lo previsible que resulta para los tiempos que corren.
Quizás se trate de la comedia mas estándar de Brooks, y también una de sus mejores películas, un autentico festival de risas para todo amante de la comedia que se precie de serlo.
Cinematográficamente hablando, la película tampoco desmerece, ya que contiene una escena mítica y que debería recordarse como a Gene Kelly encaramado a la farola, y es en la que Mostel Y Wilder, bailan alrededor de una gigantesca fuente. Esta peli apesta a clásico por los cuatro costados.
Naturalmente, lo mejor de la película es el dúo protagonista, en especial Gene Wilder, muy jovencito, pero dejándonos ver ya, todo su esplendor, con absurdos registros faciales, que hicieron de este hombre uno de los reyes de la comedía. Es cuestión de tiempo, que a este actorazo, se le redescubra.
Un peliculón en toda regla, que cuenta con un fallido remake en 2005, que pasaré a reseñar un día de estos.

domingo, 7 de septiembre de 2008

SILLAS DE MONTAR CALIENTES

Y seguimos con Mel Brooks. Después de "Máxima Ansiedad" le toca el turno a una de sus mejores y más célebres comedias, "Sillas de montar calientes", en la que el judío se ríe del western y, de paso, de los musicales. Curiosamente esta es su primera producción directamente adscrita al género "spoof", ya que antes le preceden un par de comedias más standard, sin tanta fijación en el elemento paródico ("Los productores" y la aburrida "El misterio de las doce sillas"). Su éxito convertiría a Brooks en un auténtico especialista.
Un político corrupto quiere que el ferrocarril cruce por en medio de Rock Ridge, un pacífico pueblo. Pero claro, sus habitantes se oponen. Tras un fracasado intento de asustarlos mandándoles un grupo de forajidos, toma una decisión radical, nombrar a un negro sheriff, a sabiendas de que no durará ni un día. Evidentemente las cosas se la torcerán cuando el tipo no sólo se adapte de maravilla sino que logre hacerse amigo del tirador más rápido del condado.
Y este último no es otro que el inmenso Gene Wilder, quien se come la función con patatas. Le sigue el mismo Brooks, con dos papeles y un cameo fugaz, pero que destaca interpretando al alocado gobernador, dando pie a algunos de los momentos más descojonables de todo el film. Este, cómo no, apuesta por el humor más cazurro y delirante, los chistes a costa del racismo (y la homofóbia) son continuos.
Llegado su tramo final, el realizador pierde los papeles y sitúa la acción en plenos años 70 y en medio de los estudios Warner, donde los afeminadísimos bailarines de un musical (comandados por Dom De Luise) se pelean con los rudos cowboys. Hasta este último visionado, semejante final me parecía excesivo, un "no sabemos por donde tirar"... pero hoy he cambiado de opinión, creo que es muy ocurrente y genialmente caótico.
Como decía, "Sillas de montar calientes" se inscribe perfectamente entre lo mejor de Mel Brooks, está repleta de gags inolvidables (¡Mongo!) y entretiene más que mucho.

viernes, 5 de septiembre de 2008

WHERE IN THE WORLD IS OSAMA BIN LADEN?

Morgan Spurlock, es el responsable del documental que en mi, causa un efecto contrario al que pretende el director: Me entran ganas de zamparme una hamburguesa, cada vez que veo SUPER SIZE ME, que por otro lado, es uno de mis documentales favoritos. Además, el señor Spurlock, me resulta especialmente simpático.
Con el de protagonista y planteado un poco como una secuela de SUPER SIZE ME, en el nuevo documental de Spurlock, decide irse a los países musulmanes a buscar a Osama Bin Ladem, y de paso, entrevistar al pueblo musulmán de la calle y a algún que otro extremista musulmán.
El caso es que a Morgan le gusta el peligro, pues si en su anterior documenta se jugaba la vida comiendo como una bestia hamburguesas, en este se la juega, haciendo preguntas poco oportunas, tanto a extremistas musulmanes, como a extremistas Judíos.
Si encuentra o no a Bin Laden, no lo voy a desvelar, pero en este documental, se llega a la conclusión, de que da igual de que país seas, de que religión seas, quien seas... al final a todos les gusta el Wrestling.
El documental es bastante inferior a SUPER SIZE ME, o al menos a mí me interesa bastante menos, pero el buen hacer de este Americano simpático y con bigotazos, hace que lo disfrutemos, como si de una peli de genero se tratase. y Que maravilloso Póster.

THE LOVE GURU

Mike Mayers, no tiene gracia, ni carisma, cae mal y carga lo suyo. Por eso celebro la existencia de esta película, una de las peores que he visto en mucho tiempo. No por mala, si no porque estamos ante la decadencia absoluta de un cómico que no mola ni un cacho, y es posible, que muy poquitas cosas mas haga ya en su carrera.
Un gurú americano, decide competir contra Deekpa Chopra, o como coño se escriba, y para ello decide ir al show de Oprha. Por el camino, se interponen un jugador de Hockey que no marca goles porque le ha dejado su mujer, una Jessica Alba inexpresiva de la que se enamora, y Justin Timberlake, intentando hacer de gracioso sin conseguirlo. Así que al final, la cosa se tuerce.
Esto, es de juzgado de guardia. Es mas si la reseño, es solo para que quede constancia de lo mierda que me parece, pero es que no merecía la pena ni darle a una sola tecla.

THE APOCALYPSE

Usar tácticas del cine exploitation para difundir un mensaje cristiano fundamentalista no es nuevo. En la era dorada de esa clase de productos, teníamos a Ron Ormond, un director típicamente "exploiter" que un buen día descubrió a Jesús y decidió seguir haciendo el mismo tipo de films, solo que enfocándolos a ofrecer un mensaje capaz de convertir a su joven e impresionable público. Los autores de "The Apocalypse" usan idéntica treta, aunque recreando aquello que hoy atrae a las masas, la promesa de un espectáculo pirotécnico estilo Hollywood. Claro que la productora, "Faith Films" ("Films Fe", que raro suena), una subdivisión de los reyes del plagio "The Asylum" y que en catálogo ya guarda otras sorpresas (una de terror religioso, "Evil", y una versión de "High School Musical" con rollo beato de base), no es precisamente una "major" y el resultado se resiente muy mucho.
"The Apocalypse" es un coñazo tremendo. Básicamente mezcla "El día de mañana" con "Deep Impact" y nos narra la historia de unos padres separados que, cuando descubren que el fin del mundo está cerca, unen fuerzas para reencontrarse con su amada hija. Durante el periplo, irán redescubriendo a Dios, algo que también harán la chavala y su novio. De por medio, asistirán a toda suerte de catástrofes, tipo maremotos, terremotos, tornados... aunque todo ello recreado muy chungamente y que pasa velozmente ante tus ojos, no sea que se note aún más su cutrismo.
Y sí, el film es una comida de olla acojonante (a nivel cristiano, digo), lo que por otro lado les va de puta madre pues así alargan metraje con diálogos interminables. Por ejemplo, durante el desarrollo de la trama varios personajes desaparecen, de golpe y porrazo. La respuesta es que, como buenos feligreses que son, Dios se los ha llevado al cielo, para salvarlos de la hecatombe. Luego hay ideas extrañas, que no acabo de entender, como que la prota femenina, muy creyente ella, es aplastada por una cruz en una iglesia o que la hija, con toda la brasa que da respecto a cuestiones celestiales, no sea rescatada por el divino. Supongo que un adicto a la Biblia sabría aclararme todas esas monsergas... porque yo, vamos, ni flores.
Resumiendo, que cuesta un huevo soportar sus 90 minutos de duración, y ni siquiera los tremendos errores de continuidad (y el doblaje latino) ayudan a que el suplicio sea menos, eso, suplicio.
Por cierto, ¿no se supone que robar es pecado?, mmmmh...

jueves, 4 de septiembre de 2008

ROBERT CRUMB, RECUERDOS Y OPINIONES

Tiendo a olvidar cuán importante ha sido el ya legendario Robert Crumb en mi vida, lo mucho que me ha influido y la admiración que en muchas ocasiones me ha despertado. Ya de chaval, bajo la influencia de mi hermano mediano, me leí algunas de esas ediciones ilegales de material Crumb que "pastanaga" sacó por estos lares. Por edad, todo aquello me marcó y, desde entonces, he seguido más o menos fiel a Crumb, aunque el mejor momento lo viví el día que logré adquirir casi de saldo la colección completa de su magnífica revista "Weirdo".
Por todo eso, leer el libro que ahora reseño fue como reencontrarse con un viejo amigo. Cierto que lo compré hace un par de años, cuando salió, pero en su versión original (vamos, en inglés), pensando que algo así jamás sería editado en España. Me equivoqué... y me alegro, porque aunque leer en idioma yankee no se me da demasiado mal, siempre es preferible el autóctono.
Crumb tiene cómics muy buenos, también los tiene muy mediocres... o muy malos, en definitiva. Es más el personaje que su obra, a pesar de lo mucho que me gusta su estilo. De ahí que el celebérrimo documental dedicado a su persona, y dirigido por Terry Zwigoff, se adentrara casi más en el terreno de lo mega-personal que en su capacidad creativa. Bien, en este libro un Crumb ya viejecillo nos habla de su vida (otra vez, pero ahora en serio) y suelta retorcidos discursos sobre el fin de nuestra civilización o de cómo el consumismo está acabando con nuestra cultura y, también, nuestras vidas. Viniendo de otro, hubiese cerrado el libro en la página tres, pero viniendo de alguien que respeto y que nunca se acaba de tomar demasiado en serio ni a si mismo, ni a lo que hace, pues la verdad es que me he parado a leer con atención y, sí, me ha llegado. Dice algunas grandes verdades, ¿para qué negarlo?.
A nivel fricoso, destaco toda la parte en la que habla de su romance con el cine (la adaptación de "Fritz, the cat" por ejemplo) y el teatro independiente, que en varias ocasiones llevó a las tablas algunos de sus comics con notable éxito. Mola también cuando se ríe de los artistas pedantes, y cuando cita a "Rocky" varias veces, calificándola de trivial pero cargada de espléndida metáfora.
Completan la obra mogollón de sus dibujitos, siempre fascinantes de mirar con atención, y un cd donde Crumb y sus colegas tocan antiguas canciones de blues o jazz.
Imprescindible para completistas e interesante para profanos.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

JOHNY SUNSHINE MAXIMUM VIOLENCE

En un futuro alternativo, la mitad de la población son humanos y la otra mitad son zombies. Y en el mundo del cine para adultos, lo que mas vende son las Snuff movies y el porno Zombie. Johny Sunshine, es una estrella del cine Snuff, que se lo monta con sus victimas antes de matarlas, con el fin de grabar una de sus películas.
Peli filmada en video y directa para dvd, que aunque tiene un argumento muy interesante, al director Matt Yeagger, se le va la pinza, y alarga metraje con el fin de añadir a una historia muy de género, sus planos artísticos. Una mezcla entre el ultragore Alemán, y el underground New yorkino, que se queda a medio camino en ambas corrientes.
El caso es que aunque tiene un montón de elementos sugestivos, al final la película es un coñazo de tres pares de cojones.
Eso si, la idea de que un productor sin escrúpulos, de caza a Zombies femeninas, para que un actor porno se las folle y las mate ante las cámaras, es una de las ideas mas originales que he visto en las pelis de zombies.
Por lo demás, montaje videoclipero que se entremezcla con planos muy lentos, gore burro, pero no tan desagradable como pretende ser un arranque interesante, que decae hasta el final y metraje de relleno hasta la desesperación. Una pena.

martes, 2 de septiembre de 2008

POR FAVOR, MATEN A MI MUJER

Tras el éxito de "Aterriza como puedas", Jerry Zucker, Jim Abrahams y David Zucker prosiguieron explotando las posibilidades del "spoof", primero con "Police Squad" y luego con "Top Secret!". Incomprensiblemente ambos productos fracasaron en sus respectivos medios, y el trío imagino que se dijo a si mismo: "O aceptamos un encargo, o no nos comemos nada". De ahí que su tercera peli para el cine fuese una comedia "standard" escrita por alguien ajeno a ellos y su universo.
Un empresario ricacho (divertido Danny DeVito) odia a su mujer (Bette Midler, la Loles León yankee) y planea matarla. En eso que el mismo día la secuestran, y amenazan al tipo que si no paga la suma exigida se la cargarán. Obviamente al baranda la noticia le sienta de perlas y decide hacer todo lo posible para que los secuestradores cumplan con su promesa. El problema es que estos en realidad son una pareja la mar de maja más acojonada que la misma secuestrada. Y no sigo que la cosa se complica mucho...
"Por favor, maten a mi mujer" (increíble título Español para "Ruthless People", que a su vez es el único elemento "spoof" de todo el film, pues se supone parodia del "Ordinary People" de Robert Redford) no es una mala comedia, tiene algunos gags brillantes, pero claro, resulta inevitable que los fans de ZAZ se lleven una decepción, pues está a años luz de lo que entonces se podía esperar de ellos. El resultado es un entretenido enredo muy bien orquestado por el guionista, con una estética y unos actores (Judge Reinhold, secundario en la saga "Superdetective en Hollywood", Helen Slater, que previamente había encarnado a "Supergirl", y un hilarante Bill Pullman debutando en pantalla grande) muy de los 80.