lunes, 31 de agosto de 2009

MACK BOLAN, EL PADRE DE FRANK CASTLE

A finales de los años 60, el escritor Don Pendleton dio vida a "Mack Bolan", alias "El Ejecutor" y su éxito fue tan fulgurante, que puso de moda las novelas de acción destinadas a caballeros, literatura popular esta que salpicaría incluso a nuestro querido "Harry Callahan". Se trataba de un tipo de aspecto musculoso, y pelo oscuro, en continua guerra contra todo tipo de mafias y sin escatimar armamento (ni violencia). Un justiciero. ¿Os suena?, por supuesto, "El Ejecutor" fue la inspiración para los cerebros de la Marvel cuando dieron vida a "El Castigador". Y no es un rumor, es un hecho reconocido por la propia editorial de comics. Tras nosecuantas novelas, Pendleton dejó de escribir más aventuras del personaje, pero cedió los derechos y aún a día de hoy siguen publicándose gracias a la imaginación de otros escritores. "Bolan" es todo un icono de la cultura popular yankee, lo que hace aún más extraño que jamás se llevase a término una versión en celuloide de sus correrías, a pesar de que fueron no pocos los proyectos (según Wikipedia, uno con Burt Reynolds y otro con Stallone. La misma página afirma que "El Exterminador" también se inspiró en la creación de Pendleton y, no, la peli de Schwarzenegger no tiene nada que ver... no olvidemos que "Ejecutor" era el título en las hispanias, lejos del "Raw Deal" original).
Yo nunca he leído ni una sola de sus novelas, sin embargo, es un personaje que me fascina desde hace años. Ha sido una influencia en muchas de mis actividades creativas y, al fin y al cabo, ser el precedente de otro grande como es "Frank Castle" bien merece mis respetos.
Valga este post como pequeño homenaje al escritor (ya fallecido) y su criatura. Si ahí fuera, al otro lado de la pantalla, hay alguien interesado en indagar más sobre "El Ejecutor", le paso el enlace de su web oficial, www.mackbolan.com

domingo, 30 de agosto de 2009

ZOMBIE EVOLUTION

José Manuel Serrano Cueto, pone su buen hacer delante del teclado para ofrecernos un exhaustivo repaso, no solo al cine de zombis, si no también a los cómics, fanzines, merchandising o video juegos que tienen a los muertos vivientes como protagonistas, amén de una modesta (y no definitiva) video-guía en la que se comenta, unas más que otras, un buen montón de películas y/o cortos ( si, cortos amateur también) en los que hay zombis.
Aunque la piedra angular del libro sea el zombi Romeriano, interesantísima resulta toda la primera parte en la que Serrano Cueto nos habla del origen Zombi, hablando de los “bokor” y el zombi Haitiano.
No faltan las aportaciones a la cinematografía zombi de nuestros mediterráneos amigos los Italianos, ni los franchutes, ni los Ingleses, ni los neo-zelandeses...
En definitiva, un libro de lectura muy amena, con mucho y buen texto y poquitas estampas (estas vienen a parte en la zona central del libro), entretenido, informativo (e informado) y que en lo esencial, está todo lo que debe estar, dejando claro, además, ya que otros libros no lo hacen, que dentro de la cinematografía zombi ( y dentro de todas...), existe también una escena amateur, de la que se deja constancia en el extenso pasaje dedicado a Julián Lara, y en la video-guía donde se reseñan productos de ínfimo presupuesto y nula distribución, entre los cuales, salen reseñados algunos trabajos del papá de este blog: Naxo Fiol.
Un libro, desde ya, indispensable en tu biblioteca, al que (no todo van a ser buenas palabras) por ponerle alguna pega, se le hecha en falta un apartado más, en el que se ahondara en todos esos montones de plagios, explotaciones y secuelas bastardas, que aunque reseñadas en la vídeo-guía, se merecen un repasito más exhaustivo.

VINILOS-4 (BANDAS SONORAS, Segunda Parte)



sábado, 29 de agosto de 2009

La Isla de los Condenados

Telefilm hecho para el lucimiento de alguna estrella de la WWF, perdonen mi ignorancia pero me sacan de Hulk Hogan y ya me pierdo en ese mundo de anabolizantes y mallas marca-paquetes multicolores.

Receta para La Isla de los Condenados:

-Sacar de la cárcel a 10 peligrosos presos, a cada cual mas cliché, el viejo loco, la mala bestia de dos metros, el asiático de las artes marciales, el británico zumbado, el americano bueno....
-Coloqueles una tobillera explosiva con una cuenta atrás y varias formas de detonarla antes, como intentar quitársela.
-Prometer que pasadas 24 horas las tobilleras explotaran salvo que solo quede uno, al que se perdonara la vida y se le dará dinero a cascoporro.
-Meter a los 10 presos en una isla repleta de cámaras para emitirlo todo por internet.
-Soltar armas y víveres para que haya mas acción.

Se deja cocer a fuego medio, subiéndolo en los momentos álgidos, añadiéndole en los mismo algo de Heavy Metal para reforzar la acción. Al final que se salve el bueno, que muera el malo y todos tan contentos.

No son las lentejas de tu madre* (Battle Royal) ni un menú degustación de Adria** (House of the Dead) pero te sacia y te llena.

*Una obra de arte
**Una mierda aunque tenga mas presupuesto

viernes, 28 de agosto de 2009

RocknRolla

De Guy Ritchie se dijo que cuando se caso con Madonna perdió su "punch", si es que tenia alguno. También se comenta que ahora que vuelve a estar soltero, esa falta de fuerza, mala baba, o como quieran llamarlo, ha vuelto a el, y que con la nueva Sherlock Holmes lo vamos a flipar, y eso espero que anda Robert Downing Jr. por ahí. Y es que si la única película de Ritchie que hubiese visto fuese RocknRolla no sabría que esperar del británico.

RocknRolla es una mezcla de historias al estilo de Snatch, la película que le lanzo a la fama, pero sin la mitad de gracia que esta y sin la mitad de la revolución visual que exportaba de los videoclips. Un grupo de ladronzuelos, que se supone son de lo peorcito de Londres aunque parecen un grupo de lectura o de punto de cruz, recibe el chivatazo por parte de una especialista en desvíos de dinero negro, que se va a realizar un importante traslado de dinero. Los ladrones necesitan el dinero para pagar una deuda a un mafioso local, pero no saben que están robando a un empresario ruso que va a pagar con ese dinero al mismo con el que tiene la deuda. Como roban el primer envio, el ruso hace un segundo, que también se llevan los protagonistas, así que ya tenemos la historia liada, pero además un cuadro de la suerte que cambia de manos es el detonante de una encarnizada lucha de poder (joder, parece que esta bien y todo, pues si, pero no y además tampoco)

Lo que hace que la película decaiga es que es previsible incluso dentro de su caos, sabes en cada momento lo que va a pasar a continuación, y esta todo tan medido a la mínima, tan hecho con un patrón, que la película es acartonada. Como si fuera hecha en serie, como las salchicas campofrio, que no están malas, pero es igual que la anterior que te comiste, solo que ahora ya no tienes tanta hambre.

¿Metería la mano Madonna en el guión?¿Le dio mala vida al Ritchie, o simplemente es que la historia no daba para mucho mas? Ni los cuatro golpes cómicos están bien resueltos, el del amigo que se confiesa gay antes de entrar en la cárcel es de juzgado de guardia. Por cierto el significado y el personaje que encarna al RocknRolla del titulo es la tontería mas grande parida.

A ver que tal Sherlock, no me lo jodas Ritchie, no me lo jodas.

TERRY GILLIAM, EL SOÑADOR REBELDE

Me acuerdo perfectamente como, siendo chaval y viendo "El sentido de la vida" de mis queridos Monty Python, me llevé un sonoro chasco con el corto que la precedía. Lo encontré aburrido, y esperaba ansioso su final para ver a Cleese, Idle, Palin, Chapman y Jones en acción (y los dibujitos graciosos del tal Gilliam, que en "El sentido de la vida" son especialmente disfrutables). Desde aquel momento, cada vez que me ponía esa peli en el vídeo, pasaba el corto a cámara rápida. De la experiencia saqué algo en claro: No me interesaba el cine de Terry Gilliam como director. Previamente había visto "La bestia del reino" y "Los héroes del tiempo" y, por cosas de la edad, era de los que pensaban estar ante más material Monty Python, que así es como nos lo vendían los distribuidores (luego aprendí que si no la firmaban los seis, no la consideraban como tal). Aunque las dos tuvieron aspectos que llegaron a fascinarme, no me gustaron tanto como "La vida de Brian", por ejemplo (no cuento aquí "Los caballeros de la mesa cuadrada" pues estaba co-dirigida con Terry Jones). Eran un poco plastas, como "Brazil".
Sabía del aurea de respeto que Gilliam tenía entre intelectuales, y me repateaba las tripas... aunque no tanto como para seguir intentándolo. "Las aventuras del barón de Munchausen" se me hizo interminable. Tampoco es que "El rey pescador" cambiara las cosas. Yo fui de los tontos que no supieron ver nada en "12 Monos", la encontré soporífera, complicada y cargante. Esta última palabra sería ya entonces clave para definir las películas de Gilliam. Y a ella se uniría la de agobiante. "Miedo y asco en Las Vegas" la vi -en vídeo- sabiendo ya qué esperar, y no me defraudó... en ese aspecto. En cuanto supe que en "Tideland" Gilliam iba suelto, sin nadie que le controlase, me negué a verla (aún no lo he hecho). Y finalmente tenemos la de los hermanos Grimm, que, sí, me dio tanta grimm-a que ni terminé, cerré el dvd a la mitad.
Con todos estos datos, ¡¿cómo puede ser que sintiera curiosidad ante un libro que repasaba las hazañas de Terry Gilliam hasta "Miedo y asco en Las Vegas" escrito nada menos que por Jordi Costa y Sergi Sánchez con motivo del festival de cine de San Sebastián?!... pues porque me gusta leer sobre cine y cineastas, y Gilliam, cuanto menos, tiene su pasado Pythoniano, lo que es motivo de peso para que me lo llevara de los estantes de casa de mi buen amigo (y fan de Terry... o de "Brazil", mejor dicho) Goblin (previo permiso, claro).
El caso es que me lo he leído con bastante rapidez, y no negaré que entretiene lo suyo. Son especialmente interesantes los apartados dedicados a las trifulcas legales que Gilliam tuvo que sortear -y soportar- con "Brazil" y "Las aventuras del barón de Munchausen", y descubrir que Michele Soavi, director de "Aquarius" y "Mi novia es un zombie" y ayudante de dirección en "Munchausen", recibía un sueldo mayor al impuesto gracias a chanchullos con la mafia (¡toma!). Lo único que me ha sobrado e irritado es la mega-comida de polla que Costa y Sánchez le dedican al cineasta. Los autores son incapaces de mostrarse ni levemente críticos ante cualquier posible error o salida de tono de Terry Gilliam... sorben sus orines hasta las últimas consecuencias. De hecho, el propio Gilliam es más auto-crítico que ellos en sus declaraciones.
Ahora entiendo porque los autores dan TANTO valor al -discutible, sobre todo viendo "El rey pescador" o la de los Hnos.Grimm- espíritu rebelde y contestatario del cineasta... seguramente porque ellos no lo poseen ni quieren poseerlo.

jueves, 27 de agosto de 2009

PUPPET MASTER VS. DEMONIC TOYS

Desde que a alguien se le ocurriera juntar en el cine a Freddy y a Jason, han sido varios los “crossovers” que, con mayor o peor fortuna, han pululado por las pantallas, y en esta ocasión, y para la maravillosa televisión por cable, Ted Nicolau, el director de la entrañable TERRORVISION, dirige este PUPPET MASTERS VS. DEMONIC TOYS. Unos de los más entrañables muñecotes de la Full moon, aquí haciendo de los buenos de la función, junto con unos muñecotes (los demon toys) que no calaron mucho en el personal, pero que no son nuevos en esto del crossover, teniendo uno tiempo atrás con DOLLMAN en DEMONIC TOYS VS DOLLMAN.
El bisnieto del puppet master original, crea una formula química, con la cual poder revivir de nuevo a sus marionetas. Este es espiado por la mecenas de Sharpe Toys, que planea una posesión demoníaca masiva, regalando sus juguetes demoníacos a todos los niños de América. El problema es que sus juguetes no la obedecen, y por eso quiere robar la formula del puppet master, porque quiere muñecotes que la obedezcan. El mad doctor y una mujer policía con la ayuda de las marionetas con vida, tratarán de impedírselo.
Aunque la película funciona con un moderado entretenimiento, la falta de medios es notable y se aleja del gore como la extrema derecha del aborto, con lo cual el aficionado se queda un tanto frustrado. Hay un buen reventamiento de ojos, pero que dura un segundo, por lo demás ni una mísera gota de sangre.
Tenemos como protagonistas a dos “loosers” que en antaño vivieron tiempos mejores, pero que han sido relegados a protagonizar (cuando les dejan) absurdas parodias de si mismos: Corey Feldman y Vanesa Angel. Mad Doctor el, Empresaria diabólica ella.
El, se supone que hace de un hombre mayor de cincuenta y pico años, que no da el pego, aunque le hayan teñido el pelo de gris. Además tiene una hija que en la vida real tendrá más o menos su edad, y lógicamente, no da el pego para nada. Feldman, nos hace una sobreactuación descomunal totalmente intencionada (como el cameo que hizo en CITIZEN TOXIE), forzando la voz con el fin de parecer mayor. Y es una pena, porque a este actor se le podía sacar partido, pero está condenado a ser un caricato.
Vanesa Angel, que ya nos la puso bien gorda en VAYA PAR DE IDIOTAS, se ha hecho mayor, se ha operado todo lo que ha podido y ahora, en vez de provocar a nuestras lívidos, la verdad es que da grima.
La peli es malilla, obviamente, pero se deja ver tranquilamente y se pasa un ratillo ameno.
Ésta sería la novena entrega de la saga PUPPET MASTER, y no se cual de los DEMONIC TOYS.

martes, 25 de agosto de 2009

SCARRED

Oscuro slasher de tercera regional repleto de las absurdeces e inverosimilitudes habituales en el género. Aquellas "reacciones humanas" completamente carentes de lógica y raciciono, pero que sí, pueden contribuir a las risas si eso es lo que buscas. De hecho, "Scarred" tiene un ingrediente más eternamente asociado a este tipo de cine del que abusan especialmente, el "voy a....", osea, los personajes se pasan la peli de arriba a abajo, dejando solos a sus acompañantes en un afán inconsciente de que perezcan en manos del asesino. Y ese es el único punto "original" de esta cosilla, no es un asesino, sino una asesina, y no solo no lleva máscara... por no llevar, no lleva ni cara. De hecho, vive como un animal por los bosques y con una única obsesión, arrancarle la faz a todas las excursionistas guapas que se pasen por allí (y, por suerte para ella, son legión) y ponérsela para sentirse atractiva (a lo Leatherface, vamos). Este personaje es especialmente propicio para los momentos de descojono por el modo en que lo interpreta la actriz, a base de muecas y aspavientos.
El caso es que a la party se une una familia que va de acampada compuesta de dos varones y tres hembras (dos de ellas tremendas, pero una directamente quita el hipo, atención a este nombre: Charity Shea) y pronto la mujer sin rostro decide hacerles la puñeta.
En general la peli resulta notablemente aburrida, pero si eres incondicional del slasher y decides tener un poco de paciencia, podrás echarte unas buenas risas con algunos de sus numerosos "instantes ridículos", como ese final que se alarga, se alarga y se alarga con el fin de meterte un buen susto que ves venir 10 minutos antes. Sorprende que el guión lo firmen dos tipos, los mismos que se encargan de dirigir y producir al alimón, ¿encantador, no?.
Mala de la muerte... pero visible si te lo propones.

lunes, 24 de agosto de 2009

BRIDGE TO NOWHERE

Blair Underwood, actor reciclado a director, al que ( los que tienen que sufrir los gustos de la pareja) le pudimos ver en SEXO EN NUEVA YORK y (los que tenemos gustos más o menos exóticos) en aquella marcianada maravillosa dirigida por Mario Van Peebles titulada POSEE, se dirige su segunda película directa para video, usando como reclamo al gran Ving Rhames, en una peli en el que este solo aparece un 20% de la película.
Me siento engañado, pero al menos, se trata de una peliculita muy disfrutable.
Cuatro perdedores, treintañeros, hartos de la vida que llevan en sus curros de mierda, un sábado de fiesta conocen a dos pizpiretas putas, con las que acaban yéndose de juerga.
A raíz de esto, piensa concienzudamente, que igual, el volverse chulos de putas, les puede sacar de la vida tan apática que llevan. Con lo que deciden asociarse con las putas, que como además son adictas al crack, tiene que contactar con un mafioso ( Rhames, como no) para conseguirles la droga. En pocos meses, los chavales son millonarios. Pero claro, con el dinero, vienen los problemas.
Típica peli con moralina final, entretenida a pesar de todo, videoclipera en su ejecución por ponerle alguna pega, en la que sin duda, lo mejor de la peli es el amigo Ving. Ya sabemos cuales son sus roles; hombre de la calle bondadoso (ANIMAL, ANIMAL 2), duro militar ( AMANECER DE LOS MUERTOS, DAY OF THE DEAD), Poli bueno ( ECHELON CONSPIRACY), mafioso cabrón sin escrúpulos ( PULP FICTION)... en esta hace de mafioso hijo puta, malo, malo, malísimo. Además hace alarde de sus dotes actorales, en una escena en la que a fin de no ser reconocido en una posible pinchada policial, habla por teléfono cambiando su voz de tipo duro, por una voz de homosexual aterciopelado, para que quede claro, que en pantalla además de dar ostias como panes, Rhames también sabe actuar.
Y filmada en video, que bien da de sí la cosa.
Lo curioso es que está resultando que películas videocluberas como esta, que rara vez llegan a España, son de una solvencia mayor a las películas de similar catadura que están llegando a las salas... ¿significará algo eso?

VIVIENDO CON MICHAEL JACKSON

Para demostrar que esta entrada no es una consecuencia de la muerte de Jacko (y el furor totalmente borreguil que hay ahora. En el metro he visto tres idiotas luciendo camisetas hechas ahora de Michael Jackson), les remito directamente a esta entrada, escrita meses antes de su muerte. Sin embargo, esta otra, si que es una consecuencia directa de su fallecimiento. Lo que quiero decir con esto son dos cosas: Yo nunca he sido fan de Michael Jackson y que yo hubiera visto este documental, con independencia de si MJ estuviera vivo o muerto.
El documental, cuenta la incursión de un periodista en la vida de Michael Jackson durante ocho meses, en el que vemos el día a día del artista, sus excentricidades, como lleva a sus hijos siempre enmascarados e incluso como los saca por la ventana para que sus fans puedan verlo.
El periodista, no duda en entrevistarle ahondando en su difícil infancia, los malos tratos de su padre y el tema de color de la piel, entre otras muchas cosas.
Impresionado me quedé yo, en el segmento del documental en el que Michael se va de compras. Es lo más compulsivo y absurdo que he visto nunca. Michael, compra el 90% de una tienda de antigüedades, sin pestañear, comprando incluso objetos que ya había comprado con anterioridad. Se deja millones en menos de media hora, eso si, luego todos a cantar el We are the World.
Yo, a la conclusión que llego tras ver este súper entretenido (y corto) documental, es que el rey del pop, era un embustero ( niega haberse operado), un idiota y sobretodo un enfermo mental, al que le fama le acabó de volver más loco de lo que nos creemos.
“pobrecillo, que su padre le pegaba mucho”. Precisamente, esos golpes son los que hicieron que el al entrar a una tienda, se la compre toda. Ya me hubiera gustado a mí recibir esas ostias.
Dirige una directora, Julie Shaw. Y el periodista que rula por ahí con el, no recuerdo como se llama, y no me apetece buscarlo ahora mísmo.

EL PODER DE SATANÁS

Lo primero que recuerdo de esta peli es la aterradora carátula de su edición en vhs. Siendo chaval, y descubierta en las páginas de un añejo "Fotogramas", la verdad es que me daba mucho yuyu. Pasado bastante tiempo, volví a encontrármela en los sótanos de un video-club maravillosamente provisto de montones de viejas cintas. No me lo pensé dos veces y me la llevé para casa.
"El poder de Satanás", o "The Evil" en su simple pero efectivo título original, es una producción muy setentera perfectamente inscrita en el subgenero de las casas encantadas. El entrañable Richard Crenna interpreta a un tipo extremadamente racional incapaz de aceptar la existencia de un fantasma aunque este le patee el culo. Él y su mujer se encariñan de una lóbrega mansión, y ese finde se llevan a unos cuantos amigos para que les ayuden a limpiar el lugar. Evidentemente, las fuerzas del mal harán acto de presencia armándola y cargándose a todos.
Hecha hoy, seguramente esta peli sería un rollete. Pero su look setentero ayuda a incrementar el encanto de una trama bastante trillada. Hay muchas muertes (aunque poca sangre, a pesar de que un tipo utilice una sierra eléctrica para -intentar- cercenarse la mano) y algún leve momento inquietante, que hubiese funcionado mejor en manos más talentosas (cuando un grupo de personas, poseídas, practican una -muy light, eso si- sesión de necrofilia con uno de los cadáveres o el jardín convertido en arenas movedizas). El final, con la presencia del mismísimo Satanás vestido de blanco luciendo cuernos, es un pelín ridículo... incluso me consta que en una versión posterior quitaron esa parte. Pero vista ahora, es de lo más regocijante.
Total, que la cosa dura 80 minutos y, oiga, se deja ver perfectamente.

domingo, 23 de agosto de 2009

THE HIVE

Y seguimos con insectos.
Si vas a rodar una película sobre hormigas asesinas y no tienes los medios de una producción Hollywoodiense, solo existe un modo de competir, y es desfasando todo lo que ellos no osarían. Eso es lo que debieron pensar los responsables de esta peli, que si acaba por resultar simpática se debe, precisamente, a lo mucho que se les va el pedal.
Antes de darle al "play" asumimos que lo que vamos a ver serán efectos infográficos de orden mediocre. Una vez digerido, el resto consiste en dejarse llevar. "The Hive" arranca con sobriedad; en una isla de nosedonde montones y más montones de hormigas arrasan con todo. Los poderes fácticos contratan a un grupo de super-exterminadores para que paren la amenaza. Llegado el momento de actuar, estos se ponen unos trajes muy chanantes y cargan a sus espaldas unos armatostes rollo "Cazafantasmas". Tanto es así, que incluso disparan rayos que arrasan con grandes hectáreas de insectos. Primer desfase. Pero entonces dos de ellos descubren que las hormigas son capaces de crear enormes tentáculos apiñándose. Segundo desfase. Las pesquisas siguen y se llevan una sorpresa al encontrarse que todavía hay más hormigas... y más... los bichos han superado sus diferencias y han unido fuerzas contra el ser humano. Tercer desfase: Una de las hormigas se mete por la oreja de un tipo y, hasta cierto punto, logra controlarle apoltronándose en su cerebro.
Desesperado, el jefe de los exterminadores contacta con una experta que, ¡puta casualidad!, es su ex-mujer. Ni que decir que, en pleno caos, recuperarán el amor. Cuarto pero no último desfase: Las hormigas han creado un especie de ordenador enorme a base de unirse en formas cúbicas y sumar electricidad al pitote. Son muy listas y quieren negociar. ¡¿Podría ser que hayan marcianos de por medio?!, ¿¿o es que el guionista se ha pasado con el trinaranjus??.
Por todo eso, una realización solvente y lo divertido de plantearse "¿Cual será la siguiente ida de olla con la que me sorprenderán?", "The Hive" termina resultando un producto bastante majete y superior a la media (en su categoría, claro).

sábado, 22 de agosto de 2009

TICKS

Amigos, no os quepa duda, dentro de 10 o 20 años como mucho, los 90 serán reivindicados como algo bueno, por extraño que parezca. Recordad mis palabras.
Pero lo más absurdo es que probablemente el cine de terror de esa década también conocerá una inexplicable e injusta valorización (y, todavía peor, con ella el boom del gore en España, una de las peores vivencias que han sufrido estas tierras junto a la dictadura del generalísimo). Porque sí, señores y señoras, en general el "fantastique" de los 90 no mola nada... a pesar de que haya muy leves excepciones, la mayoría de las cuales, cómo no, se encuentran en el terreno del cine de bajo presupuesto. Y todavía más bizarro, con Brian Yuzna en tareas de productor, poco antes de estropearse del todo.
"Ticks" en castellano se titula "Garrapata", pero suena tan idiota que he preferido dejar el título en inglés (o uno de los dos, el otro es "Infested"). Y sí, me temo que va de garrapatas asesinas. Por culpa de una sustancia ideada para mejorar el cultivo de marihuana, unas garrapatas aumentan de tamaño y se las hacen pasar canutas a un grupo de chavales conflictivos que han ido a "terapiarse" al monte. El caso es que, dentro de lo que cabe, la peli se lleva bastante bien... no es una maravilla, pero tampoco aburre en exceso y tiene su ritmillo. Una de las mayores bazas que tiene es poder ver efectos especiales de la vieja escuela, y que encima, están muy muy apañadicos (con esas garrapatas movidas por stop motion!), tras ellos está Doug Beswick, también en tareas de producción y responsable de las idea de base (¡¿fuiste tú?!). Hoy día, como todos sabemos, un film así sería pasto de mediocres efectos infográficos, y con "Nu Image" o "Syfy Channel" al timón.
No descubro nada si digo que los 90 fueron más bien escasos en cuanto a truculencia, la poca que puede haber la encontramos en este tipo de productos. No es que "Ticks" sea un baño de sangre, pero tiene sus buenas dosis de guarrerías.
Al de Brian Yuzna, debemos añadir otros nombres interesantes. El director, Tony Randel, también llevó las riendas de "Hellbound: Hellraiser 2", "Children of the night" (una de las primeras pelis producidas por la revista "Fangoria") o "Amityville 1992", secuela del clásico de casas encantadas destinado a los video-clubs (o las teles por cable). El reparto es igual de colorido, un repelentísimo Seth Green (lo habéis visto en muuuchas pelis, pero destaca especialmente como el hijo del Doctor Maligno de "Austin Powers"), Alfonso Ribeiro (sí, el Carlton de "El príncipe de Bel-Air") que acaba convertido en el recipiente de donde saldrá una mega-garrapata muy cabreada, Clint Howard siempre en el papel de "rarito" (en este caso es el tipo de la plantación de marihuana) y su padre Rance Howard como sheriff (no hace falta decir que también lo es de Ron Howard, a su vez hermano de Clint).
Aprovecho para dedicar esta reseña a mi buen amigo Goblin.

viernes, 21 de agosto de 2009

VINILOS-3 (VARIEDAD)

jueves, 20 de agosto de 2009

NOSTALGIA IMPRESA 2


por cierto, este es el post 666!

miércoles, 19 de agosto de 2009

LA BAMBA

Una de las películas que yo veía de pequeño una y otra vez, curiosamente era LA BAMBA, pero al entrar de lleno en los 90, parece que me olvidé por completo de ella... Hasta hace unos días, zapeando, que vi de pasada un telefilme en el que aparecía Lou Diamond Phillips. Y viéndole, más perdido que un hijoputa en el día del padre, pegando tiros de fogueo al chicano malo de ese telefilme, me dio por pensar.... ¿Qué peli fue la que encumbró a este tipo antes de verle en este tipo de productos de tercera...? Ah, coño LA BAMBA.
Y vista ahora, y teniendo en cuenta el semi-odio que tengo hacia el rock and roll de los años 60, no se que es lo que hacía que esta película me gustase tanto. Quizás ese rollo tan ochentero ( y tan de la columbia) que se gasta en su estructura. Está medida con metronomo, como le pasaban a las pelis de esa época, como KARATE KID o HOWARD, que no te aburren ni a la de tres. Si, yo creo que por eso me gustaba tanto, aunque me importara ( y me importe) tres mierdas quien demonios era Ritchie Valens (o Richi Valenzuela y su guitarra voladora, como se hacía llamar en sus inicios).
Y es que, efectivamente, LA BAMBA está muy entretenida y anoche, se me pasó la peli volando; Ya sabéis, el efímero paso a la fama, truncada por un accidente de avion, que se llevó a la tumba a Valens y a Budy Holly entre otros.
Pero lo mejor es, los recuerdos de la época que me trae esta peli. Ningún chaval ( y yo creo que casi nadie) sabía quien era Ritchie Valens en españa, hasta que apareció esta película. A partir de ahí, empezaron a aparecer discos y singles del artista por todos lados. Y cintas de gasolinera también. Una vez más, se reivindicaba a un artista muchos años después de muerto. El grupo de rock Mexicano, LOS LOBOS, se hizo muy popular a raiz de grabar nuevas versiones de las canciones de Valens para la película yla canción LA BAMBA, fue puesta en el mapa, para que la bailasen los adolescentes de mediados de los 80. Y con las mismas, al poco, el fenómeno “Bamba” desapareció. Hasta ayer que recuperé la peli.
Y es que en LA BAMBA todo es efímero. Hasta el director Luis Valdez, que antes había hecho una peli en su México natal, no volvió a realizar nada para cine.
Y es que Ritchie Valens, era gafe.

BOOK OF BLOOD

Señores, menudo sorpresón que me llevé ayer noche viendo esta reciente producción Británica. Uno de los buenos.
Antes de ponerme a verla, no sabía qué esperar de ella. Se trata de una adaptación de dos relatos escritos por el renombrado Clive Barker (sí, el dire de "Hellraiser" y "Razas de noche") pertenecientes a su mítica serie de "Books of Blood" (de los que, hace ya bastantes años, compré los dos primeros volúmenes de sus ediciones patrias, tituladas "Libros sangrientos"). Desconozco por qué han tardado tanto en ser llevadas a la pantalla, pero viendo los resultados, la espera ha valido la pena.
Es inevitable pensar en todas las experiencias previas de Barker en el cine (como director o como materia adaptada) antes de ponerse con este "Book of Blood" y, salvo el primer "Hellraiser", la cosa está algo flojita. "Rawhead Rex", "El señor de las ilusiones", pssss... tal vez "Midnight Meat Train" que, bueno, se dejaba ver... pero nada que quitara el sueño (añadir que Barker es también productor del film comentado). Así que me senté frente a la pantalla esperando lo contrario a lo que vi, de ahí que imagino me haya llevado una impresión tan positiva.
En realidad "Book of Blood" no es otra cosa que una historia de casas encantadas!!!, pero contada de modo diferente, aunque en algunos aspectos tenga la misma estructura o los mismos tópicos que hasta la más zetosa de las pelis. Y es que, una vez más, y como ya he dicho otras veces, da igual que el material de base lo hayamos visto mil veces antes; si está bien hecho, es tan efectivo como el más virgen de los terrenos. Y este es el caso.
Una investigadora paranormal se obsesiona en documentar los supuestos fenómenos que ocurren en un viejo caserón en el que murieron un medium y una chavala gótica. Para el lugar se lleva a su técnico de audio y vídeo y a un tipo que, se supone, tiene la capacidad de conectar con el más allá... o tal vez no.
¿Y qué tiene de especial este argumento tan trillado?, pues todo, la estética de la peli, su fotografía tenebrista, sus personajes creíbles y cómo se relacionan, la falta de humor, los inteligentes diálogos, los muy muy contados excesos (pocos fuegos artificiales y, sí amigos, poco gore... haberlo haylo, pero no esperéis una carnicería continua porque no) y sobre todo, una atmósfera aplastantemente conseguida. "Book of blood" es una peli de terror gótico, clásica... en esencia, una historia de miedo... y, aunque esto sea muy subjetivo, proporciona no pocos escalofríos, algunos gracias a impactantes imágenes de aterradores espectros, sí, pero otros mérito del sonido y/o la música. Todo ello muy british, pero en el buen sentido.
Curiosa y fantásticamente el director es John Harrison, ex-compositor de bandas sonoras para George A. Romero (suya es el fantabuloso soundtrack de "Creepshow") y, así mismo, director de la simpática "El gato infernal".
"Book of Blood" es uno de esos films que van contra la teoría de que "ya no se hacen pelis de miedo que den miedo". Esta sí da, mucho o poco... pero da.
Una sorpresa muy agradable y recomendable.

martes, 18 de agosto de 2009

OILY MANIAC

Tras el éxito de su reciente incursión en el genero de la sangre y los sustos con BLACK MAGIC, el mecenas Run Run Shaw, ( de los Shaw Brothers, of course) decidió repetir al año siguiente, para lo que contrató de nuevo al director Meng Hua Ho y a parte del elenco de aquella película para realizar otra película de similar catadura. Volvemos a tener rituales de magia China, esta vez aderezados con un monstruo ridículo de gasolina (¡).
Un tipo es condenado a muerte tras asesinar en una reyerta mafiosa, a un individuo a cuchilladas. Antes de ser ejecutado, le muestra un tatuaje que tiene en la espalda a su sobrino enfermo de polio. El tatuaje es nada más y nada menos que un conjuro para convertirse en monstruo de gasolina y le cede tan valiosa información a su sobrino, advirtiéndole que solo puede usarlo para hacer el bien. Si lo usa para hacer el mal, morirá de forma espantosa. Así que se transforma en monstruo para hacer el bien. Sin embargo, la chica de la que está enamorado, se folla a un maromo en su presencia, y en un juicio en el que el sabe que el acusado es inocente, comprueba como una bella damisela miente, diciendo ser violada por el acusado, por lo que le pilla un asco atroz a las mujeres y usará su magia para matarlas a todas. De entre medias, abogados corruptos, amoríos y otro tipo de tramas.
Aunque en cierto modo, se repite la formula de BLACK MAGIC, no llega a ser lo que es esta, y aunque tenemos un monstruo muy gracioso (unas veces un tio disfrazado, otras un monigote al que dejan caer) y unos f/x cutres, cutres, cutres, la ausencia casi total de sangre y un argumento lioso y poco atractivo, hacen de OILY MANIAC, una película del montón, tirando a mala e incluso aburrida, y eso en una peli de los Shaw Brothers, no puede ser. Eso si, esta si que es una película misogena de verdad. Y eso, al menos para mi, es lo que hizo que me tragara entera la película.
No debió de ir mal esta peli, pues luego siguieron con el cine de terror, eso si, introduciendo ( en esta también) un poquito (poquito, eh!) de artes marciales.

INVASIÓN

Hoy voy a romper una lanza en favor de una película injustamente ignorada, este "Invasión" de Oliver Hirschbiegel. ¿Otro remake?, ¡no!, bajo mi punto de vista una cosa es un remake y otra muy distinta una readaptación. Cuando el material de base es otro film, estamos ante un remake, pero no si el punto de origen es una novela que cada realizador adapta como quiere (o puede... y siempre acorde a los tiempos que corren). En este caso la semilla es el célebre libro de Jack Finney que ya inspiró los clásicos de Don Siegel y Philip Kaufman y también la pedazo de mierda dirigida por Abel Ferrara. ¿Semejantes precedentes y que sea una cuarta versión -y más realizada en plena "crisis de ideas de Hollywood"- la condena a ser mala?, ¡para nada!.
Hace más de un año la vi por primera vez, y me sorprendió gratamente. Desde entonces arrastraba el buen recuerdo, y hace unos días me planteé revisarla para escribir esta reseña. Ahora puedo afirmarlo sin ninguna clase de dudas, "Invasión" es una buena película de ciencia ficción, un producto muy muy entretenido (la verdad es que pasa volando), bien facturado, con buenos actores (Daniel Craig, estupendo y hasta Nicole Kidman, que por lo general no me gusta ni siquiera físicamente, aquí convence y está muy guapa ella) y una historia repleta de misterio que engancha por completo, con varios momentos inquietantes. Las agradecidas variaciones con respecto al libro, y las pelis previas, son efectivas y se agradecen mucho. Incluso el "happy end" convence y está muy bien resuelto, así como la procedencia de la invasión (esporas pegadas a los restos del Columbia estrellado) y el "mensaje" de que los problemas del mundo son, irónicamente, aquello que nos hace humanos para bien o para mal... vamos, que un mundo perfecto sería muy aburrido (idea esta que también planteaban en "Equilibrium").
La historia ya la conocéis, invasores de tipo microscópico llegan a la tierra para apoderarse de nuestros cuerpos y mentes. Los infectados solo lograrán salvarse si consiguen no dormir, idea esta que sigue siendo tan aterradora como lo ha sido desde la primera versión.
Recomendada.

domingo, 16 de agosto de 2009

RAZORTOOTH

Que si, que lo de siempre (y en eso, el cartel no engaña). "Razortooth" es el típico producto destinado al Sci-Fi Channel (ahora Syfy!) en el que todo es previsible de la muerte y los efectos infográficos rozan lo casero (lo que en general no es malo del todo... pero aquí sí).
En este caso cambiamos las habituales serpientes y tiburones aumentados de tamaño y mala uva por una anguila con grandes dientes. Pero lo demás, se mantiene: los dos protas (ella es la sheriff en este caso) divorciados pero que tendrán que unir fuerzas para combatir el monstruo (y terminarán juntos de nuevo, claro), los jovenzuelos de hormonas desbocadas, los niños en peligro y el científico que de todo tiene la culpa y morirá en un acto heróico. Al final todo lo arregla la inevitable granada y The End... o no, que a lo mejor hasta hay secuela.
Como dijo aquel, parece que todas estas pelis partan del mismo guión, pues la estructura es idéntica. Si hubiese estado Lance Henriksen de por medio (o Lorenzo Lamas, aunque ese apunta más bajo si cabe) ya sería perfecto.
La cosa tiene sus dosis de gore (todo el infográfico... aunque hay UNA muerte realmente simpática), pero ni eso lo arregla. En este caso, el aburrimiento es muchísimo más mortal que la anguila asesina (confieso que dediqué 24 horas a verla, entre parones, salidas y siesta).
Eso si, el paraje pantanoso en el que está rodada es de lo más bonico.

sábado, 15 de agosto de 2009

VINILOS-2 (SINGLES)