sábado, 31 de enero de 2009

MY NAME IS BRUCE / POSESIÓN DEMENCIAL

Sin duda, esta es una de las películas mas esperadas por todo el fandon y las expectativas siempre han estado muy altas. Yo por si acaso, la vi anoche con cierta cautela. Y esa cautela, fue la que hizo que disfrutara de la peli como está mandado.
Unos jovenzuelos de un pueblo de la América profunda, despiertan por error al Guan- di, el demonio chino protector de los muertos ( y la soja). Mientras tanto, Bruce Campbell que vive en una destartalada caravana, se lamente porque las pelis que hace son una mierda, se acaba de divorciar y su carrera cae en picado.
Los habitantes de ese pueblo, pensando que la realidad Bruce Campbell es el cazademonios que interpreta en sus películas, corren a buscarle para que se cargue al Guan –di y Campbell, pensando que es una broma que le está gastando su representante, accede gustoso a ir a cazar a ese demonio.
Con ese punto de partida y ese prota, es muy difícil que no nos caiga extremadamente simpática desde el principio la película, y es que de hecho es una película muy simpática y que no tiene lugar si no eres fan de Bruce Campbell. Esta película la disfrutamos nosotros, pero no la veas con tu señora, porque a esta le parecerá una chorrada y es que en cierto modo, tambien es eso, una chorrada que se ve con agrado, pero nada mas.
Por lo demás la cosa es bastante previsible, no hay tanto gore como nos gustaría y el rey de la función, claro está es el señor Campbell, que se auto parodia exageradamente haciéndonos ver que es un cobarde, un egoísta y un prepotente de cojones. Y eso es justo lo que sabemos que vamos a ver desde un principio.
Ted Raimi, como no, también sale por ahí haciendo unos cuantos papeles haciendo algunos de los gags mas celebrados.
Acción, la película tiene mas bien poquita, pero como Campbell apenas sale de plano, no nos importa.
Resumiendo: No es una buena película, tampoco es una película en exceso divertida, ni siquiera es original e ingeniosa. Es una peli muy simpática hecha para los fans y con eso ya tenemos mas que de sobra.
Si Bruce Campbell no estuviera por ahí y fuera un personaje de ficción el protagonista, veríamos esta peli como lo que realmente es, una mierda. Pero, ¿Cómo voy a decir yo eso de un producto tan entrañable?

viernes, 30 de enero de 2009

BLINDNESS

Hay gente que tiene la extraña, e incomprensible, costumbre de rajar de una película solo porque esta le ha hecho sentirse molesto. Es decir, que todo le ha parecido de fábula, actores, historia, fotografía, etc... pero conque algo le ha ofendido, o le ha desanimado, la conclusión que saca de ella es que "Es una mierda". Sin comprender que, probablemente, que el film haya logrado despertar esos sentimientos es inoquívoca señal de que tiene calidad, pues ese era su fin (un poco como lo que le ocurrió a la muy potable "Los hijos de los hombres"). ¡Amigos!, no todo el cine está hecho para hacernos sentir bien o alegrarnos la vida. Y eso pasa con todo, ya sea cine de horror que te lo hace pasar mal, comedias con tendencia al humor escatológico... o dramas duros como este del que hablaremos a continuación.
No me cuadraba. ¿Cómo era posible una reacción tan negativa por parte de los asiduos del imdb (calificándola de "la peor película del 2008" o directamente odiándola) ante un film como "Blindness"?, el típico producto nacido para ser respetado por críticos y laureado en mil festivales. Cosa esta que tampoco ha pasado a un nivel general. El director es Fernando Meirelles, el de "Ciudad de dios", está basada en una novela del respetado José Saramago, y en el reparto nos encontramos con nombres tan destacados como los de Julianne Moore, Mark Ruffalo (actor por el que siento mucha simpatía desde que lo vi en "Zodiac"), Danny Glover o Gael García Bernal. Como veis, semejante curriculum no se encuentra cada día.
Entonces, ¿por qué?. Sencillo, "Blindness" no es una peli fácil, y está pensada para perturbar al espectador. Decía alguien que no la vieras si estabas deprimido o triste, ya que no daba ninguna esperanza de nada. Hombre, tampoco seamos tan duros, a mi entender, y a pesar de todo, el film tiene un desenlace razonablemente positivo, pero sí es cierto que hasta llegar ahí, el trayecto es durillo. La cosa va de que un día, y sin saber por qué, las personas comienzan a quedarse ciegas. El gobierno, atemorizado ante lo que parece un virus, pilla a los afectados y los encierra en un edificio, casi olvidándolos y manteniéndolos a raya del modo más contundente. Uno de estos afectados, Mark Ruffalo, es acompañado por su mujer, Julianne Moore, quien en realidad aún puede ver. Con el tiempo, el edificio se llenará de invidentes, y ante la situación de abandono absoluto, comenzarán a nacer los conflictos, que irán empeorando hasta que estallará la violencia. Pero esto no es el final de la historia, ya que el grupo protagonista, siempre guiado por la Moore, que nunca pierde la visión, saldrá al exterior y, bueno, digamos que las cosas no pillarán un color demasiado optimista.
Es cierto que cuesta un poco entrar en la peli. Hay momentos en los que te dices "O avanza un poco o me aburriré". Pero es que Meirelles deja lo mejor para la parte final, lo más intenso, destacando la dura escena en la que, con el fin de conseguir comida, las mujeres del grupo protagonista acceden a complacer sexualmente a sus opresores (seguramente este es el motivo de que también la peli desate las iras de las jodidas feministas). A eso hay que sumarle un ambiente apocalíptico maravillosamente logrado e imágenes de cadáveres devorados por hambrientos perros. Sí... ya lo dije antes, no es una película fácil.
Su estética es de un extraordinario look blanquecino, y brillante, que en ocasiones juega con los desenfoques y las imágenes desencuadradas, supongo que con el fin de hacer sentir al espectador lo mismo que los personajes ciegos.
Ya sabéis que, antes de un dramón o una peli con mensaje, prefiero mil monstruos, tres mil psicópatas o quince mil justicieros... pero cuando un film es bueno, lo es. Y si encima, es de aquellos que ha decidido aferrarse a un modo de hacer tan de los 70, provocando, tocando temas delicados y metiendo el dedo en la herida (y generando reacciones opuestas pero igual de apasionadas, odio/amor...) pues inevitablemente logrará ganarse mi afecto y simpatía. Y "Blindness" lo ha hecho.

miércoles, 28 de enero de 2009

COCODRILO, UN ASESINO EN SERIE

Deberían hacer un estudio sociológico para descubrir por qué el género de los cocodrilos asesinos tiene tanta aceptación. Da igual si hablamos de grandes productores o compañías modestas, aquí todo el mundo se apunta a esto de hacer películas de reptiles a los que les encanta comer carne humana. Y lo más curioso, es que yo estoy entre ese público incondicional.
A la vez que sonaba "El territorio de la bestia" (me niego a enlazarla otra vez a su reseña en este blog, ¡lo he hecho ya unas cuantas veces!), lo hacía también este "Primeval" de absurdo título Español. Decía el dire de la primera, Greg McLean, que la peli en cuestión era "Una basura". Francamente, vistas ambas, no veo que sean TAN distintas como para que el australiano crea que su aportación merece mayores elogios, ¿o es que se cree que lo suyo es un drama victoriano?. En fin.
Basada en hechos reales (y después de verla, deduces que muy libremente), el film narra las desventuras de unos periodistas (dos de ellos guapísimos, claro) que, liados con un cazador y un guía, parten para África con la idea de capturar vivo, y documentarlo, a un cocodrilo enorme que se está zampando a la población al completo. Así de trillada es esta premisa, que llegada la hora de proyección, da un pequeño giro argumental, olvida al animal, y se centra en las calamidades que causa el dictador de turno y cómo estas afectan a los protas, quienes muy ingeniosamente, se valdrán del cocodrilo asesino para solventar sus problemas. Esta idea, por chorra que suene, hace que "Primeval" se aparte un pelín de la rutina imperante en esta clase de películas. Eso si, al final pierden un poco los papeles, pero nada grave.
Por lo demás, pues lo de siempre, pero bastante bien hecho. Los efectos especiales no son perfectos, pero cumplen, hay algo de sangre y algunos sustos que funcionan de maravilla, como la secuencia de la niña que nada plácidamente en busca de su muñeca, que flota en pleno río. Mal hecho. Del reparto destaco, a gusto personal, al siempre interesante Jürgen Prochnow y a Orlando Jones, como contrapunto humorístico y no especialmente molesto. Del dire no había oído hablar en mi vida, y es que su especialidad es la caja tonta.
Puro cine de entretenimiento fast food... veo, disfruto razonablemente, lo cago... y me quedo tan ancho.

martes, 27 de enero de 2009

TENEMOS 18 AÑOS

Continúo viendo la filmografía mas amable de Jess Franco (es decir, sus comedias), con el visionado de su opera prima de 1959.
Dos jovencitas de 18 años de edad, deciden escribir un libro contando las aventuras que han vivido durante su viaje en coche a Andalucía durante las navidades. Durante el viaje se topan con todo tipo de estrafalarios personajes, les pasan montones de cosas y todas ellas surrealistas.
Jess Franco, es un reconocido fan ( y gran amigo) de uno de los genios incomprendidos que ha dado la comedia clásica de nuestro país, Pedro Lazaga y para esta comedia tan de los años 50, está mas que claro que a mamado de Lazaga. Pero no todo el tiempo. Ya desde el primer momento Franco deja entre ver todos los elementos ( tan personales) de lo que posteriormente va a ser su cine. Y es que esta es una película de historias, tres concretamente, con un nexo de unión entre las tres, que si bien está estructurada como un film de Lazaga, la cosa va derivando hacia el terror en su parte central, donde vemos claramente el estilo personal del director y hacia el drama desgarrado de Juan Antonio Bardem ( también amigo del director: No es una suposición, en una reciente entrevista que le hice al director, me confesó la gran influencia que ejercieron sobre el sus amigos Bardem y Lazaga y sabiendo eso, está claro de quien ha mamado en esta película ) al final, haciendo de esta película un pupurrí de géneros, un tanto extraño y, siempre con el tono cómico de fondo, por momentos inquietante.
A todo esto, sumémosle que el guión esta escrito por el propio Franco junto con esa maquina que siempre ha sido Antonio Ozores, para una película que en realidad es un vehículo para que Ozores se luzca, incluso mas que en cualquier película suya de la época (aunque figura en los créditos al final, es el protagonista absoluto). La mezcla final es totalmente explosiva.
Ozores, interpreta tres o cuatro papeles durante la película, curiosamente todos los personajes negativos de la misma, construyendo, malvados malvadísimos, siempre con sus chascarrillos típicos, pero demostrando unas dotes para la actuación, muy desaprovechadas a lo largo de su carrera.
Tambien tenemos en los papeles protagonistas a una jovencita Terele Pavez, que a dia de hoy anda vagabundeando por las calles, haciendo ya de tipa dura y de vuelta de todo.
Destaco la parte central de la película, la mas genuina de Franco de toda la película, en la que tras quedarse las jovencitas en medio de la carretera, son recogidas por un extraño carruaje de caballos el cual conduce un siniestro hombre enmascarado (Ozores) que las lleva a su castillo y les cuenta su historia: La de un joven misántropo que asesinaba en las noches de luna llena a todo aquél que se le ponía a tiro, hasta que una jovencita logra lanzarle ácido a la cara y de ahí la mascara. Las chicas quedan absortas ante tales hechos y es cuando Ozores se quita la mascara y venos su rostro desfigurado. Acto seguido, intenta dar cuenta de las chavalitas.
El look de Ozores, es tremendamente impactante, es exacto al de Michael Myers… pero estamos hablando de 1959 en España, lo que no es normal en una peli de estas características, y menos normal, el verle con la cara desfigurada, viendo como le cae la piel de la mejilla…Desconozco si esta peli tuvo problemas con la censura, pero tras ver esto me figuro que sí, pero claro es una comedia e igual la dictadura del tocayo del director, vio esto con otros ojos… ya me enteraré.
Otro aspecto que me ha llamado la atención, es que siendo esta una película ambientada en las fiestas navideñas, rechaza ese look meloso propio de películas de la época como por ejemplo LA GRAN FAMILIA, convirtiéndose, no se si voluntaria o involuntariamente en una de las películas navideñas mas anti navideña de la historia.
Con todo, decir que yo he disfrutado mucho de esta película, que contiene todos los elementos que a mi me gustan (recordemos, que soy fan de nuestro cine cómico clásico, además de ser fan de otras muchas cosas), que nunca Ozores estuvo mejor en otra película, y que esta es una película rara, distinta, extraña y que tras verla no me extraña que su director se ganara la fama de raro en aquella época.
Por supuesto, la música Jazz de Franco está presente durante toda la cinta.
De lo mejorcito de Jess Franco.

LA NOCHE DE LOS PIRADOSVIVIENTES

Una comedia de horror Alemana, a cuyos artífices, debió gustarles mucho EL DIABLO METIÓ LA MANO, porque aunque no podamos hablar de plagio, si que está exactamente igual estructurada que la americana, y prácticamente, con algunas variantes, cuenta lo mismo.
A un adolescente, se le pone muy gorda con la chica mas popular del instituto, que lógicamente le ignora, así que recurre a la magia negra de sus amigos góticos, para lograr que esta se fije en el. En un desastroso ritual en el que usan cenizas de un muerto, estas acaban esparcidas por accidente sobre los cuerpos del prota y sus dos amigos que tras tener un accidente de trafico en el que mueren, se despiertan convertidos en Zombies y aprovechando esa situación para disfrutarla, devolviéndole la bola a los matones que siempre se han estado metiendo con ellos y conquistar a la chica de marras, caen en la cuenta de que se están descomponiendo ( ¡al prota se le cae la polla¡), y que no pueden controlar sus impulsos a la hora de comer. Así que tienen que volver como sea, a su estado normal que es estar vivos.
Desde luego, esta película parece Americana, no le veo yo el toque Europeo por ningún lado.
Una comedia Teen de horror, que está muy bien rodada y muy entretenida y que si tienes la tarde tonta, y quieres entretenerte un rato, esta película es la que debes ver.
Eso si, aun con elementos fantásticos y zombies de por medio, la peli es blanca blanquísima, para todos los públicos, y la sangre no brota prácticamente por ningún lado. Incluso le gana en sangre la película americana a la que esta toma como referencia. Tetillas si vemos alguna.

Muy Pronto Seré Invencible (Libro)

Con este titulo tan sugerente inicia su andadura en el mundo literario Austin Grossman. El hasta ahora diseñador de videojuegos como Deus Ex o Tomb Raider Legends, se atreve a novelizar un reflejo de los superhéroes (y supervillanos) que todos conocemos de una forma realista y mas humana a la que estamos acostumbrados. Lógicamente por temas de derechos y para tener mas libertad a la hora de desarrollar los personajes, no veremos a Superman, pero si a su reflejo en este universo, Fuego Esencial, o a Batman, aquí llamado Lobo negro. Pero centrémonos en el protagonista, el Doctor Imposible. Con este nombre en clave bien podría ser una versión de El Doctor Extraño, pero no, ya que el Doctor Imposible es el villano de turno. Una mezcla entre el Doctor Muerte por su gran inteligencia y habilidad con las maquinas, y un poco de El Hombre-Topo por su báculo, o al menos esta es la idea que yo me hago.

El Doctor Imposible ha sido derrotado y encarcelado 12 veces, lo que le hace plantearse las razones que tienen los supervillanos para seguir intentando conquistar el mundo. Aunque estas razones pueden ser vagas y difusas, el Doctor Imposible pretende conquistar el mundo nuevamente, pero antes se hará invencible para poder luchar contra los superhéroes que una y otra vez le han derrotado. Lo tiene todo calculado, y aprovechando la desaparicion de Fuego Esencial, su mayor némesis, parece que todo esta a su favor. Solo tiene que salir de la carcel y ponerse manos a la obra.

La novela tiene como protagonista al citado Doctor Imposible y su plan de dominacion mundial, pero no es el único hilo conductor del argumento, ya que Fatale, una mujer cibrog con amnesia de todo lo anterior a transformarse en lo que es, nos narra sus vivencias desde el lado de los superhéroes. Así se van alternando los capítulos del libro, y podemos tener una perspectiva mas amplia de cómo es el mundo de estos superhéroes y supervillanos. Con Fatale, vemos que los héroes no son como la gente de a pie cree, y que ser un ciborg es algo muy duro, medicaciones antirrechazo, un mantenimiento caro y muy exclusivo, y el mayor de sus temores, el oxido. Y Con el doctor Imposible entendemos un poco mas a todos los villanos, incluso llegamos a identificarnos con el y con el patetismo que rezuman los que están condenados a fracasar.

Imprescindible si eres amante de los comics, no volveras a mirar con los mismos ojos a esos pobres desgraciados embutidos en estrafalarios trajes de colores chillones que muerden el polvo una y otra vez, y otra, y otra, y otra, y otra..... porque nunca dejaran de intentar conquistar el mundo.

ALIEN 2

Hablemos de cine italiano de horror de los 80. Mmmmh! que entrañable, ¿verdad?. Centrémonos en las secuelas bastardas de éxitos mainstream que esta gente eran especialistas en fabricar. Realmente, en el cine italiano de la época abundaban los plagios temáticos, pero las continuaciones no oficiales eran menos... podemos citar "Zombi 2", "Patrick vive ancora" o este "Alien 2" (no olvidemos que el "Tiburón 3" de Enzo Castellari fue idea del distribuidor, en Italia y otros países del mundo se la conoce como "El último tiburón").
El caso es que, a pesar de tratarse de una obvia serie Z, y de la malísima prensa que tiene en todas partes, yo la considero una de mis favoritas. ¡En serio!. Da la casualidad que habré visto ya "Alien 2" unas cuantas veces, y cuando termina siempre me deja el mismo regusto positivo. A ver, soy consciente de sus muchísimas limitaciones, claro, y de su ritmo a veces dolorosamente pausado, pero no se, ¿que quieren que les diga?, conmigo funciona. Tal vez se deba a que la falta de medios era tal que los autores se vieron obligados a moderarse mucho, y les quedó un film muy muy sobrio y coherente en su forma. Por ejemplo, las secuencias de efectos especiales son pocas, pero precisamente por eso, resultan muy llamativas. Sus trucajes son rudimentarios, pero perfectamente efectivos.
Un grupo de espeleólogos se dirigen a explorar una gruta al mismo tiempo que los astronautas de una misión especial desaparecen de la cápsula que, supuestamente, debería haberles devuelto a la tierra. Pronto, el suelo comienza a estar infestado de unas extrañas piedras azules. En una parada para necesidades imperantes, uno de los integrantes del grupo coge una de dichas piedras y se la guarda en la mochila. Poco sabe el que, ya bajo tierra, esta comenzará a palpitar y acabará expulsando una horrible forma de vida que les amargará la excursión.
Como toda producción de su estilo, el gore es notable, aunque sin llegar a los excesos de Fulci. Además, está tratado con imaginación y mucho gracejo. Por ejemplo, mi escena favorita es aquella en la que la cámara hace un tranquilísimo travelling al cuerpo tumbado de una víctima, empieza por sus pies, va tirando, tirando, hasta llegar a su cabeza, nos fijamos en su rostro y vemos que palpita. De pronto, de su ojo, aparece una extraña masa de carne. No se que dirán los demás, pero a mi es este un momento que me encanta (incrementado por la extrañísima banda sonora, tan cutre como ideal). Vamos, que las limitaciones de "Alien 2" le hacen un gran favor. Todo lo contrario que el título. En realidad, y como ya habréis deducido, el parecido entre este film y el de Ridley Scott es prácticamente nulo... comprendo que, por cuestiones de taquillaje, llamarlo "Alien 2" sería un acierto, pero la verdad es que reducir el film a la condición de plagio es una cagada, ya que, irónicamente, en realidad ofrece aspectos más originales que la mayoría de producciones Italianas de la época. De hecho, podría decirse que se adelantó a "The Descent" y, en cierta medida, a las mutaciones que el invasor produce sobre el cuerpo humano de "La Cosa" (aunque desconozco si estas iban detalladamente descritas en el relato original que inspiró este film y su añejo precedente).
Centrándonos en el personal, el único nombre que destaca es el de Michele Soavi, el legendario director de "Aquarius" y "Mi novia es un zombie", quien antes de dar el salto tras las cámaras, tuvo el honor de intervenir como actor (y técnico) en la gran mayoría del horror producido en su tierra. Destacamos también a la actriz protagonista, Belinda Mayne, básicamente por su atractivo y por esas tetas de órdago. Y el director, Ciro Ippolito (que figura en los créditos como Sam Cromwell... ¿por qué los pseudónimos de los Italianos cantan tanto?), con una carrera bastante completa, pero sin nada destacable salvo el título tratado.
"Alien 2" no es un plato para todos los gustos, eso fijo, pero a poco que sientas nostalgia de aquellas carátulas rechonchas y rojas de José Frade, del inconfundible look de todas aquellas pelis (en realidad en ese aspecto eran TODAS exactamente iguales), de los pseudónimos, de la maravillosa dejadez de sus realizadores (en el caso de "Alien 2", buena parte de su metraje está rodado con contundente cámara al hombro), del gore artesano y etc, etc, creo que entonces podrás gozar de ella tanto como yo.

sábado, 24 de enero de 2009

LOS DEPREDADORES DE LA NOCHE

Hace unos días, después de ver un vídeo del encuentro entre Víctor con Jesús Franco y escuchar muy atentamente las historias que mi amigo me contó, comencé a darle vueltas a la cabeza, repasando la lista completa de todas aquellas pelis que había visto del tipo. Creedme, son muchas. Pero la dificultad no consistía únicamente en rememorar todos los títulos, sino en sacar la conclusión de "¿Cual de todas ellas me gusta más?". Tras debatirlo durante días y horas, sentado en la taza del vater y de pie, lo tuve claro: "Los depredadores de la noche". Escribir una reseña para este blog era el lógico paso siguiente.
¿Por qué "Los depredadores..." es una de las mejores pelis de Jesús Franco?. Fácil, porque es un mero encargo de los franchutes que nuestro cineasta se limita a realizar del modo más profesional posible. Salvo la obvia referencia al universo del Dr.Orloff (encarnado por el habitual de tio Jess, Howard Vernon quien, por cierto, sale acompañado por Lina Romay en un papel minúsculo), un personaje muy apegado a la filmo del director de "Bloody Moon/Colegialas Violadas" (otra de sus obras más tragables), el resto no tiene nada de su cine... no hay zooms a mansalva (aunque los hay), no abundan los absurdos delirios surreales y en general, la estética es muy comedida, intentando acercarse al máximo al look del cine americano. Naturalmente no lo consiguen, dando como resultado una cosa muy fría y acartonada, pero el esfuerzo bien merece mi respeto y, como digo, al menos sirvió para que Franco se contuviese.
Helmut Berger (super soso... cosa que beneficia a su personaje) es el doctor Flamand, director de un respetado hospital dedicado a rejuvenecer a viejas ricachonas. Una de estas, descontenta, le ataca lanzándole ácido a la cara. El doc lo esquiva y se estampa en la faz de su querida hermanita, que queda bastante desfigurada. A partir de aquí empieza la obsesión de Flamand por encontrar una mujer atractiva a la que extraerle la piel del rostro y pegársela a su igual. Cosa esta que hará con la ayuda de su enfermera (la más que sexy, y actriz porno según el día, Brigitte Lahaie) y un médico ex-nazi. Una de las secuestradas será una modelo farlopera (Caroline Munro), cuya desaparición alertará a su señor padre (Telly Savalas, cuya actuación se limita a cuatro paredes y poner caras de póker), quien recurrirá a las artes de un duro detective (Chris Mitchum) para que la localice.
Berger, Vernon, Lahaie, Munro, Savalas, Mitchum... sí, ustedes lo han dicho, el reparto es de lo más interesante y exótico. Muy eurotrash. Por lo demás, "Los depredadores de la noche" se erige como un film razonablemente entretenido, con bastante ritmo, y que no decepciona en cuanto a erotismo y, sobre todo, gore, muy gráfico y generalmente facturado por un matón a las órdenes del Doctor Flamand de inquietante aspecto. En Francia se dio mucho bombo a esta peli, sobre todo en la prensa especializada, y es que el verdadero astro de la misma es su productor, René Chateau, también guionista bajo el alias de Fred Castle. Un tipo que se dedicaba a la distribución y un buen día decidió tirar la casa por la ventana produciendo este film. El que no repitiera la experiencia probablemente se deba a que la cosa no acabó de funcionar.
Al final, lo más odioso son las horterísimas canciones pop que suenan... en especial la de los créditos iniciales, que además de horripilante, se repite al menos como 4 o 5 veces a lo largo del metraje. ¡Cristo!, ni "Hostel" oiga.

viernes, 23 de enero de 2009

WOLF CREEK

Hay cosas que, cinematográficamente hablando, no comprendo. Por ejemplo, las buenas críticas e impresiones que por todas partes se llevan la película "Déjame entrar" y el corto "Snip"... no entraré en detalles, pero os aseguro que mi opinión al respecto dista bastante de lo que he leído y oído por ahí. Tampoco comprendo la buena prensa de "Wolf Creek", la primera película propiamente dicha del Australiano Greg McLean. ¿Significa eso que la considero una basura?... no, tampoco, pero simplemente no me entra en la mollera que se tenga en tan buen aprecio un film que, esencialmente, es más de lo mismo.
Tres amigos visitan Wolf Creek, o lo que es lo mismo, el enorme crater de un meteorito que hay por el desierto Australiano. Naturalmente caen en una trampa, la que les prepara un viejo cazador local, cansado de capturar canguros y que se divierte más jugando con seres humanos. El resto del film será la lucha de los tres por sobrevivir y escapar de sus garras.
"Wolf Creek" fue un gran éxito en Australia, y reactivó su adormilgada producción de cine terrorífico. Nadie puede negar que está estupendamente rodada, los paisajes son tremendos y la fotografía muy bonita en algunos casos. Los actores lo dan todo, especialmente el asesino, cojonudo. Y las secuencias más impactantes y de suspense funcionan, sobre todo el descubrimiento del pozo repleto de cadáveres o la inevitable persecución de coches (inevitable por la nacionalidad del film).
Sin embargo, "Wolf Creek" no deja de ser la enésima copia de "La matanza de Texas"... incluso, como aquella, está muy vagamente basada en hechos reales. Ergo, puede llegar a resultar un poco aburrida y monótona. Por eso no entiendo que allá donde va, salga siempre tan bien parada. Está claro que a Greg McLean se le da muy bien reciclar temas sobados y volver a darles brillo, como ya hiciera en su siguiente película, pero no estaría mal que para la próxima intentara hacer algo, no se, no más original, simplemente menos trillado. Por curiosidad oiga.
Eso si, por lo que he leído habrá un "Wolf Creek 2", aunque el dire asegura que será mejor que las secuelas al uso. ¿Nos lo creemos?.

jueves, 22 de enero de 2009

WELCOME TO THE JUNGLE

No soy de los que apoyan la teoría de que "El proyecto de la bruja de Blair" se copió de "Holocausto Caníbal". Francamente, no creo que Ruggero Deodato inventara nada. El concepto del documento perdido y reencontrado que luego desvela hechos secretos no opino yo que sea exclusiva del director de "Body Count". Sin embargo, es un hecho de ambas pelis tienen una base común y siempre han ido asociadas. Por ese mismo motivo es del todo curioso que exista "Welcome to the jungle", la casi perfecta mezcla de las dos.
Unos chavales notablemente idiotas y algo desagradables se obsesionan en encontrar a un tipo desaparecido en plena Nueva Guinea, y lo hacen con un par de video-cámaras en la mochila. A medio camino demuestran una notable falta de respeto por ciertas creencias locales y, cómo no, acaban pagándolo caro en manos de los caníbales.
Decía arriba que la combinación es casi perfecta, y recalco lo de casi, porque aunque los parecidos con "El proyecto de la bruja de Blair" son muy obvios y notables (el desenlace mismo), los de "Holocausto Caníbal" se quedan en la superficie. "Welcome to the jungle" no es ni tan gore, ni tan desagradable, ni tan cruda, ni tan fea, ni tan políticamente incorrecta. Además, el film tarda como una hora en entrar en terreno propiamente terrorífico, antes nos tendremos que tragar las chorradas de rigor del grupo protagonista. Y si en la obra de Deodato, la mujer empalada era casi como el "start" de la pesadilla, en "Welcome to the jungle" se repite idéntica treta, aunque la estaca entre por otro lugar.
Mas allá de ser una buena película, "Welcome to the jungle" (también conocida como "Cannibals") es meramente una cosa curiosa que una vez vista, tampoco invita a la repetición. Aunque para curioso, el hecho de que el director sea Jonathan Hensleigh, responsable del "Punisher" con Tom Jane y la producción corra a cargo de Gale Ann Hurd, ex-socia (y ex-mujer) de James Cameron.

miércoles, 21 de enero de 2009

COCKTAIL

En muchas películas, el nombre de algunos personajes, perdura en nuestra memoria incluso más que las películas en las que aparecen. Como muestra el de los protas, de esta hortera y entrañable película ochentera : Brian Flanagan ( Tom Cruise) y Doug Coughlin (... Y su ley de Coughlin) (Bryan Brown).
No se por que extraño motivo, ayer me vinieron a la cabeza esos dos nombres, y como consecuencia de esto la película, que adquirí en DVD hace ya algún año, pero que no había visto desde hace un montón de tiempo.
Con muy buenos recuerdos de mi pre adolescencia y el del día que la vi por primera vez en el cine Benares (¡que tiempos, coño¡), me dispuse a verla.
Y se mantiene fresca, terriblemente hortera, pero muy fresca, sin trompicones de ritmo y sin que el rastro del tiempo haga mella en ella; Vale, las pintas son muy de los 80, los peinados causan hasta risa, pero salvando esas obviedades, la película podría muy bien estar rodada hace apenas un par de años. Eso sí, de aspecto físico, Tom Cruise está ahora exactamente igual que hace 20 años. Que suerte tiene el tipo...
El Ambicioso Brian Flanagan, tras acabar el servicio militar, decide que lo que quiere es hacerse millonario. Intenta probar suerte como Yuppie, pero como lo único que tiene es una etiqueta de anís del mono, de casualidad una noche entra en una taberna donde conocerá al filosofo Doug Coughlin, que le enseñará todos los malabarismos necesarios para ser un buen Barman.
Entre unas cosas y otras, Flanagan conocerá a Elisabeth Sue, a la que preñará y dejará tirada por tirarse a una ricachona y convertirse en un mantenido ( el sueño de todo vago que se precie de serlo).
Lo que me ha llamado la atención en este nuevo visionado, a parte de que la película está muy bien, es lo machistas, vagos y crueles que son nuestros protagonistas masculinos, que entre vacile y vacile con las botellas, todavía tienen tiempo de hacer apuestas para ver quien liga antes, o para levantarse las novias mutuamente, todo esto acompañado de un lenguaje soez, que yo agradezco mucho. Me hacen mucha gracia los tacos en las pelis, que le vamos a hacer...
Y es una de esas pelis multi genérica, con toques de drama, comedia, romanticismo... o sea que no sé en que saco meterla.En definitiva, que ya no se hacen películas como las de antes...

martes, 20 de enero de 2009

SAVING GOD

El maravilloso Ving Rhames, continúa poniendo pasta en productos para video para su lucimiento, acostumbrándonos ya a ese estilo, más propio del actor y productor que de los directores o guionistas que contrata para elaborarlos. Que al bueno de Ving le de por dirigirlos, es solo cuestión de tiempo.
Y con este, el último producto que ve la luz, se nos ofrece lo de siempre; tiros, ostias como panes y venganza. Está claro que este rollo funciona, así que ¿para que cambiarlo?
En esta ocasión, Ving Rhames interpreta a un presidiario que encuentra a Dios estando entre rejas y se hace pastor, el Pastor Kane (hasta el nombre es chanante). Una vez fuera de presidio, decide levantar la iglesia en ruinas, legado de su padre, a la par que aleja de la venta de drogas a uno de los muchachos del barrio. Obviamente, los jefes de este muchacho, no consideran oportuna esta decisión, así que hace lo que todo buen traficante haría en estos casos: Hacerle pagar con su vida. El pastor Kane, además de cura, es un tío de la calle, así que ante tal acto, no duda en ejecutar su violenta venganza… claro que ahora Dios está por medio y acaba con esa espiral de violencia en unos momentos.
Que Ving Rhames en esta película, haga de predicador ex convicto, no es mas que una excusa para darle color a sus monotemáticos registros interpretativos, porque lo cierto es que siempre hace de presidiario violento y redimido que al final tiene un corazón de oro. Claro, que por otro lado, los fans de Ving, no queremos ver hacer otro tipo de papeles; de presidiario ya nos va bien, así que por dios, ¡que siga en esa línea!
Sin darse cuenta, Ving Rhames se está convirtiendo en una especie de Charles Bronson del nuevo milenio, es decir un tipo que entre película mainstream y película mainstream, se está haciendo un hueco muy guapo en la serie b, dando productos muy entretenidos e iguales unos a otros. Y a mi eso me parece maravilloso.
El titulo, no puede ser mas molón (en castellano sería algo así como SALVANDO A DIOS) y para la ocasión, dirige el cotarro Duane Crichton, con solo una peli en su haber y firma el guión ¡Michael Jackson! No he dado con la info de marras, pero supongo que no se tratará del Michael Jackson que todos conocemos.
Un peliculón, como todos los de Ving.

domingo, 18 de enero de 2009

LA PRESA

Uno de los títulos clásicos del "cine de supervivencia", subgénero este encabezado por "Deliverance", y uno de mis favoritos. Su cartel me producía escalofríos de chaval. Se hizo en 1980, pero tiene un lógico regusto a los 70, por su estética, su ritmo (tranquilo, contemplativo en algunos aspectos, pero no pausado), sus estupendos actores y su sentido de la violencia, cruda y directa.
Una patrulla de la Guardia Nacional de Louisina sale de prácticas por la fabulosa y fotogénica zona de los pantanos. Se topan con los lugareños y, a causa de una inoportuna broma mal entendida, estalla el conflicto. A partir de ese instante, jugarán al gato y al ratón... situación que los soldados llevarán en franca desventaja. Uno tras otro, irán cayendo ante las trampas mortales o las balas de los habitantes de la zona.
Un Walter Hill en plena forma despega su capacidad para hablarnos de situaciones límite y tipos duros. Actores del calibre de Keith Carradine, Powers Boothe, Fred Ward, Peter Coyote o Brion James ponen rostro a unos personajes desesperados (todos hombres, no hay mujeres en papeles relevantes... hoy se buscarían la vida para colar una de algun modo). Intérpretes de esos que quizás no sean muy muy famosos, pero destilan carisma y su presencia siempre es agradecida.
El director logra que te "encariñes" con todos ellos, a pesar de ser algo antipáticos y/o gilipollas. De modo que sus muertes te llegan a saber francamente mal, aunque solo sea por, eso, ser una panda de pobres idiotas que no merecían ese fin y menos a causa de una broma. La tensión se va manteniendo a lo largo de todo el metraje, hasta su estupendo climax final, desarrollado en una aldea (y en la que, por cierto, hay imágenes reales del sacrificio y despellejamiento de un cerdo... aunque rodado con bastante menos mala leche de cómo lo haría un italiano) y en el que, inevitablemente, estalla la violencia que pondrá punto y final a la batalla. Luego, la huida de los supervivientes y el extraño pero fascinante desenlace.
Una pequeña joya a descubrir.

viernes, 16 de enero de 2009

LAS CHICAS DE COPACABANA

De todas las películas de Jess Franco que he visto, mi favorita, la vi por primera vez anoche. Y es LAS CHICAS DE COPACABANA.
Tres jovencitos (dos chicos y una chica) residentes en París, que se llevan tan bien y se quieren tanto que incluso hacen tríos, deciden irse de vacaciones a Brasil, con el fin de tirarse a todo lo que se mueva.
Con esta premisa, las situaciones cómicas se repiten, y los enredos, dando como resultado una agradable comedia de faldas de las de toda la vida.
Es como una comedia de Ozores, pero muy afrancesada, es decir, que mientras que las del maestro Ozores, despiden un tufillo machista muy agradable, todo sea dicho, esta es más bien Hippiosa, el amor libre, la despreocupación de cuando uno es joven, sexo sin prejuicios…
Y lo mejor de todo es que es súper entretenida, una rareza en el cine de Franco, ya que está montada con ritmo, casi de videoclip y la cámara no para de moverse, aunque sea a trompicones. Eso si, está mas descuidada de lo normal. La peli contiene imágenes de archivo y cantan a 300 kilometros. Eso pensamos en un principio, pero luego dudamos, porque hay planos en los que salen los actores, tan mal iluminados y tan quemados, que parecen también imágenes de archivo… con lo que uno llega a la conclusión, que igual todas esas imágenes del Carnaval de Copacabana, no son de archivo, si no la total dejadez del director.
Por otro lado, tiene una escena de enredo, con el protagonista escondiendo en la habitación del hotel en el que está a sus cinco amantes, para que su padre que irrumpe allí no las descubra, que es digna del mejor Ozores, del de QUE GOZADA DE DIVORCIO y del de CUATRO MUJERES Y UN LÍO. Pero es que claro, ambos han mamado de Billy Wilder, y eso no se les ha reconocido nunca.
En definitiva, que se ve con agrado, que el pajero encontrará sosiego y que es una hora y veinte de entretenimiento masivo. Algo que no suele ser común en la filmografía del director.
A pesar de ello, la película fue un fracaso estrepitoso. Yo hay cosas que no entiendo.

LIVE FEED

Pillan a una jaca de buen ver, en top-less, y le incrustan un tubo de plástico en la boca (el cual se lleva varios dientes por delante). Seguidamente, introducen una serpiente pequeña por el mentado tubo. Cuando el bicho ya ha entrado, a la moza le grapan los labios y, un rato después, le abren un boquete en un costado, justo bajo una teta, del que, tras de un chorretón de sangre... sale la serpiente. ¿Magia?... no, esta es la mejor escena de "Live Feed", y si os la explico con pelos y señales es para haceros un favor, ya que el resto de la peli no vale mucho... o nada, y así os ahorrais perder 80 minutos de vuestra vida.
Unos chavales están de fiesta por China. Aquello que se lían con un grupo mafioso y pronto se verán sumergidos en el oscuro mundo del subporno, convertidos en carne machacable para gozo del padrino de turno. Todo ello facturado por un tipo enorme de chanante aspecto (el del cartel) quien, cuando ve morir a su padre por obra y gracia del jefe de la mafia, decidirá dar la vuelta a la tortilla.
"Live Feed" es un cutre-exploitation de la moda que imperaba en su año de producción, 2006, el torture-porn. Tiene los mismos ingredientes que los "Hostel" y que "Turistas"... la diferencia es que resulta muchísimo más aburrida... algo menos gore que las de Eli Roth (sangre hay mucha, pero la única tortura enfermizamente ingeniosa es la narrada arriba), enojosamente chapucera (está grabada en evidente vídeo, intentando disimularlo con una recargada estética de colores vivos), terriblemente actuada y, eso si, con el mayor número de tetas posible.
Su director, Ryan Nicholson, comparte con su faceta de director la de técnico en efectos especiales. De hecho, suyos son los protésicos de "
Ogre" y es que, salvo en contadas ocasiones, su especialidad son los productos televisivos. Por lo visto Nicholson tiene una peli precedente (de hecho un mediometraje de 46 minutos titulado "Torched") bastante reputado... y es obvio que este "Live Feed" no le va a quitar el puesto en ese aspecto.

jueves, 15 de enero de 2009

LOS PERROS DORMIDOS MIENTEN

Una chavala muy guapa, que tiene un novio maravilloso, que le pide matrimonio, piensa que para que su relación sea del todo perfecta, no tiene que tener secretos con su pareja. Un día, sincerándose ambos y contándose sus secretos mas íntimos, el confiesa que de adolescente, jugó a la galleta con un amigo y perdió ( es decir, que se comió una galleta en la que previamente habían eyaculado los jóvenes). Así que ella, en un alarde de sinceridad, y pensando que su pareja es la ideal, le cuenta su gran secreto: Cuando estuvo en la universidad, le hizo una felación a su perro, un enorme Dogo. Una felación completa, o sea, que hasta se tragó el semen de can.
Una comedia romántica y muy, muy “indie”, muy simpática, con unos personajes cojonudos y un guión maravilloso.
Sabiendo esta premisa, es fácil que a uno le entren ganas de verla, además de esto, es muy simpática y se ve con mucho agrado. Pero no es una película que en un principio a mí me apeteciera ver. ¿Qué es lo que me motivó a verla? Pues su director, Bobcat Goldthwait. Así a priori este nombre quizás no os diga nada, pero si digo que es Zed (si, el macarra que hablaba raro y gritaba...) de LOCA ACADEMIA DE POLICIA, que a su carrera de actor cómico, hay que sumarle su carrera como director. La mayoría de trabajos que ha hecho, son televisivos, pero ha hecho alguna película, como esta, que fue la sensación de Sundance en 2006. Choca un poco que un actor secundario de películas mainstream, se lance a la dirección de películas independientes ¡¡y filmadas en video!!, pero es que además tiene mogollón de talento. Una de las cosas que me ha entusiasmado de esta película, es el guión, plagado de chistes enfermizos, pero con la habilidad de adaptarlos a todos los públicos y el resultado es tremendamente divertido... Y resulta, que el guión, también es suyo.
Ya tenía simpatía por este hombre, con sus alocados papeles, pero ahora, me es más simpático aún y chafardeando por ahí, he descubierto que su ultimo trabajo, es un corto titulado GOLDWAITH HOME MOVIES, en el que ha montado las escenas mas divertidas de sus videos caseros. Ya voy loco por verlo.
Como dije antes, los personajes son cojonudos y los actores, semi desconocidos, la verdad que lo hacen muy bien. A destacar la protagonista, Melinda Page Hamilton, que me ha gustado mucho, tanto como actriz, como físicamente (¡que guapa!), el que hace de hermano de ésta, Jack Plotnick, un drogadicto esquizofrénico y sobretodo, el que hace de autoritario padre de la chica, Geofrey Pierson.Una agradable sorpresa, que me ha hecho indagar mas en la carrera como director del hoy muy desmejorado físicamente Bobcat Goldwaith. Y es que la peli, está muy bien.

lunes, 12 de enero de 2009

DE TRIPAS CORAZON

Un abogado alcohólico libra de la cárcel a un delincuente. Este en está tan agradecido que procura hacerse amigo del abogado, pegándose a el y a su novia durante todo el tiempo, llevando a pasear a esta, llenándoles de regalos… Y entre la novia del abogado y el macarra, acaba surgiendo el amor. Pero claro este tipo es un delincuente y acabará metiéndose en problemas.
Mi delincuente-actor favorito, es sin duda José Luis Fernández “El Pirri”, surgido de las calles mas sórdidas del Vallecas de los 80, junto José Luis Manzano. Entre pico y pico que se metían, Eloy de la Iglesia los “rescató” de la calle, para que protagonizaran la peli de maleantes que les lanzó a la fama; NAVAJEROS.
Y es que el Pirri, es el típico yonkie escuálido, desdentado y hecho polvo que podías ver tirado en cualquier descampado metiéndose un chute bien guapo por las venas en aquella época en que había mas yonkies que otra cosa en el extrarradio Madrileño. Es mas es uno de esos tipos que si te lo encuentras por la calle, te cambias de acera, porque está claro que nada bueno te va a hacer.
Después de hacer sus apariciones en todas esas películas, el Pirri comenzó a gozar de mucha popularidad mediática, y como el mismo reconoció que una de sus pasiones era el cine, tras protagonizar unas cuantas pelis fuera del subgénero que le dio la fama, acabó como critico cinematográfico del programa de t.v. PIRULI QUE TE VI, donde te morías de risa escuchando al jodio yonkie dar su opinión sobre los estrenos de cartelera del momento. Yo recuerdo una critica suya de la película NUNCA FUIMOS ANGELES, que no tenía desperdicio alguno. Claro que esta sección en el programa, duró poco, pues a los pocos meses apareció muerto en un descampado de Villaverde victima de, como no podía ser de otra manera, una sobredosis.
DE TRIPAS CORAZON, es una película muy curiosa, ya que a parte de estar concebida para lucimiento total y absoluto de las dotes interpretativas del Pirri, es una mezcla de dos géneros que estaban llenando las salas en los 80: La comedia Madrileña y las películas de maleantes. Con todo el resultado está entretenido, viendo los problemas de pareja de Juan Diego y Patricia Adriani y la parte cómica de la cinta por parte del Pirri, amén de un par de escenas típicas del cine de maleantes. Además esta película es la afortunada poseedora de la escena mas violenta de cuantas se han podido ver en el subgénero, una escena sangrienta, que para si hubieran querido cualquiera de las partes de EL PICO o PERROS CALLEJEROS, y que se agradece debido a la condición blanca de la película, y es una escena en la que uno de los amigos del Pirri, entra a atracar a una joyería y con una recortada, revienta al dependiente. Jamás vi tanta sangre en una escena de una simpática película Española. Una exageración, que en montaje acentúan con cámara lenta, y que vi repetidas veces, dando para atrás en mi reproductor, por lo impactante que es.
El director de esta peli, es un cualquiera llamado Julio Sánchez Valdés, que después de un par de películas menores se curtió en series de televisión, volviendo al cine en 2004 con una infame comedia juvenil llamada XXL.

domingo, 11 de enero de 2009

LAS MANOS DEL DESTRIPADOR

No estoy muy puesto en Hammer Films. De hecho, nunca he sido demasiado fan de la productora... muchas de sus pelis me aburren mortalmente. Ya dije no hace mucho que mis producciones Hammer favoritas son aquellas que los expertos suelen situar en su "época de decadencia". No estoy seguro de que el film que ahora comento pueda entrar en esta categoría... pero está claro, o eso creo yo, que se trata de uno de sus "títulos menores".
A pesar de todo, me dije "Voy a verla". No se, por mera curiosidad. Y oye, me gustó bastante... bastante más de lo que suelen gustarme las producciones de tan respetada compañía. La cosa va sobre la hija de Jack el destripador, nada menos. Traumatizada, la moza cae en las manos de un psicólogo obsesionado en ayudarla. De entrada parece angelical y tal, pero a poco que le den un beso (!), la muchacha pierde el pedal y se carga al pobre incauto con lo que tiene más a mano.
Lo primero que me sorprendió de la peli son sus razonablemente gráficos asesinatos. En realidad lo son dos de ellos. Una degollación la mar de jugosa y una mano/ojo atravesado por unos punzones, en generoso primer plano. Hablamos de 1971, así que después de todo ya tiene sentido (como la referencia al poderío de dos buenas tetas). Lo segundo que me sorprendió es que la historia se sigue con interés y entretiene mucho. Vale, el final es un poco chorras y precipitado, pero cuando llega solo han pasado 85 minutos, y oye, eso siempre se agradece.

SPLINTER

Todas las referencias que tenía de esta peli eran la hostia, tanto por los amigos como por la prensa especializada y los festivales que no dejaban de premiarla. Me moría de ganas de verla, y ayer lo conseguí. Las expectativas, en mi caso, son muy peligrosas, ya que suelo poner el listón muuuy arriba. No puedo evitarlo. Así que, teniendo ese aspecto en cuenta, que mi opinión de "Splinter" sea buena (aunque no entusiasta) ya es todo un logro.
Una pareja un poco repelente van de excursión. De camino son tomados como rehenes por otra pareja, esta formada por delincuentes. Juntos recalan en una estación de servicio y ahí serán atacados por un ente extraño al que tendrán que combatir.
Vale, lees eso y dices "Más de lo mismo". Y sí, en esencia así es. Pero como dije en su momento en la reseña de "El territorio de la bestia", los temas manidos, en las manos correctas, pueden parecer diferentes. Y eso le ocurre a "Splinter". El modo de filmar, narrar y actuar hace mucho por evitar la extrema sensación de "déjà vu". Eso, y el enfoque que los autores le den a la criatura. En el caso de esta peli estamos ante algo francamente novedoso y diferente, un algo que se apodera de los cuerpos y los utiliza a su antojo... no quiero destriparos nada, solo decir que semejante concepto logra imágenes bastante guapas y sorprendentes. Y sangrientas, claro, que de eso también hay.
Ya os digo, no creo que sea la maravilla que dicen por ahí... antes de verla, el trailer me hacía pensar en el pestiño aquel de "Reeker". Y después, en parte seguía pensándolo. Pero bueno, "Splinter" le da tropecientas mil patadas a esa. En esencia se trata de un film de terror muy muy correcto y con material más que potente.

viernes, 9 de enero de 2009

TRES DIAS DE LIBERTAD

A José Antonio de la Loma, no solo le unía al “Vaquilla” el cine y su obsesión por los delincuentes, si no que además, durante muchos años, fue el contable de este. El director, llegó a confesar en su momento que “Al Vaquilla lo quiero como a un hijo”.
Por eso, la última película de De la Loma, como no podía ser de otra manera, está otra vez inspirada en las desventuras del “Vaquilla”.
Dándole las dosis justas de ficción y cambiando los nombres de los personajes ( Aquí el Vaquilla, pasa a llamarse “El Gato”... y que dicho sea de paso, al estar interpretado por un actor profesional, Joan Bentallé, le da a este un aspecto mucho mas aseado, que no cuela...) TRES DIAS DE LIBERTAD, nos cuenta, precisamente eso, los tres días de permiso que le dan al preso en cuestión y como le hacen la vida imposible entre unos y otros, para que se eche de nuevo a la mala vida y en vez de volver a la cárcel el día requerido, se fugue a Francia, para que así si le pillan, le incremente la condena.
En esta peli, no hay nada de acción, no se ven apenas delitos y si mucho paliqueo de lo mas tonto e insustancial, amén de una jamerga a la que “El Gato” se beneficia y que tiene dos tetas como dos balones de playa, los cuales pasea desnudos cada dos por tres durante toda la película. Y eso es lo que mas interés tiene de la película, porque la verdad, es que esto no viene a cuento. Aunque me la comí enterita...
Y es que ¿cómo se le ocurre a De la Loma volver al subgénero que le dio la fama, en una década en la que lo que petaba eran las pelis de Álvaro Fernández Armero? ¿Cómo se le ocurre hacer la película con actores y no con delincuentes reales como había hecho hasta ahora?
Total, que la última película de José Antonio de la Loma, totalmente fuera de lugar en 1996, se estrenó únicamente en dos o tres salas de Barcelona, no duró mas de una semana en cartel y no recaudó mas de quince millones de pesetas. Lo que no está mal, si tenemos en cuenta que la peli española que menos ha recaudado, recaudó 13.000 pesetas. Pero no recuerdo el nombre de esta.Solo para completitas de las pelis de maleantes, porque es una autentica rareza... pero es muy mala.

jueves, 8 de enero de 2009

LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES 2

Pues sí, probablemente no sea el título más conocido y respetado del cult-film "Children shouldn´t play with dead things", pero así es cómo la conocí yo en su momento. Todavía lo recuerdo, mi bajada al sótano de las maravillas del video-club JP, y cómo en la sección dedicada al alquiler más económico de todos, estaba esa extraña película, ¿"La noche de los muertos vivientes 2"?, con una carátula maravillosa ilustrada por unos zombies saliendo de sus tumbas (la que tienen justo aquí al ladico) y apenas nada más, sólo el nombre de un director que no me sonó nada, Benjamin Clark, poco sabía yo entonces que se trataba de Bob Clark, el señor responsable de los dos primeros "Porky´s" y lo que tenía entre mis zarpas era su tercer largometraje, aunque el primero con el que comenzaría a destacar. La copia de vídeo estaba bien, lo realmente deplorable era el master en celuloide, completamente rayado y repleto de cortes. Maravilloso. Que hermoso placer aquel de descubrir extrañas joyas. La peli me gustó mucho, me la grabé junto al "Alien Dead" de maese Olen Ray y escribí una entusiasta reseña de ella en un fanzine que edité unos años después, "El Vómito", donde básicamente decía lo mismo que diré a continuación.
Clark contaba que cuando vio "La noche de los muertos vivientes" tuvo muy claro que él era bien capaz de repetir la hazaña. Decía también que en aquellos tiempos (inicios de los 70) los aspirantes a cineasta solo podían disponer de dos caminos para comenzar a hacerse notar, el terror y el porno. El optó por lo primero. Y sí, mucho me temo que al amigo no le molaba mucho el género... de hecho, solo regresó a él en pleno declive de su carrera con el fin de sacar algún beneficio. Se lió con el remake de "Navidades Negras" y cuando comenzaba a dar forma al idem de la peli que ahora tratamos, murió víctima de un atropello. Una pena. Descansa en paz Benjamin Clark. Hubiese sido curioso ver una puesta al día de "Children shouldn´t play with dead things", ¿no?.
Centrándonos en esta, la verdad es que nunca he comprendido por qué la califican de "comedia de terror". Para mi que es una etiqueta que se inventaron pasados ya muchos años y conscientes de que la peli, aún con sus dosis de humor, realmente hacía reír por su encantadora torpeza (aunque leí por ahí que las interpretaciones se hicieron mal aposta... no se yo que pensar). El prota es Alan Ormsby, todo un personaje en la industria del cine, especialmente conocido por sus labores de guionista (suyo es el de "El beso de la pantera" y "Porky´s 2"... en la que, por cierto, hay un zombie, por si alguien no lo recuerda) y que también se lo ha currado alguna vez como director (junto a Jeff Gillen, otro de los actores de "Children...", en "Deranged") y maquillador (de hecho, suyos son buena parte de los logradísimos maquillajes de los zombies... los mejores de los cuales se reservan para espeluznantes primeros planos). El caso es que Ormsby da vida al irritante jefe de una compañía teatral que, haciendo el jipi y el tonto (o el jipi tonto), revivirán accidentalmente a una horda de cadáveres en un cementerio y se verán obligados a combatirlos.
En realidad la parte interesante de la peli no llega hasta pasada una puñetera hora de metraje... hasta ese momento todo son largos y recargados diálogos absurdos y repletos de sarcasmo. Ah! y mucha sobreactuación. En el momento en que los muertos vuelven a la vida, las cosas cambian para mejor... o para mucho mejor, ya que la mentada resurrección es lo mejor del film entero. Rebosante en atmósfera y bonitos movimientos de cámara (se nota que aquel día Clark contaba con una dolly, como mínimo) acaba de funcionar gracias a la banda sonora, rarísima y muy inquietante. De hecho, creo recordar que de chaval hasta me proporcionó unos cuantos escalofríos.
Todo ello desemboca en un desenlace muy efectivo y la broma más obvia de todo el show, cuando los zombies se esconden para engañar a los pocos supervivientes y luego sorprenderlos en plena escapada.
No es una peli redonda, ni mucho menos, pero está repleta de pequeños atributos que la hacen muy especial... de hecho, no por nada hoy día se ha ganado el estatus de culto que tiene.

miércoles, 7 de enero de 2009

LA PATRIA DEL RATA

Un delincuente juvenil, El Rata, tras hacer mil y una diabluras, es encarcelado. Nada mas morir Franco y ser liberados los presos políticos, este sale libre también, como si fuera un preso político, gracias a un amigo suyo que mueve unos hilos, porque quiere que se una a un grupo terrorista que va a formar. El rata, no acepta la proposición, ya que quiere enmendar su vida, así que recurre a los distintos partidos políticos de izquierdas a pedir trabajo, aprovechando su condición de preso que ha luchado contra Franco y se encuentra que precisamente por ser preso político, los partidos no quieren saber nada de el, así que de nuevo, se ve obligado a delinquir, atracando un banco, que termina en secuestro en el que de por medio hay una niña minusválida.
Una película de maleantes bastante sobria, que se centra más en desenmascarar a la izquierda de la transición que en endiosar al delincuente, aunque eso también: Las escenas dulzonas del Rata con la niña minusválida, parecen extraidas directamente de E.T. para que veamos lo bueno que es en realidad “El Rata”.
Dirigida por Francisco Lara Polop, artesano que rodó clásicos de la comedia mas cafre y chabacana como VIRILIDAD A LA ESPAÑOLA con Fernando Esteso o LE LLAMABAN J.R. y J.R. CONTRAATACA, películas que parodiaban la serie de t.v. DALLAS y para lucimiento del comico Pepe Da Rosa , LA PATRIA DEL RATA está escrita por ¡Manuel Summers! Desconozco si la historia del “Rata”, está basada en hechos reales o si “El Rata” es un delincuente real, pero esto huele a ficción mas que a otra cosa.
Se deja ver bastante bien, está entretenida, pero dista mucho de películas como las que vengo reseñando hasta ahora. Además “El Rata” tira de metrealleta, y eso se agradece.

lunes, 5 de enero de 2009

EL REGRESO DE LOS PERROS CALLEJEROS

Como consecuencia del éxito mundial de las películas de José Antonio de la Loma, los Mexicanos, también quisieron sacar una buena tajada, así que con dos cojones y con muy poca vergüenza, se sacaron de la manga este EL REGRESO DE LOS PERROS CALLEJEROS, en el que quitando las persecuciones de coches, la violencia explicita y aumentando las dosis de sexo, se nos cuenta prácticamente la misma historia de “El Torete”, centrando las fechorías en un delincuente juvenil, bautizado por los mexicanos como “Perro”.
Perro, se quedó en la calle desde muy pequeño, aprendiendo a robar y a buscarse la vida como puede. Un día es pillado por la policía después de robar unas maquinas (que vete tu a saber para que sirven) y en plena orgía erótica, es recluido en un centro de menores, en el que estará hasta que cumpla la mayoría de edad. Una vez cumplida la mayoría, pasa a ser tutelado por un cura, si no quiere que lo enchironen.
Yo me la puse anoche a las cuatro de la madrugada, y la disfruté como un enano. Me entretuve muchísimo y eso que es una película muy mala.
Es totalmente blanca, apenas muestran un par de hurtos sin importancia, pero que para la policía son delitos gravísimos… es infantiloide a mas no poder, en ocasiones parece que mas que una película de maleantes, estamos viendo una película de Parchís. Los diálogos, son completamente idiotas, parecen escritos por un autentico mentecato… a destacar éste dialogo, que paso a reproducir a continuación : - Perro, me han dicho que estás viviendo con una mujer…. – No. Bueno, en realidad si… - Y dime, ¿goza mucho cuando hacéis el amor? – No…. Bueno, algunas veces.
Diálogos así de estupidos, hay durante toda la película, así que te hechas unas buenas risas, aunque no es esa la intención de los artífices de ésta joyita.
La copia que se estrenó en video en la época, curiosamente está doblada al Castellano, incomprensible, ya que es una película rodada en nuestro idioma… esto hace, que los dobladores se saquen de la manga un par de chistes, que hacen escupir a los actores cuando estos están de espaldas y que en la versión original, seguramente no digan, así como para referirse al dinero se refieren a “guita” y a los pesos como “duros”. Vete tu a saber, si este doblaje no fue hecho para hacernos creer que la película era Española y una secuela oficial de perros callejeros.
Con esta, no piqué en su momento. Yo la veía siempre en las estanterías de los videoclubes de la época y al mirar las fotos de la contraportada y comprobar que “El Torete” no aparecía por ningún lado, no la alquilé sabiendo que se trataba de un timo, pero hice mal, si tenemos en cuenta que esta película con todo su patetismo, es mucho mas divertida que cualquiera de las películas de De la Loma.
A todo esto hay que añadirle la maravillosa carátula. Que chula, con esa navaja rajando de la que brota la sangre…. Bien, pues no hay ni un solo rajamiento en toda la película, aunque en los últimos minutos de peli, si que se ceban con “Perro”, dejándole la cara como un mapa bañado en sangre.
El director, Giliberto Gazcón, es una especie de José Antonio De la Loma Mexicano, un director obsesionado con la delincuencia de su país, y que se forjó una filmografía extensa a base de películas de maleantes. Solo que mucho me temo, que Gazcón, no usaba delincuentes reales en sus películas, si no actores.
Ésta, tiene dos secuelas, PERRO CALLEJERO y PERRO CALLEJERO 2, con el prota, Valentín Trujillo a la cabeza de ambas. Además en los USA, PERRO CALLEJERO 2, se editó en video como STREET WARRIOS 2, con lo que la presentaban, como secuela directa de nuestro PERROS CALLEJEROS. Manda cojones.

FREAKSHOW

Seamos francos, amigos. Esta película es insufrible. Vamos, que no hay por donde pillarla. Sin embargo, y a pesar de que me juré a mi mismo no reseñar films de los que únicamente pudiera decir mierda, por esta vez me saltaré tal norma pues uno de sus responsables es un personaje no carente de interés.
"Freakshow" es una peli de episodios, de historias. Gunnar Hansen, el que fuera el "Leatherface" de la obra original de Tobe Hooper, interpreta al maestro de ceremonias de una feria ambulante de monstruos y cuenta a un chaval el origen de todas y cada una de sus criaturas (por cierto, lo que luce entre las manos Mister Hansen en el cartel no es su polla, sino un feo bastón). Le sigue Veronica Carlson, con un pasado más que lustroso en el terror gótico setentero. Algunos episodios son cortitos, y otros eternos. Cuatro en total.
El resultado es tremendamente soso, insaboro, tosco, acartonado, amateur en el peor sentido de la palabra (ya saben que el amateurismo puede ser maravilloso, cuando es entendido y explotado con gracejo por sus responsables... cuando intenta ser ocultado, como aquí, la cosa se tuerce), los actores son terribles y los efectos especiales tremendamente chuscos (ojo al bebé monstruoso, para partirse el ojal).
Tras toda esta infamia se esconden Paul Talbot y William Cooke. Este par de pazguatos venían de rodar "Campfire Tales", exactamente lo mismo que "Freakshow" y con idéntico "actor famoso" encabezando el cartel. Recuerdo haber leído sobre ella en la revista "Draculina" y esencialmente se trataba de una producción ultra-indie de resultados, por lo visto, muy parecidos al film aquí tratado. Tras éste, Talbot se lo montó en solitario con "Hellblock 13", oootra peli de episodios, oootra vez con Hansen y en esta ocasión con la Troma por medio distribuyendo. Después, quizás consciente de que lo suyo en esto del séptimo arte no acababa de rular, se puso a escribir un libro, un interesante estudio dedicado a explorar por entero la saga Bronsiana de "Death Wish", y si quieren conocer más detalles, repasen la reseña que en su momento escribí al respecto.
Y es que claro, cuesta mucho echar por la borda una peli cuando su director es un confeso fan no sólo del género del horror, sino también de otras prácticas tan deliciosas como el vigilantismo callejero de línea videoclubera... pero, oiga, las cosas como son... "Freakshow" es un tostón de tres pares de cojones!!!.

domingo, 4 de enero de 2009

PERROS CALLEJEROS II : BUSCA Y CAPTURA

La segunda entrega de la saga, comienza con el final de la primera, haciendo ver que este final, sale de un pantalla en la que se está proyectando PERROS CALLEJEROS. El propio De la Loma, se vanagloria de lo bien que le ha quedado la película, y pregunta al “Cornetilla”, que está ahí con el, como es que “El Torete” no ha venido a verla. Éste le responde que es porque está en busca y captura. Y se da paso, a una persecución en la que se nos presentan los títulos de crédito.
Esta vez, con mas ficción que realidad, nos hacemos la picha un lío con el tema de los motes, pues si al prota, de vez en cuando le llaman Torete, la mayoría de las veces le llaman “El Trompeta”, pero sin embargo, aquí está interpretándose a si mismo, a Ángel Fernández Franco... luego, al que en la anterior entrega llamaban “El Fitipipaldi”, aquí hace de “El Choto”, al que en la primera hacía de “El Corneta” ( O sea que hacía el papel de Ángel Fernández Franco en la primera, ya que se supone que este estaba haciendo de “El Vaquilla”), aquí se hace llamar “El Mandarina”.También aparece “El Pijo”, pero no es el maromo que aparecía en la anterior, sino que me da , que esta vez, del Pijo hace un actor... y por fin vemos a “El Vaquilla” interpretado por el Francés Bernard Seray (¡) que repetirá en la siguiente entrega de la saga.
Un lío espantoso, carente de sentido, que a poco que te enteres un poco de que va la cosa, te vuelves a perder con otro mote.
Después de ver como los macarras hacen mil y una fechorías, al Trompeta y al Pijo, se les acusa de un asesinato que no han cometido y tienen que recurrir a José Antonio de la Loma, para que les saque de el lío.
La peli, como es habitual en las pelis de maleantes, está entretenidilla, tiene buen ritmo y altas dosis de acción, pero si en PERROS CALLEJEROS se endiosaba al delincuente, en ésta ya, se nos dice que son buenos chicos y que los malos son los demás.
José Antonio de la Loma, tiene gran protagonismo en esta cinta, y encima tiene el morro de presentarse en la misma como el gran justiciero, el director de cine que va a defender a un macarra acusado de asesinato, sea cierto o no esto. Lógicamente, el Torete es inocente, un tío muy majo ( Hay que joderse), lo que no impide, que por segunda vez en una pantalla, Ángel Fernández Franco, muera de forma violenta.Quedaría otra entrega mas, que esa si que tiene tela....

sábado, 3 de enero de 2009

UNA POR UNA

Recientemente, y gracias a la generosidad de unos buenos amigos, pude agenciarme una suculenta cantidad de películas en su formato original de la época, VHS. De ahí que estos días esté metiendo tantas reseñas (y aún me quedan) y que pueda incluir en todas ellas la carátula de rigor. Pues no se yo si será justamente por el buen rollo que me trae la cinta magnética, pero el caso es que todas me dejan un regusto positivo, incluso la mierdecilla de "Necromancer". De hecho, igual hasta me molan... como el caso de esta sobre la que ahora me dispongo a soltar el rollete (¿significa eso que no debéis hacerme demasiado caso si digo que una de estas pelis es buena?... hummm, ¡puede!).
John Russo, Bill Hinzman y Russell Streiner tuvieron la leche de estar al lado de George A. Romero cuando este parió "La noche de los muertos vivientes", aportando aspectos creativos en su confección. Desde entonces viven del cuento, en mayor o menor grado, ya sea aportando material propio (como "Escape of the living dead" si hablamos de 2009) o intentando sacar provecho al clásico de Romero (por ejemplo, la terrible edición del 30 aniversario... o el reciente "Zombie Walk" del Festival de Sitges). Mientras John Russo ha sido el que mejor se lo ha montado, en su faceta de director y novelista, otro que también lo ha intentado es Bill Hinzman, el que interpretara al primer muerto viviente de "La noche...", ese que ataca a Bárbara al poco de llegar al cementerio. Suya es "Zombie Nosh" (aunque este sea solo uno de sus varios títulos), un film de zombies conocido seguramente por su generoso gore, pero muy horripilante.
El caso es que en 1986 (¡otra vez tu!) Russo y Hinzman decidieron unir fuerzas aportando su grano de arena a un género muy de moda en la década, aunque en ese momento ya comenzaba a decaer, el slasher. Para ello, adaptaron una novela del propio Russo titulada "The Majorettes", sobre... eso, un grupo de majorettes que van siendo misteriosamente asesinadas por un tipo enmascarado.
La peli es tan torpe y tosca como todo lo que ha firmado Hinzman. Sin embargo, se aguanta bastante bien... a pesar de su mas bien escasa sangre (suplido por bastante carne femenina) en parte gracias a un ingenioso giro argumental total y completo. Cuando "Una por una" lleva ya un buen rato cumpliendo con los rigurosos dogmas del más puro slasher, una serie de acontecimientos, que involucran un pervertido mirón, una enfermera avariciosa, un novio deseoso de venganza y una panda de moteros con malas pulgas, hacen que de pronto nos encontremos ante un thriller... incluso casi un film de acción pura, con sus tiroteos y explosiones. Ello contribuye a que cuando parecía que ibas a caer rendido ante la pantalla del televisor, la peli te enganche y te lleve hasta un final en el que el asesino de marras pierde protagonismo, es chantajeado y casi termina siendo un semi-héroe... extraño y diferente.
Cómo no, tanto Streiner, como Russo y Hinzman se permiten sus inevitables cameos.
No es ninguna maravilla, pero desde luego entretiene más que mucho mojón y mucho slasher.

NECROMANCER

Prototípica serie Z producida a finales de los inevitables 80 y con una "scream queen" con protagonismo absoluto. La guapísima Elizabeth Cayton/Kaitan era habitual en esta clase de cine, a mediados de los 90 comenzó a escalar puestos (la vimos en la séptima de "Viernes 13"), pero cuando parecía que se acercaba del todo a su ansiado mainstream, desapareció. En breve, y revalorizada como está, sus fans podrán verla en las entrevistas de "His name was Jason", documental dedicado a profundizar en las hazañas del mejor psycho-killer del cine.
Pero centrémonos en este "Necromancer" (curiosamente distribuido por Columbia), un despipote francamente gilipollas sobre una chica violada que busca venganza a través de la magia negra. La cosa se irá de madre y la moza se verá obligada a detener al demonio que ella misma ha despertado.
Como buen producto de tercera fila todo en el es absurdo. La chica violada y su amiga ven un anuncio en un periódico (un obvio recorte pegado con cola) en el que una pitonisa se ofrece, precisamente, para ayudar a aquellos que buscan venganza... ¿!!?. Las chavalas van y en menos de cinco minutos se encuentran en una habitación, con la bruja, viendo objetos moverse y rayos por todas partes. ¿Quedan traumatizadas?, que va, se van a casa, se toman una copita y se parten el culo. De entre medio aparece un especie de frico aspirante a satanista (que, como el resto del reparto, se supone jovenzuelo aunque esté interpretado por un tipo más que adulto... y lo del skate no cuela!) que quiere ayudar a la prota, pero cuya función no tiene mucho sentido, pues lo matan sin aportar mucho o nada a la trama. Encima, todo ello casi sin pizca de gore (al final un poco) y con unos efectos especiales tercermundistas (la máscara demoníaca ya es fea de por si, pero es que los ojos superpuestos son de escándalo). Por supuesto, tanta nulidad intenta ser compensada con la amiga Elizabeth mostrando su más que apetecible cuerpo (aunque seguro que ella creía estar interpretando a un personaje profundo y atormentado) y, por aquello de que para gustos los colores, muchos varones musculados luciendo únicamente calzoncillos.
Al final, lo mejor es Russ Tamblyn en el papel de un profesor la mar de golfo. De hecho, es quien aporta la sutil nota de humor (bueno, él y las canciones pop-rock de la banda sonora) y logra dos de los pocos momentos realmente potables de la función.
Para ver con los amigos, y olvidar pasados 5 minutos.

viernes, 2 de enero de 2009

PERROS CALLEJEROS

El film mas popular de las “películas de maleantes” es sin duda, PERROS CALLEJEROS.
Las andanzas y desventuras de “El Vaquilla”, dirigidas por el obsesionado José Antonio de la Loma, e interpretadas por Ángel Fernández Franco, alias “El Corneta”. Para la ocasión, al Corneta, le bautizaron como “El Torete”, y el papel de “El Corneta” lo hizo un tal Jesús Martínez. Un lío de pelotas, que en la secuela sería aun mas lioso.
El caso es que esta película fue un éxito sin precedentes, que desencadenó un alubión de secuelas, plagios y películas de temática similar, llegando a haber, años mas tarde, una secuela bastarda proveniente de México: EL REGRESO DE LOS PERROS CALLEJEROS.
La película, es por supuesto la mejor de cuantas películas de maleantes se rodaron en aquellos años, con un ritmo trepidante y unas persecuciones de coches antológicas. Mezclando realidad con ficción, para la posteridad quedaré esa escena chunguisima en la que el gitano “El Esquinao”, interpretado por un convincente Frank Braña, le corta el rabo al Torete con una navaja de afeitar, para evitar que este le desvirgue a medio barrio. Sexo, violencia, robos... la única pega que le pongo, es que siendo sabido que estos jóvenes eran en su mayoría ( y el Torete en particular) adictos a la heroína, omitan el tema, supongo que para hacer que al publico le cayera simpática esta gentuza. Tuvo que ser el mas osado Eloy de La Iglesia, el que se atreviera a reflejar las adicciones mas chungas, unos años después en EL PICO, con protas menos ladrones, pero mas drogatas y con unas consecuencias estúpidas, pero lógicas para el director. Pero eso es otra peli, de la que igual algún día hablo.
La película ha sobrevivido al paso de los años estupendamente, y si te gusta éste subgénero, sabrás que estamos ante la obra maestra de éste. Y eso se nota, cuando 30 años después de su estreno, sigue siendo fresca y electrizante.
Eso si, De la Loma, trató de hacer de estos delincuentes héroes, incluso del que hacía del Torete, intentó hacer de el un actor normal, haciendo de abogado en YO, EL VAQUILLA. No pudo ser, y acabaron todos como tenían que acabar: Muertos por distintos motivos, pero nunca por muerte natural. Y de héroes nada, la peli está muy bien, pero no me gustaría encontrarme con ninguno de estos macarras frente a frente.
En taquilla fue tan bien, que en los USA, editaron la película en video, bajo el nombre de STREET WARRIORS, con una carátula que nada tenía que ver con el cartel original.Si queréis ver el cartel, así como una escena de la película doblada al Inglés ( te partes el culo viendo al Torete parloteando Inglés), no tenéis mas que pinchar aquí.

jueves, 1 de enero de 2009

ANNIHILATOR

Reincidimos en la categoría de "pelis que en su momento no me decidí a alquilar, y hoy tengo oportunidad de recuperar". No se muy bien qué NO me atrajo de "Annihiliator". Quizás es que la información que ofrecía la carátula hacía pensar que se trataba de una copia de "Terminator" de quinta división, una serie super-Z, y hasta cierto punto tenía razón. Sin ser exactamente igual al film de James Cameron, es obvio que mama de este y tiene muchas ideas y conceptos visuales en común. Coño, si incluso el Dr.Silberman de aquella, Earl Boen, hace aquí de periodista. Pero al contrario que mis sospechas, no se trata de una Z-movie, para nada, "Annihilator" lleva el sello Universal Pictures, nada menos, y aunque no estemos ante una macro producción, dispone de unos medios razonables que el dire, Michael Chapman, no supo aprovechar del todo.
El prota no es otro que el actor -televisivo- Mark Lindsay Chapman (¿hermano del dire?), al que también podemos ver en "The Langoliers", le siguen rostros más o menos populares como los de Brion James (en un rol minúsculo) o Geoffrey Lewis.
El editor de un periódico ve como su novia se ha convertido en un agresivo robot tras un viaje en avión misteriosamente interrumpido. A partir de ahí, intentará encontrar la verdad oculta tras el misterio.
Me temo pues que estamos ante uno de esos poco frecuentes resvalones en los que una "major" produce una de aquellas pelis "tan malas, pero tan divertidas". Aunque el arranque es más o menos potable, poco a poco "Annihiliator" va entrando en una espiral de absurdismo y ridículo sin fin. Son tantos los elementos, y en algunos casos tan esporádicos, que hacer una lista sería complejo... centrémonos en un detalle que no pasa desapercibido, la manía del director por sobre-editar algunas secuencias en las que los planos van follaos, sin sentido, y de modo gratuito. La intención, imagino, es ser el más moderno y cool del momento, pues en 1986 la estética video-clip comenzaba a arremeter con fuerza. El auge de todo ello lo tenemos en un segmento de la peli muy extraño, e innecesario, en el que, literalmente, se nos ilumina con un video-clip a base de imágenes que hemos visto a lo largo de la proyección, más otras sin sentido de totems religiosos ¿¿?? (en un momento dado, el héroe se superpone a la imagen de un ángel y las alas de este encajan en su espalda!!!) mientras de fondo oímos el "Ashes to ashes" de David Bowie... de principio a fin. Vamos, que es como una de las pelis ochenteras de Michael Mann, pero a lo burro. Y es que de ochentismo hay tics como para parar un tren, ya sea en el vestuario, como en esa banda sonora a base de sintetizador.
Para mayor escarnio, la peli acaba dejando muchísimos cabos sueltos, y a su protagonista, mochila en ristre, haciendo autoestop (a lo Bill Bixby en la serie de "La Masa") y dispuesto a lograr su objetivo. Tranquilos, hay una explicación para esto último, y para el despropósito entero en general, se trata del episodio piloto de una serie que nunca llegó a producirse y en esa época los productos televisivos no tenían los medios -y los humos- de los que hoy día hacen gala. Ya puedo dormir tranquilo.

YO, EL VAQUILLA

Con el tema de la prensa especializada, a este tipo de películas que tenían como exponentes potenciales a Eloy de la Iglesia y a Jose Antonio de la Loma, se le bautizó con la etiqueta de “Cine Quinqui”. Bueno, la etiqueta no está mal puesta, porque según el diccionario de la real academia, un “Quinqui”, es una persona de ambiente marginal, pero también, es una palabra que proviene de la palabra “quincallero”, que es el que recoge la quincalla. ¿Qué que es la quincalla? Pues la chatarra. Y que yo sepa, en estas películas, salvo “El Lute” y el protagonista de la que nos ocupa “El Vaquilla”, al resto no se les ve ni recoger ni fabricar mucha quincalla.
A lo que voy, es que hasta que no empezaron a escribir sobre estas películas en fanzines y revistas, a estas películas protagonizadas por delincuentes reales, no se les llamaba “de cine Quinqui”, si no mas bien “películas de maleantes”. O al menos, mi padre así las llamaba. Por otro lado, yo soy fan de este tipo de películas, y estos días estoy repasando algunas de ellas, así que en adelante, cuando hable de alguna de estas películas, me referiré a estas como “películas de Maleantes”.
Bien, pues YO, EL VAQUILLA que ahora acaba de salir ( por fin) en DVD y la cual me he comprado sin importarme el abusivo precio que cuesta, se rodó en una época en la que las películas de maleantes, ya estaba perdiendo toda la fuerza y comercialidad de la que años antes gozaron, estamos hablando de 1985. Y aunque la película a mi parecer, es de las mejores de cuantas se hicieron, la verdad es que una vez vistas las anteriores, esta no tiene demasiado sentido. Las películas de PERROS CALLEJEROS, aunque protagonizadas por “El Torete”, ya contaban las andanzas y fugas de “El Vaquilla”, con lo cual, en esta, vemos lo mismo de siempre: Tirones, fugas, atracos, persecuciones y tíos de treintaytantos años, payos, haciendo de gitanillos de dieciséis.
La película está muy entretenida, eso si, lo que pasa es que la última media hora, las escenas, se repiten y repiten. Cuando ya hemos visto, un atraco, un tirón, una persecución y una fuga, en la última media hora, lo vemos otra vez.
Lo que hace atractiva a esta peli realmente, es el rol de narrador que le dan al propio Vaquilla, que se supone, está en la cárcel y es entrevistado por un periodista, para así dar pie al argumento de la película. El ver al Vaquilla contando su historia con esa forma de actuar tan antinatural, hace que nos partamos el culo. Y mas cuando le hacen soltar frases profundas, que jamás de los jamases saldrían de la boca de semejante elemento.
En el reparto, tenemos a un entrañable Frank Braña, al que se le da muy bien hacer de gitano, creo que en el primer papel en el que no está doblado y podemos oír su voz.
En la dirección, José Antonio de la Loma y José Antonio de la Loma Jr. Que quería seguir los pasos de su puñetero padre.Hay quien dice, que estas “películas de maleantes”son el equivalente Español a las películas “Blaxploitation”. Yo a todos esos, les digo que no tienen ni puta idea ni de esto, ni de nada. ¿qué tendrá que ver un gitano de la barranquillas, con un detective negro que sabe Kung Fu, mete ostias como panes y tiene un arsenal a su disposición...? Cuanto daño han hecho algunas revistas.

DRACULA, UN MUERTO MUY CONTENTO Y FELIZ

Las casualidades no existen, decía aquel. Hace unas líneas hablaba de Daphne Zuniga, quien estuvo en el reparto de "Spaceballs", película de Mel Brooks, responsable de este "Drácula, un muerto muy contento y feliz".
En 1995 el amigo Brooks no andaba en su mejor momento. Su estilo de humor, y su acartonado sentido de la estética, estaban ya bastante anticuados. Venía de hacer la mediocrísima parodia de "Robin Hood" y, en pleno renacer del spoof gracias al éxito de "Agárralo como puedas", se animó a rodar una coña con el en ese momento recuperado Leslie Nielsen a costa de la entonces aún caliente versión de la novela de Bram Stoker según Francis Ford Coppola.
Claro, la idea de unir a dos monstruos del humor como Nielsen y Brooks tendría que haber dado como resultado la mejor comedia de la década. Pero no fue ese el caso. Un colega y yo fuimos a verla al cine, y salimos bastante decepcionados. Hoy, pasados más de diez años, la vuelvo a mirar con ojos compasivos y... bueno, haciendo un esfuerzo podría salvarse, pero por los pelos.
En esencia "Drácula, un muerto muy contento y feliz" se mantiene fiel a la novela que parió al rey de los chupasangre, en cuanto a cierta estructura básica, pero luego, lógicamente, la salpica de cuestionables chistes... algunos terriblemente tontos y otros bastante más ingeniosos (destacando, a mi gusto, cuando el vampiro intenta dirigir telepáticamente a Mina y su sirvienta, provocando el caos entre ellas... o la rapidez con la que, por mero interés, un carcelero cambia de opinión respecto al destino de Renfield). Mel Brooks se reserva el papel que mejor le va, el de Van Helsing, y se rodea de unos pocos de sus clásicos, como Harvey Korman, Anne Bancroft (la que fue su mujer hasta el día de su muerte) o Rudy De Luca en el guión. Luego pica un poco de los nombres del momento, destacando mucho bellezón y al por entonces popular Peter MacNicol (también en "Los Cazafantasmas 2"), ideal para el rol de Renfield... aunque también algo cargante.
Lo que más choca de este "Dracula" es su tempo humorístico. Como peli entretiene lo suyo... pero, como comedia, los gags no abundan y hay momentos más extensos de lo normal en los que, esencialmente, no hay materia para la risa, la historia se limita a seguir. Es raro!. Luego, habría que ver cuánta fue la aportación de los dobladores españoles, por esos continuos tacos que resultan cómicos al situarse en medio de diálogos de tono típicamente Victorianos (como cuano Mel Helsing suelta lo de: "La medicina moderna es una puta mierda!") y por esa directa alusión a Chiquito de la Calzada (muy celebrada por el público en pase al que fui). Por otro lado, Nielsen está simpático, en su línea.
En fin, que la peli acaba resultando un divertimento tontorrón, pero lejos muy lejos de los momentos más inspirados de la carrera de su realizador. No conozco al dedillo los resultados de taquilla, pero no me sorprendería saber que fue un fracaso. Después de aquello, Brooks dejó la dirección y se dedicó a reciclar su propia obra con resultados bastante satisfactorios -para él-, destacando los musicales basados en "Los productores" y "El jovencito Frankenstein" y la serie de dibujos animados inspirada en "Spaceballs" y que representa el return de Mel a la silla de director. Para los curiosos, invitarles a ver ESTE TRAILER no oficial (básicamente un remake de la peli madre) y ESTE OTRO TRAILER, de contenido sorprendentemente más adulto (y digo sorprendentemente porque el film iba dirigido a una audiencia básicamente juvenil... o incluso infantil).

LA INICIACIÓN

Nunca sabré explicar por qué jamás sentí interés en ver este slasher de 1984. Lo tuve en las manos miles de veces. Incluso a inicios del nuevo siglo, me reencontré con el en un video-club repleto de piezas añejas. Y ni por esas. El caso es que, finalmente, ayer desembolsé un eurito del alma para comprarla en formato dvd y verla como perfecto colofón a este absurdo 2008.
No fue una mala elección del todo. "La Iniciación" tiene una fama parecida a "Alone in the dark", es decir, se trata de un slasher que no se conforma con seguir la fórmula al pie de la letra y va un pelín mas allá. En el caso de "Alone..." el resultado era un film tremendamente aburrido. Con "La iniciación" la cosa les ha salido un poco mejor.
Una pija interpretada por Daphne Zuniga (a la que luego veríamos en "Spaceballs") tiene un sueño recurrente. Se ve de cría agrediendo a sus padres (Vera Miles y el bueno de Clu Gulager) y presenciando cómo un tercer individuo entra en juego y acaba devorado por las llamas. Siendo ya una universitaria en toda regla, es requerida para la inevitable iniciación de la inevitable y estúpida fraternidad de chicas (todas muy guapas, y a las que les encanta ir en camisón por casa), que consistirá en colarse en unos grandes almacenes de noche (de los que es dueño el padre de la pija) y ¡robarle la ropa al pobre segurata!. Claro que de por medio aparece un asesino conectado de algun modo con la prota y, cómo no, el clímax se desarrollará en tan suculento escenario.
Sangre la hay, aunque tampoco es que se les fuera la mano. Tetas también tienes, y muy apreciables. Y rollo ochentero, el que quieras, empezando por los modelitos que luce la Zuniga y acabando con ese poster de un mostachudo Tom Selleck en la pared de una estudiante!!!!.
Dentro de lo que cabe, y a pesar de su inevitable mediocridad, la peli se ve con razonable agrado, aunque la sorpresa final te la metan un poco con calzador.
El dire, Larry Stewart, ya fallecido, estuvo ligado también a productos televisivos tan entrañables como las respectivas series de "Spiderman", "Hulk" y "Buck Rogers"!.