jueves, 18 de agosto de 2011

COMMUNION

Entre finales de los 80 y principios de los 90, la carrera de Christopher Walken -que siempre he creído tiene cara de lesbiana- no se encontraba en su mejor momento. Iba haciendo cosillas de cierto nombre (como su papel de malo en "Batman Vuelve"), pero realmente no volvió a ser "cool" y a estar en boca de todos hasta que el copión de Quentin Tarantonto le fichó para la irritante "Pulp Fiction". Tal vez esa sea la razón de que en 1989 accediera a intervenir en este incomprensiblemente reputado "Communion". Claro, ¿qué pasa?, que Walken en manos de un director talentoso, se muestra comedido y es capaz de lograr grandes actuaciones. Pero. ¿y en manos del responsable de "Aullidos 2" y "Aullidos 3"?, es decir, el colega Philippe Mora, pues ahí el actor, sin control alguno, se desata y su gracioso histrionismo alcanza cotas surrealistas, llegando a ser genuinamente excesivo y cargante. Seguro que Mora estaba convencido de que, disponiendo de un actor tan prestigioso y respetado, no tendría que preocuparse mucho de dirigirlo, y le dejó hacer. El resultado es un film muy pretencioso y dramático, con el que te echas unas buenas risas. Gracias a Christopher Walken, sin duda, pero también a otros factores. Entre ellos, el rollo "auteur" y casi "artístico" que se marca el director, genuinamente ridículo.
La película se basa en una conocida novela autobiográfica de Whitley Strieber, escritor de temática fantástica que por lo visto sufrió una experiencia de abducción extraterrestre y decidió contarla, de ahí que el prota del libro y la peli sea él mismo. La cosa va... coño, pues eso, de un padre de familia que, gozando de un par de findes en la montaña, cree que unos marcianos se han colado en su casa y le han metido una sonda por el culo. Se pasa toda la peli debatiéndose entre la realidad, los sueños y la locura... lo que, uno, da mucho juego a los desvaríos estéticos y visuales de Philippe Mora (mi favorito: marcianos enanos y azules bailando alegremente en su nave) y, dos, da mucho juego a los desvaríos interpretativos de Walken, esos de los que hablaba arriba (como cuando su amigo, luciendo un sombrero a lo Daniel Boone, le habla de gnomos como si fueran escalofriantemente reales).
Todo ello se traslada también a otros apartados del film, sobre todo cuando intentan crear situaciones dramáticas, realistas y espontáneas, de esas de "Oscar" y que, de tan exageradas, únicamente nos provocan la risotada. Contribuyen unos efectos especiales potables pero un poco chungos para el "nivel" que se gasta el film, ya que literalmente algunos de ellos cantan a muñecote que da gusto (especialmente los que cuelgan de hilos). Como toda buena peli pretenciosa que se precie, el final no se entiende... pero supongo que ya se trata de eso.
En fin, que se puede ver, tampoco digo que sea insufrible, otra cosa es que se pueda tomar en serio. Al final, y no me cansaré de decirlo, lo mejor es el show de cucamonas de Christopher Walken (algo que muchos confunden con una buena interpretación).

10 comentarios:

Marc Gras dijo...

Pues a mi me dio cierto acojone cuando la vi de pequeño, cuando el gris de turno aparece por primera vez entreabriendo la puerta de la habitación de Walken y señora. Desde entonces es una pesadilla recurrente (bueno, medio pesadilla - medio deseo oculto) que tengo cada cierto tiempo. Aunque reconozco que tras esa imagen, el resto de la peli es bastante imbécil... lo que no me ha impedido que lleve años buscándola para intentar verla de nuevo, al igual que el libro de Strieber, que P&J editó en castellano en los 80 y que no hay forma de dar con él. A veces tengo estos fetiches de mierda.

MR.MONSTER dijo...

Buena crítica.Totalmente de acuerdo en la cara de lesbiana de Walken.:-D.Me parece genial este blog y la forma acida y llena de humor negro junto con buena cultura cinéfaga de tus críticas y sugerencias.Siempre es un placer asomarse por este espacio,cual mitico videoclub de barrío ochentero extingido.Un saludo.

Naxo Fiol dijo...

Hey Mr.Monster. Muchas gracias por sus amables palabras!. Lo del humor es algo que nos sale natural y creo que es bien necesario. No hay que tomarse tan en serio las cosas, sobre todo el cine. Y lo del videoclub, es un piropo para nosotros, ya que es ahí donde adquirimos todos nuestros conocimientos cinéfagos. Gracias. Un saludazo.

Goblin dijo...

Esta la pillé de pequeño por tv y es de estos casos en que no entiendes una mierda pero el ambiente extraño de la pelí te atrae y acojona. Probaré a verla un día de estos aunque sea por el show de cucamonas del sr. Walken, todo un personaje.

Nos vemos mañana por el Valhalla Naxete?

Naxo Fiol dijo...

Ahí nos vemos, caballero!.

Victor Olid dijo...

Esta peli, es la peli que mas miedo le ha dado a la Rebe en su vida, creo que además destaca la misma escena que el señor Gras.
Yo nunca la he visto. Y es que tampoco he dado con ella.

Peter dijo...

ok, puedes hablar toda la mierda que quieras de Tarantino, pero lo de Pulp Fiction, no te lo perdono, perdiste mi respeto.

Naxo Fiol dijo...

ups!... lo lamento... pero podré soportarlo!.

Roberto lucini dijo...

Yo no la he visto, pero dudo que sea la mitad de entretenida que las anécdotas de su rodaje, de lo más rocambolesco y macabro que he escuchado en mi vida.

:http://www.ivoox.com/communion-audios-mp3_rf_624105_1.html

Naxo Fiol dijo...

coño, muy interesante... lo escucharé... gracias!!!