lunes, 31 de enero de 2011

PURAS JOYITAS

No había yo sufrido todavía la cinematografía Venezolana, escueta, e intuyo que parecida a la Española, con casi total ausencia de cine de género. Así que decidí desvirgarme (e incluso decidí no repetir) con lo mas parecido a una película de género que encontré, que es este PURAS JOYITAS.
Un grupo de delincuentes, tras robar un furgón blindado, planea sustituir las joyas de la corona de un concurso de belleza, que son de plástico, por joyas autenticas, para que así la ganadora pueda sacarlas del país y ellos poder hacerse con ellas, con facilidad e impunidad.
Contado así, no suena ni tan mal, pero la peli al final es la misma bazofia de la que pecamos aquí en España cuando somos medio idiotas y queremos hacer películas de tíos “cool” con pistolas; Que intentando imitar a Tarantino, nos sale una película de Guy Ritchie. Y no hay nada peor que eso.
Es mas, conscientes de ello y de la importancia de los diálogos en las películas del ex -dependiente de video-club, hacen que el protagonista haga las veces de narrador, contando toda la película, incluso los actos que vemos en pantalla, quedando una cosa artificiosa y hasta pedante, a la par que cutre y salchichera.
Y el colmo de la “Taranti/Richiada”, es el poner cartelitos coloridos con la presentación de cada personaje “guay”, o momento de importancia.
Todos esto tópicos del cine de “chupas de cuero marrones y camisas de pico”, me repatean como para calificar una película buena de mala, aunque no me parecen mal, si los resultados son óptimos, pero si el resultado es una sucesión de escenas en las que no pasa nada, con un tío repelente contándonos todo… apaga y vámonos.
Técnicamente, aunque se le ve con un presupuesto ínfimo, no tiene que envidiar nada a cualquier producción mediana Europea, pero yo cuando me pongo a ver cine Sudaca, no busco precisamente eso.
Para dirigir esto, hicieron falta dos aburguesados venezolanos, con pintas de recién salidos de una escuela de cine. Henry Rivero y Cesar Oropeza. Otra noche de tiempo perdido.

CIÉNAGA DIABÓLICA

Honestamente, hay tres únicos motivos por los que la otra noche elegí esta peli para ver. Uno, su maravilloso título. Dos, mi predilección por los parajes bosquiles. Tres, Bruce Dern, actor que siempre me ha caído simpático y aquí ejerce de prota (aunque tarda en dejarse ver). Bueno, vale, y hay un cuarto motivo, y es que esta clase de productos segundones directos-para-dvd molan, no se, hay algo en ellos que los hace fácilmente consumibles. Su falta de pretensiones, sus intenciones puramente mercantiles y que, en cualquier momento durante el visionado, puedes desconectar de ellos y pensar en alguna otra movida (la lista de la compra, por ejemplo) para volver y seguir sin problemas. Ver y olvidar, sencillamente.
El viejo sheriff de un pueblo es acusado de varios asesinatos, aunque él asegura que el verdadero culpable es un monstruo creado a partir de ramas y raíces que vive en el pantano. Nadie le cree, obvio, salvo su hija que decide ayudarle. No hace falta decir que el origen del bicho va estrechamente ligado a unos acontecimientos pasados en los que el sheriff anda involucrado.
Pues bueno, lo de siempre. No se puede esperar otra cosa de una peli como "Ciénaga Diabólica". La criatura (que recuerda vagamente, y como es lógico, a "La cosa del pantano" versión Alan Moore) está parida mediante ordenador y, aunque se puede perdonar, termina resultando lo más flojico de todo. Vamos, que el film parece mejor hasta que entra en escena el monstruo. No hay prácticamente ni pizca de truculencia y el desenlace es algo chorras... pero como digo, no importa, los 90 minutos que dura se soportan medianamente bien y a otra cosa mariposa.
Ya es esa la idea después de todo, ¿no?.

domingo, 30 de enero de 2011

DESBOCADO / RAMPAGE

Excelente aportación de William "El Exorcista" Friedkin al cine de juicios. O si lo prefieren, al de asesinos en serie.
Desgraciadamente, problemas financieros de la distribuidora condenaron a esta peli a la nada durante un largo periodo de tiempo. Primero se estrenó en Europa, y cinco años después en los USA. Claro, así pocas oportunidades tuvo de llevarse una tajada mínima del éxito que merecía. Algo especialmente frustrante para el director, que tras sus años de gloria, y una fase intermedia bastante deprimente, volvía a demostrar su gran talento para estas cosas del cine. En fin, suerte que al menos la peli está ahí, lista para disfrutar, y les aseguro que yo la gocé cual puta hace un par de noches. Encima, en su formato VHS.
Basada en el caso de un psycho-killer real, "Desbocado" cuenta la historia de un asesino muy chungo que masacra familias del modo más casual y caprichoso con el fin de beberse la sangre de las hembras. Es detenido por la policía y llevado a juicio. El abogado de la acusación es un liberal que no cree en la pena de muerte. Sin embargo, lo cruento del caso le hará cambiar de opinión y luchará hasta el fin para que el asesino pague por sus crímenes con su propia vida, a pesar de dudas morales y otros problemas.
Pues sí, "Desbocado", o "Rampage" en su tierra, es un thriller fabuloso que te mantiene en vilo durante los 101 minutos que dura. Del primero al último. Bien parido, bien interpretado, bien narrado, bien TODO. Es ese tipo de peli que entra de maravilla, y más después de haberte tragado un buen montón de ponzoñas aburridas y carentes de garra. ESTO es cine, oiga.
Supongo que no peco de lerdo si digo que, esencialmente, "Desbocado" se plantea el tema de la pena de muerte. No estoy muy seguro si Friedkin sermonea o no... yo diría que no, que provoca. Te pone sobre la mesa los hechos, y deja que tu juzgues y saques tus propias conclusiones. O eso me parece a mi. No comprendo demasiado la secuencia que cierra el film, aunque me gusta y me plantea dudas. Idem con el cambio final de opinión del abogado prota, inducido completamente -o así lo veo yo- por el abandono de la hippie de su mujer, que no acepta que su pareja se muestre en favor de la pena de muerte. En fin, no se, son tantas las lecturas que ofrece esta peli que mejor la véis y luego me llamáis para debatirlo.
A destacar la secuencia de los "3 minutos". No explico más, descubrirla es parte de la gracia.
El reparto es tan sólido como suele ser en este tipo de films. Michael "Terminator" Bihen hace un papel cojonudo como abogado repleto de dudas. Le siguen Alex McArthur como asesino y un puñado de segundones carismáticos como Art LaFleur o Grace Zabriskie (especializada en papeles de loca con mirada desviada).
Un diez. Altamente recomendable.

sábado, 29 de enero de 2011

EL SOTANO PROHIBIDO

Esta peli se parió en 1989. Otra muestra más de cómo la crisis del terror de los 90 ya comenzaba a dar señales de vida a finales de la década anterior. El día que la alquilé en mi video-club lo hice cargado de ilusión y expectativas. ¡¿Una peli sobre un monstruo que habita un sótano dirigida por Kevin S. Tenney, el tio que me había alegrado la vida con "Witchboard" (y algo menos con "La noche de los demonios")?!. Babeaba solo de pensar en ello, y es que no se puede negar que la -enorme- carátula, aquí presente, era jugosa. ¿Resultado?, cuantiosa decepción.
Durante más de 20 años conservé las pocas, o nulas, ganas de revisionarla hasta que hace unos días la descubrí en los estantes de casa de un amigo, y pensé "Bueno, tal vez en esta ocasión me sienta mejor". ¿Veredicto?... a eso vamos.
Un familia recién instalada en pleno desierto, descubre que en el sótano de su casa habita un monstruo tremebundo creado por los Indios. Bueno, rectifico, lo descubre el chaval del clan, al que nadie cree. ¿Solución?, encargarse él solito de ponerle fin.
Que duda cabe que una de las cosas que más odié de "El sótano prohibido" en aquel momento fue su escenario, un árido desierto (empujado por mi entonces inexperiencia, por el tema del sótano, y por la peli anterior de Tenney -"La noche de los demonios"-, me había imaginado "El sótano prohibido" como un especie de pseudo-"Posesión Infernal". Imaginaos el chasco al ver los frondosos bosques de Tennessee sustituidos por un aburrido paraje desértico). Tampoco debió gustarme la casi total ausencia de gore, los interminables diálogos, el ritmo reposado y el atolondrado y verbenero desenlace. A esos defectos, hay que sumarles los nuevos: Un monstruo decepcionante (tiene mejor aspecto en la carátula), la desaprovechadísima posibilidad de crear atmósfera (¡¡¡¡un bicho en un húmedo sótano, por dios!!!!) y un crío repelente, capaz de armar y desarmar todo lo que le plazca, y herencia de los teenagers listillos del cine juvenil de los 80. Resumiendo, es una peli tan normal, tan insabora, tan plana y tan.... vacía, que no se puede decir que sea una infamia... es, bfff... ¿mediocre?. Dejémoslo en eso.
En el reparto destacan dos actores francamente curiosos. Por un lado Patrick Kilpatrick, que debutó nada menos que en "El vengador Tóxico" (interpretando al malvado de la cara medio pintada que atraca un fast food) y acabó en el "Minority Report" de Spielberg!!. Por otro lado, tenemos a Lou Perryman, que en "La matanza de Texas 2" (o "Masacre en Texas 2") interpretaba al currante en la emisora de radio al que Leatherface arranca la piel de su cara (aunque ello no le impida tener ganas de echar un gargajo!). También tenemos al chaval, Chris Miller, hoy por hoy todo un especialista en doblar pelis de dibujos animados, prestando su voz a cosas tan populares como "Shrek" y secuelas, "Madagascar" y secuelas o "Monstruos contra alienígenas". ¡Que curiozo!.
Sin embargo, el dato más marciano es que "El sótano prohibido" fue estrenada en el mercado Alemán como ¡¡la segunda parte de "Trans-Gen, los genes de la muerte"!!, ¿pero eso no lo hacían los italianos?. Uh!.


Un apéndice. Ahora sé por qué Wes Craven aceptó dirigir la cuarta de "Scream". El motivo se titula "My soul to take", penúltima de sus películas y un tremendo y aburrido pestiñaco que merecía el fracaso que tuvo. ¡¡Huyan!!.

viernes, 28 de enero de 2011

VAMPIROS A LA SOMBRA

Cuando descubrí esta película hace un par de semanas (porque les aseguro que no tenía ni pajolera de la existencia del producto), pensé en como era posible que no supiera nada de una película sobre vampiros, protagonizada por un Bruce Campbell post-TERRORIFICAMENTE MUERTOS, y David Carradine, que además está dirigida por Anthony Hickox, y que para mas inri, se editó en España. O yo no estoy muy en la onda, o es que la película pasó totalmente inadvertida. Me decanto por lo segundo. Porque sinceramente, la peor película que he visto en los últimos años, probablemente sea esta. Y en el mal sentido. Así que no se dejen engañar por el prometedor, “Cool” y actual cartel, porque esto es una ponzoña insoportable, cosa esta que también intuía por el cartel, y mi total desconocimiento del producto.
Para escapar de la tentación de la sangre humana, un grupo de vampiros se instala en un pueblo a tomar por culo de todo, que se llama Purgatorio. Sobreviven a base de sangre artificial que ellos mismos fabrican, y se protegen del sol con enormes sombreros, gafas de sol y protección solar.
Un día llegan al pueblo una familia humana, que a priori no sabemos a que van, pero el pueblo entero sabe de la existencia de la familia, y mas avanzada la película, llegará un torpe Van Helsing, que ni tan gracioso, ni tan torpe.
Menuda basura inmunda. No hay nada peor que una comedia que se las quiere dar de ingeniosa, y lo único que consigue del espectador son terribles bostezos.
La acción está en “stand by”, hasta ¡¡¡La hora y cuarto de película!!! en la que parece que por fin pasa algo, pero hasta entonces, sub tramas totalmente intrascendentes y un Bruce Campbell totalmente contenido en un personaje que pide desmadre a gritos. Carradine hace las veces de malo de la función, apareciendo también cuando la película está ya mas que avanzada. Es una película totalmente prescindible, porque no tiene nada absolutamente. Nada que podamos salvar.
Una mierda, en definitiva.... y además tiene una factura tecnica impecable... que no los F/X.
Hickox, es el responsable de cosas como MUSEO DE CERA y HELLRAISER III, por decir las mas conocidas.

jueves, 27 de enero de 2011

LA CASA DE LAS SIETE TUMBAS

Película Argentina de terror, de esas tomadas tan en serio que pasman, por no decir que aburren hasta dormirnos, con fantasmas de por medio. Se mantiene en la línea de otros productos de la época aunque españoles, como este, este y este, que aun aburridos y contemplativos, tenían algo que los convierte en títulos a tener en cuenta. Este no. Los otros son carentes de medios, pero suplen todo eso de forma valiente y osada con algo de imaginación y gracia, y sobretodo, no quieren parecer productos intelectuales. Aquí, al carecer de medios, basta con colocar la cámara en algún sitio y filmar el aburrimiento argentino, para justificar el arte, que no el terror.
Dos tiparracas están soltando sandeces que no interesan en una casa. Cuando llega el maromo de una de ellas, comienzan a pasar cosas inexplicables, fantasmales, e incomprensibles (como el mismo argumento), bien dentro de la casa, bien en el bosque de los alrededores. Se ve que en la casa que habitan, según un vagabundo que ilustra a unos niños, hubo en la parte posterior un cementerio en el que los muertos de sus siete tumbas, se levantaron para chupar la sangre de los vivos. El resto de la película transcurre a caballo entre el melodrama barato y el cine experimental, mezclado con el terror.
Muy poquitas son las películas en las que yo acabo usando el avance rápido. Inevitablemente, esta es una de ellas.
De F/X, la cosa anda flojita, así como de todo lo demás, pero si he de destacar algo, serán dos cosas; el maravilloso poster, que nos promete algo potable, y el protagonista masculino, el respetado, prestigioso e intelectual Miguel Angel Solá, que antes de dedicarse a aparecer en películas Españolas trascendentes y quedarse calvo, tenía una buena mata de pelo, y participaba en productos abiertamente comerciales y de dudoso gusto.
A todo esto, decir que todavía no he encontrado una producción Argentina de terror que merezca la pena por buena, o por mala, aunque como curiosa, les diría que le echaran un ojillo a esto.
Dirige un tal Pedro Stocki. Nada que nos interese, ni a mí ni a ustedes, queridos lectores.

miércoles, 26 de enero de 2011

EL CARNICERO DE VIENA

El mejor carnicero de toda Viena, acaba en la cárcel tras matar a una clienta (váyanse ustedes a saber por que) golpeándola con dos kilos de hígado. Tras este incidente, el carnicero acaba en un manicomio. Cuando sale, decide poner orden en su carnicería, puesto que su cuñado, a cargo de esta durante su ausencia, la tiene toda manga por hombro, por lo que decide instalarse en la habitación que tiene allí habilitada. Su mujer pronto desparece, a la vez que baja el precio de las salchichas. Claro, están elaboradas con la carne de su mujer…
A medio camino entre el thriller Europeo y la comedia ramplona Italiana, pero vendida al resto del mundo como una película de terror bizarra (por culpa de “something weird video”) o un Slasher (la edición en VHS española, da a entender eso), EL CARNICERO DE VIENA, co-producción Italo – Alemana, resulta un ameno entretenimiento, retorcido y malsano, que nos envuelve en un ambiente repugnante y sórdido, paradójicamente, usando unos colores muy chillones, y sin una sola gota de sangre. Todo muy verde, muy azul, muy alegre, pero a la vez, asqueroso. Esos planos del carnicero cortando con destreza la carne, y las asquerosas salchichas que tiene expuestas en el escaparate de su tienda, no ayudan demasiado a contener las arcadas.
No obstante, y aunque el espectador sabe que las salchichas son de carne humana, nunca vemos los asesinatos que este ejecuta, los intuimos, así que a poco que el espectador no tenga demasiadas luces, puede parecer que estamos viendo una comedia costumbrista.
La cosa es simplona, el trillado argumento de servir comida a base de carne humana, mostrado de una manera muy Light a fin de cuentas, y como en el resto de películas de similar argumento, la cosa es efectiva.
Rodada únicamente en decorados, el resultado es tan enfermizo como simpático y entretenido.
Conocida por ahí con diversos títulos como THE MAD BUTCHER, I´M THE BEST BUCHT IN VIENA, o MEAT IS MEAT, está dirigida por el Italiano Guido Zurli, que para la ocasión firmó como John Zurli, que se desenvolvió después entre el “Poliziesco” y el cine erótico, destacando títulos como GARGANTA PROFUNDA NEGRA o LA ESPADA DEL ZORRO.

Fame Lady Gaga (Comic)

Blue Water Comics es una editora de comics (obviamente) que saco una linea llamada Fame, en la que a modo de biografía autorizada cuentan la vida y obra de personajes de la farándula. En esta ocasión ha caído en mis manos el que corresponde a Lady Gaga, pero no es lo peor que podría leer de esta linea, ya que también tienen comics de David Beckham, o Robert Pattison (por favor no me los mandéis por mail, no me interesan, tampoco este pero bueno)
Por aquí he comentado otros comics de este estilo lameculeros, no sabría decir si este es mas sonrojante que los otros o no, solo se que se supone que lo que aquí cuentan es todo verdad, algo que el comic de Estopa no puede decir.
Empieza con una Stefani (se llama así de verdad, no tenia ni idea ni me importa) de 4 años que sabe tocar el piano (puede ser, no digo que no) a los 13 escribe su primera balada (pues fale, pues me alegro) en el instituto era conocida por su talento interpretativo (esto es literal del comic) pero en cambio era considerada por sus compañeros la rara y friki del lugar. Detengamonos ahí. Dicen que la conocen en el insti por cantar y actuar bien en las obras del instituto, pero que en cambio todos la tratan como a la rara de la clase. No se, empieza a no cuadrar la historia y a querer que se identifiquen con ella tanto las adolescentes raritas como las chachipirulis de turno.
Stefani se va a una escuela de arte, allí aprende a escribir mejor sus canciones pero la deja. Su padre le paga un piso en alquiler pero ella tiene que salir adelante en la música. 2 años después la contratan en una discografica, a los 3 meses la echan (o no acepto chupar nabos o los chupaba mal) se va a otra, escribe un libro infantil con no se que otro famosete, escribe canciones para los New Kids on the Block (¿estos no habían desaparecido?) y Britney Spears. Hace actuaciones en clubs nocturnos y acaba haciéndose famosa por un disco titulado The Fame y por sus extravagantes ropas a la hora de salir al escenario. Y ya.

El dibujo es chungo, se salva un poco de la quema por el coloreado y las tramas de sombras que le dan un poco de volumen y hacen a ciertos personajes casi reconocibles. Si estuviera en B/N probablemente no sabrías si esa es Lady Gaga, Madonna o Esther.
Solo para fans incondicionales de la cantante, todos los demás huid de el como de la peste, no es mas que propaganda.

martes, 25 de enero de 2011

OPERACION MANTIS (EL EXTERMINIO DEL MACHO)

La etapa más decadente de Paul Naschy, tiene como zenit esta película. Naschy se apuntó al “Spoof”, creyéndose percusor del género en España, cuando ya lo habían hecho, sin mucho éxito Mariano Ozores y Manuel Summers, por lo que el ostión que se pegó con esta película fue considerable. Por lo visto, en co-producción con Japón (ya saben, Masurao Takeda) como venía siendo habitual en esa época, para esta comedia, se le concedió a Naschy el mayor presupuesto que había manejado para una peli hasta la fecha. No se recuperó nada. Y claro, la culpa nunca fue de Naschy, fue del co-guionista Joaquin Oristell y de que la película era demasiado sofisticada y adelantada a su tiempo, no como las de Mariano Ozores que demandaba el público. Que poquita vergüenza tenías Jacinto.
La única verdad, es que la película da absoluta vergüenza ajena, por todo en general, y por Paul Naschy en particular. Si no eres cómico no te metas a hacer monerías, porque vas a hacer el ridículo. Y Naschy en esta película, hace el ridículo de todas las formas posibles, sirviéndose para ello de los mas variopintos disfraces. Verle de punk cantando y haciendo el subnormal es de antología, pero en plan negativo… da mucha penita.
Tras el asesinato de una influyente mujer, una organización feminista llamada “Matriarka”, planea el exterminio del macho, dejando solo 200 tipos influyentes para la perpetuación de la especie. Tres Súper espías, son enviados para solucionar el tema.
La saga que intenta parodiar Paul Naschy, es la de James Bond. No se puede ser menos acertado… desde los años 60, se han hecho parodias de James Bond, así que a mediados de los 80 ¿quién quería ver otra? Y menos en manos de Paul Naschy, que si, que con el terror se ganaría a posteriori cierto prestigio, pero en comedia… Si no tienes ni puta gracia y encima quieres sostener el peso cómico de una película entera, hay que ser un tipo con mucha confianza en si mismo… Y también en la película, puesto que al finalizar, prometían una secuela… como si no hubiéramos tenido suficiente.
Si la película funciona en algún sentido, es en su patetismo. Es tan triste ver gags pretendidamente graciosos, y buenos actores cómicos que no atinan en esta película, que al final te tienes que reír. Todo esto, no queda exento de interés, no en balde es la peli mas difícil de conseguir de Paul Naschy (con permiso de LAS NOCHES DEL HOMBRE LOBO, que no se sabe ni si existe) y en su conjunto, para mi, es una joyita, una rareza y una curiosidad.
Dirigida y co-escrita por el propio Naschy, además de el intentando hacerse el gracioso interpretando a un Rasputín que te vende caramelos a ritmo de chascarrillo (“¡Que cosas tiene mi Zarina!” como guiño al “!Que cosas tiene mi novio¡”, que se convirtió en una popular coletilla ochentera), tenemos en el reparto a la inevitable Julia Saly, José Sazatornil “Saza”, que protagoniza una escenita junto a una araña de plástico totalmente inmóvil, de lo peorcito que he visto en mi vida, José Luis López Vázquez, Antonio Gamero, Freda Lorente, José Riesgo, Fernando Bilbao…
La verdad es que el despropósito es tal, que siendo la peli mas cara que realizó Paul Naschy, sin embargo parece la mas barata, y es que me da a mi, que todo el presupuesto se fue en pagar a todos estos actores, que dicho sea de paso, se les ve en un estado de gracia menor, y muy poquito entusiasmados.

HATCHET 2

Del primer "Hatchet" ya hablé en su día. Digamos que, aunque en ningún momento lo consideré una vuelta real y honesta "al horror de la vieja escuela", me pareció una peli simpática con la suficiente ración de gore gran guiñolesco para dejarme contento. Por lo visto esta es una opinión que compartía con bastante gente, cosa que ayudó a que la peli, dentro de su modestia, tuviera una carrera comercial lo suficientemente viable para engendrar una secuela con el mismo cerebro detrás, Adam Green. Claro que si no hubiera habido una segunda parte, el "chiste" sería incompleto tratándose como se trata de un homenaje al "slasher" clásico.
¿Y qué tenemos en "Hatchet 2"?, pues en realidad más de lo mismo (otra convención del "slasher" puro, después de todo) aunque, gracias a dios, con un pelín menos de humor. La historia arranca exactamente en el mismo punto en el que terminaba la peli precedente (eso sí que NO es típico de las secuelas de "slashers", fíjate tu!). La chica prota escapa de las garras del monstruoso Victor Crowley y logra reunir a un grupo de matones con el fin de regresar a los pantanos y darle su escarmiento.
El "problema" que puede tener semejante trama, para algunos, es que se toma su tiempo hasta que arranca la escabechina. Es una queja que he oído de bastantes bocas, sin embargo, yo recuerdo que a "Hatchet 1" le pasaba algo bastante parecido. A mi, por lo menos, no se me ha hecho especialmente pesada, ni esa parte, ni la peli en general.
Luego tenemos el otro aliciente inseparable de la franquicia, el gore. Pues sí, como ocurría en la uno, aquí también hay una buena dosis de truculencia, con algunos crímenes realmente retorcidos y llamativos, llevándose la palma el de la -interminable- sierra mecánica. Hay que decir, que otros -o al menos, uno- se pasan de exagerados, tanto que, en fin, resultan hasta un pelín ridículos (concretamente la muerte del "Reverendo Zombie"). El desenlace está entre estos últimos, pero al tratarse de quien se trata el que recibe, funciona. Por otro lado, señalar lo mucho que molan los créditos iniciales, con la cámara recorriendo el pantano filmando los restos de los crímenes de "Hatchet 1" mientras en el soundtrack oímos a "Ministry" a todo trapo (Y es que a estas pelis les pega mucho el rock cañero y estridente).
Sin embargo, lo verdaderamente llamativo de "Hatchet 2" está en su apreciable y completo reparto. Dejando de lado a Ken "Jason" Hodder, que interpreta de nuevo al asesino y a su padre (en un registro notablemente -y sorprendentemente- dramático. Por cierto, destacar el simpático guiño que dedican al "Sr.Voorhees" himself), recuperamos a Tony "Candyman" Todd y al mítico John Carl Buechler y nos encontramos nada menos que a Tom Holland, director de "Noche de miedo", en un rol destacado (el colega fue actor antes que director) y a R.A. Mihailoff, el "Leatherface" de "La matanza de Texas 3" que, como en esta, se reserva un papel sin diálogos. El protagonismo femenino recae en Danielle Harris, que sustituye a la girl de la primera parte. La has visto previamente en "Halloween 4 y 5", así como los dos remakes de Rob Zombie o "Leyenda Urbana", y la veremos en "Laid to Rest 2". AH!! por supuesto que no falten los cameos, en este caso tenemos los de Lloyd "Troma" Kaufman, Joe "Wrong Turn 2" Lynch y Mike "Los profanadores de tumbas" Mendez.
Pero una de mis coñas favoritas es cuando, acompañando a los créditos de "Written & Directed by Adam Green", vemos a este tumbado en el suelo echando una jugosa y cuantiosa pota.
Cosas así, o gran parte de las mencionadas arriba, son motivo suficiente para apreciar "Hatchet 2" aunque no sea una peli redonda. Es un film de horror parido por fans, para los fans, y esas cosas molan. Vamos, hay que ser agradecido.

lunes, 24 de enero de 2011

RHINESTONE

La primera incursión de Stallone en la comedia (y en el musical) no podía ser mas acertada. Desconozco como funcionaría esto, pero he de decir que yo he disfrutado viéndola, como ya disfruté antaño con ese Stallone berreando y haciéndose el gracioso. El visionado, ha sido una experiencia agradable, lo que ya es mas que suficiente.
Obviamente, la peli tiene su mal envejecer y en la época ya era mala, pero el ver a Stallone, intentando hacer de John Belushi (es, sobretodo en los primeros minutos de la película, un humor muy similar, basado en la brutalidad física y en el berrido enérgico), a día de hoy, no tiene precio.
Una cantante de Country (Dolly Parton, con un físico imposible), trabaja de cantante en un bar Country en el que no actúan mas que matados del género. Ella se quiere ir de allí, pero la une un contrato que lo impide. Harta de su jefe y de lo malo que es en busca de talentos, le propone la extinción de su contrato, si logra hacer un buen cantante Country a cualquiera. Si no lo consigue, digamos que tendrá que chuparle la polla.
Salen a la calle en busca del individuo que se convertirá en cantante, y por allí pasa un taxista (Silvester Stallone), que les viene muy bien a los dos para la apuesta. En Adelante, la Parton se las verá y deseará, para convertir a Stallone en cantante Country.
Ochentera a mas no poder, en todo lo referente a estética, e incluso al argumento, muy propio de aquella época, la película alejó a Stallone de todo género que no fuera la acción hasta ALTO O MI MADRE DISPARA, y es que si en el resto de sus películas disimulaba lo mal actor que era, en esta nos deja claro que mas allá de pegar hostias, Stallone no sirve para otra cosa. Aunque por otro lado, eso es lo que hace grande a la película, el ridículo que hace… No ya en su híper-mega-sobreactuación, si no en cada camiseta ajustada que saca para marcar pectoral, en una película que no viene a cuento, pues incluso es golpeado por un individuo mucho menos fuerte y mayor… pero eso si, los brazacos siempre al descubierto.
Dirigida por un director que en AVT nos cae muy bien que es Bob Clark, responsable de los dos primeros títulos de la saga PORKY´S o cosas como LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES 2, BLACK CHRISTMAS, UN TIRO POR LA CULATA, o UNOS PEQUES GENIALES.
Muy recomendable, por lo desfasada que se ha quedado, y por ver cantar a Stallone.

CAZADOR DEL ESPACIO, AVENTURAS EN LA ZONA PROHIBIDA

No cabe duda que esta peli nació con la sana intención de parir un nuevo héroe, y una nueva franquicia. Pero no coló. "Cazador del espacio, aventuras en la zona prohibida" hace tufo a "escuela Spielberg/Lucas", a cine espectáculo de los 80. Desde el logotipo del título (este incluído), hasta su rimbombante y animada banda sonora johnwilliamsesca (cortesía de Elmer Bernstein), pasando por sus arquetípicos personajes y situaciones. El héroe es un descarado remedo de Han Solo e Indiana Jones (interpretado con barba de cuatro días y actitud de golfo simpático por Peter Strauss), la chica que le sigue es la inevitable picarona graciosa que al inicio se lleva a matar con el prota, pero luego se pillan cariño mutuo (a la que pone planta Molly Ringwald, poco antes de convertirse en reina de la comedia romántica de la época), el socio del héroe, negro -cómo no- y con el que mantiene una masculina relación de amor/odio (el bueno de Ernie Hudson) y el malo, pues tan feo y cibernético como un "Darth Vader" de andar por casa, al que da vida el especialista en malvados Michael Ironside. Un buen plantel. Produce el invento nada menos que Ivan Reitman, un año antes de parir la mítica "Los Cazafantasmas" (con Ernie Hudson en el reparto, por cierto). El dire es un veterano de la caja tonta, Lamont Johnson. "Cazador del espacio..." se estrenó en formato 3D, pero de cuando dolía a los ojos y al cerebro.
Un crucero galáctico sufre un accidente. Las únicas supervivientes, tres mozas de buen ver, se salvan aterrizando con su cápsula en un planeta asolado por una enfermedad y habitado por dos "tribus" en constante batalla. Los buenos (vestidos con harapos) y los malos (vestidos con cuero negro). A todo esto, el Han Solo de nuestra historia se entera de que ofrecen una buena recompensa por las churris, y decide ir a por ellas, enfrentándose a toda clase de peligros.
Y sí, la trama es tan básica y lineal como parece. Un peligro tras otro, hasta llegar a la guarida del malo, armarla parda y salvar a las mozas. Puro videojuego, vamos. Ese es el mayor defecto de esta peli, lo previsible y aburrida que termina resultando. Se nutre de todo el material que en los 80 hacía triunfar en taquilla (añadan aquí una buena dosis de "Mad Max 2", con ese desierto por el que transitan grotescos automóviles), pero no sabe cocinarlos bien y el resultado es soso y carece de carisma alguno. Los efectos especiales no están ni tan mal, así como los maquillajes (entre los muchos responsables tenemos a Tom Burman y a ¡Kenneth J. Hall!, futuro director de "Engendro Satánico" y guionista habitual del David DeCoteau pre-gay). Tenemos un dragón de agua, unas amazonas, niños mutantes que lanzan bombas y unos gordos monstruosos. Pero como digo, esta es una peli de aquellas que suenan mejor contadas que visionadas, es todo aparatoso y una vez puesto frente a la cámara, no saben sacarle la espectacularidad requerida. Una lástima.
Para nostálgicos y curiosos.

domingo, 23 de enero de 2011

EL DEVORADOR DEL OCEANO

Cuando era chaval, esta peli me llevó loco durante un tiempo. Había leído sobre ella en algún "Mad Movies" donde la ponían a bajar de un burro, y destacaban burlonamente el aspecto de su criatura submarina porque, decían, ¡parecía la versión hardcore del Pacman!. Sabía que su director era Lamberto Bava, y que cuando rodaba pelis no estrictamente de terror, usaba el pseudónimo de John Old Jr. (simpática coña esta dado que su respetado padre, Mario, usaba el de John Old), como ya hiciera con "Blastfighter". El día que la localicé en un video-club cortesía de José Frade (entonces usaba cajas rojas más pequeñas, formato este que también lucía "Descanse en piezas") se me cayeron las pelotas al suelo cuando en tareas de dirección no estaba ni Lamberto, ni John... sino Martin Dolman. ¡¿Martin Dolman?!, ¿pero ese no es Sergio Martino?. Las cosas no cuadraban. Obviamente, en aquellos lejanos times no conocía la especialidad del sello Frade en meter la pata de esta y de otras maneras. Pero hoy sí puedo asegurarles de que este "El devorador del oceano" lo firma Lamberto Bava/John Old Jr. (básicamente porque lo pone en los créditos, nos ha jodido) y que Martino/Dolman comparte tareas de idea/guión con otros monstruos del cine popular italiano de los 80 como Luigi Cozzi/Lewis Coates o Dardano Sacchetti. ¡Que maravilla!... es decir, a la perspectiva, porque "El devorador del oceano" no es ni por asomo el más interesante trabajo de ninguno de estos estetas. ¿El peor?, nah, tampoco (de hecho, de Bava hijo hay cosas mucho más horripilantes, como "Disturbios en el cementerio" sin ir más lejos).
Aquí no hay truco: Un monstruo tremebundo (que sí, se parece a Pacman) ataca a bañistas e incautos en el típico pueblo costero de turno. La experta de turno, con ayuda del experto de turno, deciden unir fuerzas para pararle los pies... o los tentáculos, sin saber que hay "algo más" oculto tras el bichejo.
En fin, pues rutina pura. Genuina escuela del exploit italiano con sus pros y contras (algo parecido a lo que ocurre con "Destroyer"). Hay que decir que en el Imdb muchos merluzos se ceban excesivamente con esta peli. Yo no creo que sea TAN mala. A decir verdad, casi la prefiero a los productos actuales de engendros marinos producidos por Syfy Channel o Asylum. sobre todo el monstruo, que tiene su gracia y hasta da el pego en algunos momentos (por cierto, muy feos esos primeros planos de un pulpo real retorciéndose ante el efecto de las llamas, ¡¡que hijosdeputa estos fetuccini!!). Es verdad que el montaje resulta algo atolondrado y que muchas secuencias terminan abruptamente, como si aún les quedara algo más que mostrar. Pero no se hagan ilusiones, no creo que sea ni sexo (que no hay ni gota) ni violencia (que sí hay, pero poca y sobre todo recogida en la parte final, con alguna sutil dosis de gore), simplemente estamos hablando de cine de bajo presupuesto de los 80 con un corazón amplia y genuinamente italoparlante!.
Un dato marciano, en los créditos del final figura Max Pecas como "administrador", ¡¡¿¿será el mismo Max Pecas especializado en cine erótico y director de "Brigada de la noche"??!!... lo dudo, pero ya tiene güevos que dos personas en el mundo se llamen de ESE modo.

EL ÚLTIMO TRUCO

Es curioso, pero últimamente disfruto más viendo documentales sobre cine, que viendo películas. Mi no se por qué. El caso es que ayer mismo mi buen amigo Vicente (un saludo!!) me habló de "El último truco", documental reciente (2008) sobre la carrera del legendario -y ya fallecido- Emilio Ruiz, campeón de las maquetas y los "mates" que participó en infinidad de pelis, desde cosas gordas como "Dune" (la de David Lynch) o "Conan, el destructor" a las simpáticas caspillas del entrañable Juan Piquer, como "Supersonic Man" o "La Grieta". Tanto llamó mi atención que decidí comprar una copia por Amazon y hacérmela traer ultra-urgente desde Estados Unidos para poder devorarla esa misma noche... ejem........
Pues bueno, es muy divertido e interesante ver cómo se las ingeniaba el Sr.Ruiz para llevar acabo sus trucos. Las maquetas siempre me han molado, y apreciar el modo en que el caballero las integraba dentro del plano resulta fascinante. No nos engañemos, amigos, en ocasiones sus trucajes cantaban más que una almeja, pero como dice el mismo Guillermo del Toro en el documental (respecto a "El laberinto del fauno"), que se note un poco está guay, porque le confiere vida y encanto ante los fríos efectos digitales, que son el gran malo de esta peli (aunque manda güevos que Del Toro hable "mal" del tema digital, viendo lo que ha hecho y hace). El orondo y feliz Mejicano es solo uno de los varios rostros respetables que aparecen en la peli, también tenemos los de Ray Harryhausen in person, Enzo G. Castellari, Juan Piquer Simón (con estos dos Ruiz se marca unos desayunos/charla muy divertidos) y otros no tan agradables de ver (y oír) como los de los hermanos Trueba. AGH!!.
Sin embargo, y con todo lo atractiva que es la temática del documental, este no termina de resultar ni demasiado entretenido, ni demasiado apasionante. Vamos, que incluso aburre un poco. La puesta en escena pseudo-arty, pseudo-moderna y pseudo-egocéntrica de su director, Sigfrid Monleón, resulta inadecuadísima para el tema tratado. No le pega nada. Lo único que consigue el amigo Sigfrid (que hace gala de todos los odiosos típicos tics del estudiante de cine) es desprender de encanto, de calor, de color, de vida y de humanidad a un asunto que, por norma general (y dada su condición artesanal), lo chorrea.
Hacer notar, como mera curiosidad, el pasaje dedicado a "Los ojos del gato".
Pues, no se, lo recomiendo para ver a Emilio Ruiz en su salsa... pero no por su acabado.

sábado, 22 de enero de 2011

DEFIENDE TU VIDA

Cuando unos peligrosos presos son trasladados a un centro penitenciario en un furgón, logran escaparse con mañas muy violentas, y durante la huída, logran ocultarse en la casa de una familia afro-americana católica, a los cuales secuestrarán y lanzarán toda una retahíla de insultos racistas, violarán a alguno de los miembros femeninos y someterán a vejaciones varias.
Un clásico adscrito al género de “violación y venganza” habitual de los “Grindhouse” y súper polémico, de esos que al final, es mas fuerte la imagen que nos creamos de ella antes de verla, que lo que en realidad es la película. Al final ni es tan violenta como la pintan, ni tan racista. En realidad, si que lo es, pero no tanto como mi podrida cabeza, ávida de sensaciones extremas, pensaba que era. Mucho insulto, algunos incluso ingeniosos y algo tan vejatorio como hacerle bailar al negro de forma ridícula, mientras el agresor dispara a sus zapatos, pero nada que ofenda mi sensibilidad en demasía.
También a nivel violencia, la cosa se queda sosilla, a pesar de las intenciones. En DEFIENDE TU VIDA, se pone una pistola en la nuca a un niño de tres años, y se mata a pedradas a un niño de once… pero mas allá de eso, tampoco es para tanto. Claro, que quizás, en la época si era como para llevarse las manos a la cabeza.
Muy telefilmesca, lo que hace destacar a esta peli por encima de otros títulos del mismo género como LA ULTIMA CASA A LA IZQUIERDA o LA VIOLENCIA DEL SEXO, es que es tremendamente entretenida, trascurriendo todo a una velocidad, que cuando te quieres dar cuenta, la peli ya ha terminado, cosa esta que se agradece.
Hay que añadir, que la película, dentro de su modestia, está muy bien filmada y montada, a pesar de sus intenciones meramente comerciales y “Exploitaiton”, no se descuidan los aspectos técnicos.
Desde luego, no creo que exista una película con más mala baba que esta, desde el momento de su concepción, hasta la forma de vendérnosla, aunque luego todo se quede en agua de borrajas. De hecho, hay uno de los agresores ¡Que es Chino! Y lo peor es que el espectador la ve, solo por que sabemos que es una película mega-racista…
Dirige el cotarro Robert A. Endelson, que dirigió una película antes que esta, y después nunca mas se supo…. ¿Quizás esta película fue su veto en el mundo del cine?

viernes, 21 de enero de 2011

2 LOCOS EN MAR DEL PLATA

Parece ser, que el underground Argentino está en alza. No quiero decir que sea un bombazo, pero que si tiene mas repercusión en su país, que nuestro cine underground en el nuestro. Y siempre que he buscado info sobre el asunto, o he navegado en Internet, me he topado con una película, un suerte de comedia Teen, que goza de bastante popularidad en el fandom Argentino. A poco que he podido, me he agenciado una copia me he puesto a verla.
Dos individuos, deciden irse a la costa Argentina, para buscar un tesoro y para recuperar la novia de uno de ellos que ha sido abandonado, lo que dará pie a un sin fin de enloquecidas situaciones.
Les aseguro que soy un tipo abierto, que en el campo de la comedia, tengo mucha mano izquierda y me suele gustar casi todo, pero es que en mi puta vida he visto un pedazo de mierda mas grande que este.
Matías Lojo y Pablo Marini, escriben, dirigen y montan el engendro, basándose en comedias ochenteras de su tierra (intuyo que la saga de “Los Bañeros”, ha podido influir lo suyo) e intentando recuperar un humor que ya no se hace, el de las, llamémoslas, “Argentinadas”. El problema, es que, aunque sea el humor que se gastan bastante localista, los “perpetradores” de esto (ellos mismos, en un intento de caer simpáticos, se autodenominada así mismo en los créditos), no tienen ni puta gracia, basándose su humor en chillar mucho y en soltar muchos insultos. Lejos de eso, poco más resulta atractivo en la cinta, si es que esto mencionado puede llegar a serlo.
Pero no es el hecho de tener poca gracia lo que hace que me repugne esta película. Me repugna el que utilicen chromas para crear exteriores chanantes, me repugna el asqueroso filtro que meten en toda la película, sin saber muy bien cual es el fin de este (¿Disimular que está rodada en vídeo, tal vez?... Pues ni por esas lo consiguen) y sobre todo, los chungos efectos especiales infográficos y todo el rollo de ciencia ficción barata, con su nave espacial y todo, en un afán de convertir el producto en algo bizarro y “chachi pilongi”, al gusto de las modas modernitas y demás fauna “cool”. Además, que toda esa mierda anula las primeras intenciones (o al menos las que parecen vender) de comedia desmadrada de corte “costero”.
Y sumenle, que es terrible, terrible, terrible, terriblemente aburrida.
Lo dicho; ¡que nos devuelvan el dinero!, ¡El autor!, ¡El autor!, ¡Que le corten la cabeza y nos la sirvan en bandeja de plata!.
¡Quítale la puta vídeo-cámara a ese imbecil !

EXTRAÑOS INVASORES

Otra de esas míticas carátulas que llamaban nuestra atención cuando éramos jovenzuelos e íbamos al video-club en busca de estupendas emociones baratas, y otra de las varias que nunca alquilé tras dudar y dudar mucho y dejar pasar mi oportunidad. Por fortuna, y como me ha ido ocurriendo estos últimos años gracias a mi búsqueda de reliquias en formato VHS, pude verla ayer noche, en las mismas condiciones que lo hubiese hecho hace poco menos de 30 añacos. Y como siempre, me percato de que mi imberbe olfato era infalible.
La ex-mujer del prota se larga a su pueblo natal, y desaparece. Preocupado, el muchacho va a buscarla y es recibido en el lugar de modo extraño, tanto que le parece ver a un marciano disparar rayos por los ojos. De vuelta a la ciudad, pide ayuda a una periodista sensacionalista para resolver el misterio.
Nada especialmente malo que decir de "Extraños Invasores"... salvo que cuando termina, te quedas un poco "¿Hein?". Es un tanto anodina, tontorrona, pero quizás por eso mismo desprende un sutil encanto ingenuo. No es la cosa más entretenida y disfrutable del mundo, pero se deja ver. Los efectos especiales están muy logrados, sobre todo los que implican prótesis y animatronics (algún nombre reputadillo en este apartado, pero nada que merezca mencionarse) y, en fin, que la cosa anda algo a trompicones pero anda al fin y al cabo. El inesperado y forzado happy end no enfurece, digamos que enternece.
El reparto está plagado de caras conocidas, Nancy Allen, Paul LeMat, Michael Lerner, Louise Fletcher, Fiona Lewis, Kenneth Tobey, Wallace Shawn... entre otros. Al director no lo conocía, y no me sorprende, tampoco ha hecho nada más destacable. Como nota curiosa mencionar la canción de los "REM" que suena en el soundtrack... de cuando era un grupo que una peli modesta como "Extraños Invasores" podía permitirse (1983).
Cuando termina, le das al "Eject", devuelves la cinta a su caja y te vas a dormir con una sonrisilla de complicidad. Pues oye, por mi bien, ¿no?.

jueves, 20 de enero de 2011

EVIL DEAD: THE MUSICAL

Perdonad si soy pesado, pero es que aclarar esto de entrada es importante. Os podría evitar la chapa diciendo que fueráis AQUÍ y os empaparáis antes, pero dado que sois una panda de vagos y seguro que no me hariáis caso, pues ala: Soy de la opinión que el primer "Evil Dead", o "Posesión Infernal", es un film rematadamente serio y terrorífico cuyos elementos de humor son involuntarios. Y Bruce Campbell opina igual que yo. El tono -este sí- voluntariamente coñón de la segunda parte (normalmente más apreciada) y especialmente de la tercera, han "ensuciado" mucho el espíritu de la original, rodada por una panda de jovencitos entusiastas precariamente y con la única idea de asustar a la audiencia. Me CABREA que aún haya gente que no entienda eso, básicamente porque ADORO "Posesión Infernal" y creo que es la MEJOR peli de terror de la historia. No así sus secuelas, aunque la segunda me parezca también muy gozable y la tercera básicamente divertida.
Es por ello que la idea de un musical basado en "Evil Dead" me aterraba. Para mi era como "más leña al fuego". Otra muestra de lo equivocada que está la plebe asumiendo que a la franquicia le pega convertirse en musical porque desde siempre el humor ha estado asociado a su razón de ser. ¡¡No, no y no!!. Justamente uno de sus responsables, haciendo gala de una cuantiosa ceguera, está convencido de tan errada idea (¡¡idiota!!).
Sin embargo, y a pesar del peligro, decidí echarle un vistazo y me agencié la copia de un dvd promocional que rula por ahí gracias a un contacto que tengo en los USA. ¿Resultado?, sería absurdo negar que lo he pasado muy bien.
Olvidemos lo de que "Evil Dead 1" no tiene humor -voluntario- y bla, bla y centrémonos en el hecho de que el musical es una simple y llana parodia. Y lo es!, ya que entre su catálogo de bromas hay muchas referencias a las mismas "carencias" técnicas y narrativas de los films. Sobre todo lo segundo. En realidad el argumento de la obra es una curiosa mutación de "Evil Dead 1 y 2". Es decir, de las dos que se desarrollan en la cabaña. De la tercera solo toma algunas frases del personaje de Ash/Bruce Campbell, pero poco más. Está partida en dos actos, el primero es más deudor de "Posesión Infernal" y el segundo de "Terroríficamente muertos". Lo realmente curioso es ver cómo solucionan algunos de los aspectos más notorios de los dos films encima de un escenario, y hay que decir que, gracias al humor que está presente continuamente, no salen demasiado mal parados. Está resultona la cosa. Incluso hay algo de sangre y algún gag directamente gore.
Afortunadamente todo parido desde el respeto y el cachete afectuoso. Que duda cabe que los que más disfrutarán de "Evil Dead: The musical" son los fans de la saga. Incluso aquellos que opinan como yo respecto a la peli madre. Los autores de la obra saben que juegan con un material bien jugoso, y si por un lado construyen inspirados gags que se ríen de los films (destaca el dedicado a uno de los personajes más segundones y casuales de "Evil Dead 2", puesto ahí únicamente para ser poseído y morir), por otro recrean momentos álgidos que despiertan los entusiastas aplausos de una entregada audiencia que participa totalmente del show (pero sin llegar molestar) incluidos guiños a Campbell y a Raimi, directamente.
El catálogo de frases, posturitas y actos heróicos del personaje de Ash es abrumador y funciona como un reloj Suizo a la hora de empujarte a saltar de tu silla y comenzar a aplaudir o berrear. Imaginaos el momento en que convierte su amputada mano en la sierra mecánica... el teatro se viene abajo!!!. Está claro que ver esto en el lugar adecuado debe ser toda una experiencia altamente disfrutable.
Las canciones son bastante chulas y pegadizas, además de contar con divertidas letras. Los actores se lo curran notablemente, no es que canten de maravilla, pero cumplen, especialmente la chica del sótano -un torbellino- y, obvio, Ash, que se deja la piel. Mención especial merece el ciervo hablador, muy coñero (básicamente un puppet de lo más cutre).
Pues sí, aparcando un poco manías personales, debo reconocer que "Evil Dead: The musical" está muy divertido, muy curioso, es bastante entretenido (aunque, repito, en un teatro fijo que pasa volando) y merece verse, sobre todo si eres fan de alguno de los tres títulos o de la franquicia al completo.


PD: Coño, acabo de leer que Raimi hace tiempo aprobó una versión del musical para el cine en tres dimensiones!!!!. Eso hay que verlo, carajo.

EL RETORNO DEL HOMBRE LOBO

La creación más famosa de Jacinto Molina, Waldemar Daninsky, mola, mas que por su condición de licántropo, por ser un personaje totalmente atemporal. Con esto no quiero decir que las películas protagonizadas por este personaje, sobrevivan bien al paso del tiempo (todo lo contrario, lo llevan bastante mal). A lo que me refiero, es que Daninsky, lo mismo está en el medievo (LA BESTIA Y LA ESPADA MAGICA), que está en los años setenta (DR. JECKYLL Y EL HOMBRE LOBO), que está en los años cuarenta (LA MARCA DEL HOMBRE LOBO). Esto lo convierte en individuo tremendamente impersonal, dando la impresión de que son distintos hombres lobos en cada película. Y esta es una película adscrita a las protagonizadas por el Waldemar Danninsky barbudo, que aún consideradas por los “Naschystas” las mejores de su filmografía, a mi me parecen las peores. Son aburridas y no demasiado malas, con lo cual el elemento “Risas”, lo borramos de un plumazo..
EL RETORNO DEL HOMBRE LOBO, dirigida por el propio Jacinto Molina, cuenta que tras ser ejecutados en la edad media, tanto la Condesa de Bathory como su siervo, el licántropo Danninsky, en la actualidad, por un lado unas chicas de vacaciones por los Cárpatos, se las apañan para resucitar a la condesa, mientras que por otro lado, unos profanadores de tumbas, resucitan igualmente a Waldemar Danninsky, por lo que el pitote, ya está organizado a partir de ese momento.
A Paul Naschy, desde el principio, ya le gustaban este tipo de “Crossovers” en sus guiones, y si normalmente, suelen resultar, en esta, la primera de Waldemar Daninsky que se atrevió a dirigir el propio Naschy, la cosa resulta un revoltijo entremezclado de conceptos e ideas, por los que es fácil perderse, en parte debido a un montaje mas o menos torpe, y una dirección del todo incompetente.
Pero el atractivo de esta película radica en lo estético (toda la película es visualmente fascinante), por lo que es fácil perdonar unas cosas por otras.
De esas otras, es de recibo decir que en el aspecto sangriento y/o Gore, nada de nada.
En el reparto, junto a Naschy, Julia Saly, Azucena Hernández, y Rafael (TERROR EN EL TREN DE LA MEDIA NOCHE) Hernández, como uno de los profanadores que resucitan al licántropo. El otro es el orondo y terrorífico Ricardo Palacios.
En definitiva: Muy regular.

miércoles, 19 de enero de 2011

POLICROMÍA

Desde la localidad Barcelonesa de Sant Boi, llega Pere Koniec, con su último mediometraje, exhibido en el pasado festival de Sitges, en la sección Brigadoom, así como en otro tipo de eventos.
Koniec, lejos de asemejarse a la mayoría de cortometrajistas de fantástico, “Sin un duro” que pueblan la piel de toro, apuesta por un cine fantástico, casi de arte y ensayo, y POLICROMÍA es una prueba de ello.
La cosa comienza con una joven, vestida como del medioevo, que se acerca a una cueva, sigilosamente, pues dentro se intuye un monstruo, que ha juzgar por sus chillidos (lo único que vemos del monstruo) debe ser bastante espeluznante. Y a partir de ahí, el sinsentido reina en la película. Quizás para Koniec, todo tenga algún sentido, pero para mí, como espectador, no tiene ninguno. Y no me mal interpreten, el que no tenga sentido, a mi me parece maravilloso, ¿Por qué una película tiene que tener un argumento reconocible y/o una estructura narrativa coherente? Ya estoy harto de productos amateur que tratan de imitar el cine estándar, lo que hace Koniec, es genuíno.
A todo esto, la peli se separa en tres fragmentos, fácilmente diferenciables por el color en el que se presentan. Tonalidades verdes, rojas y grises, separan y marcan el ritmo de la película.
Otro aspecto que me ha gustado es que Koniec, con los mínimos medios (solo detecto el uso de la steady en un par de ocasiones, pero por lo demás, esto es cámara de vídeo a saco, pura y dura) logra sacar partido al asunto hasta limites insospechados, además su destreza en el montaje, dota el producto de ritmo, y la potencia de algunas imágenes, hacen algo que a priori se las prometía pestiñazo, bastante potable. Y puramente contemplativo.
¿Cosas malas? Bueno, quizás en conjunto la cosa sea pedante, y las pretensiones de Koniec un tanto arties también… quizás insoportablemente artísticas… parece hasta un “poseur” Pero si metes un monstruo chillando como chilla el que está en la cueva, todo se equilibra… y me gusta ese contraste.
Como curiosidad, decir que hay un papelito para el escritor Rubén Lardín, que también hizo sus pinitos en el FERNANDO´S CURSE, de nuestro compi de blog Naxo.
Muy majo, imágenes muy potentes, y sobretodo, montado con destreza.
Me ha sorprendido gratamente.

martes, 18 de enero de 2011

Sherlock (serie tv)

Ya comente cuando reseñe por aquí la adaptación de Sherlock Holmes de Guy Ritchie, que el personaje literario nunca fue uno de mis favoritos, es mas no creo que haya leído mas que un solo libro del personaje (El perro de los Baskerville y porque nos obligaron en el instituto) Así que ya podéis perdonar que no pille las referencias de la serie, que se que las tiene y muchas, pero desgraciadamente a mi se me escapan, si tan solo hubiera leído mas.... igual tendría un mejor trabajo, un mejor coche, igual no estaría escribiendo aquí... mejor me quedo como estoy, en serio.

La BBC tira la casa por la ventana y se gasta un pastizal en cada episodio de la serie Sherlock, aunque su primera temporada solo cuenta con 3 capítulos ya nos ha dejado ver la calidad de producción y actores que han conseguido. La acción transcurre en la actualidad, y salvo por eso todo lo demás es exactamente como en los libros, Sherlock y Watson viven en el 221B de Baker Street, el inspector Lestrade les pide ayuda en casos complicados e incluso tienen a la Sra. Hudson, pero que en este caso es la casera, y no el ama de llaves (apreciación que ella misma hace en el primer episodio) A Holmes le interpreta Benedict Cumberbatch (o el señor de ojos raros como le llama mi señora) y Watson es Martin Freeman. A este ultimo le conoceréis de películas como Guia del Autoestopista intergalactico, Ali G, o porque sera Frodo en la próxima The Hobbit (parte 1 y 2, lo que hacen por sacar pasta), a Cumberbatch le conoceréis de.... y de.... vamos que de nada, lo único que ha hecho han sido TV movies y alguna película de las cuales no reconozco los títulos.
Se me olvidaban otros dos personajes, el siempre en la sombra Moriarty, y Mycroft Holmes, el hermano del detective que también aparecerá en la secuela que esta rodando Guy Ritchie, que casualidad!

Poco o nada he contado de los argumentos de los capítulos, pero es que eso os dejo descubrirlo a vosotros. Vamos con curiosidades o tonterías que al final es con lo que os quedáis. Sherlock no se droga, o al menos no se le ve inyectándose cocaína, pero en cambio si que utiliza parches de nicotina, 3 a la vez, ya que la sustancia nociva acelera el proceso mental (esto es verídico) Es un sabelotodo, una especie de House del crimen (no obstante el personaje del medico cojo se baso mucho en el "hijo" de Sir Arthur Conan Doyle) la policía le detesta y en general no tiene amigos, solo Watson le soporta y porque le acaba de conocer. En la serie los asesinatos y casos investigados por Holmes son instigados y patrocinados por Moriarty, y es que la némesis del detective es alguien igual que el, muy inteligente y muy aburrido sino esta ocupado en algo, y en este caso es en ponerle las cosas difícil a Holmes. Los episodios duran 90 minutos aprox. por lo que perfectamente podréis ver cada capitulo como una película, incluso ver el primero y no ver mas, o ver solo el segundo, vamos que aunque como serie que es arrastra algunos detalles para darle una continuidad, se puede ver perfectamente el 2 o el 3 sin haber visto los anteriores y disfrutar igualmente.
Lo dicho, una gran serie y muy recomendable, que salvo que le tengas manía a los protagonistas tipo House o Monk, no deberías de perderte.

SOBRENATURAL

Aprovechando el tirón de EL ENTE, o bien, estrenando a la vez en salas, por pura casualidad, Eugenio Martín se dirige esta historia de fantasmas violentos, un argumento de lo mas trillado (ACOSO DEL MAS ALLA, vendría a ser un casual remake de esta), pero que siempre es efectivo, a poco que seas un cagoncete.
Una mujer, siente la presencia de actividades extrañas y sospecha que puede tratarse del espíritu de su marido, un autentico cabrón que le hacía la vida imposible. Por culpa de su escéptico nuevo novio, acuden a especialistas en el tema paranormal, que les sacan de dudas. El marido muerto está celoso, y se le aparece a la mujer, para seguir jodiendole la marrana.
La película, tiene ese aspecto minimalista de películas como REGRESO DEL MAS ALLA o MORIR DE MIEDO, pero si que es ligeramente superior… aunque no demasiado. Anda un poco mejor de ritmo que las anteriores, y vemos mas sangre y mas F/X, de hecho vemos en un par de ocasiones la mano zombificada del fantasma. Y lo mejor de la peli, es sin duda, una escena en la que el fantasma, ataca a una mujer con un cuchillo eléctrico y a el no se le ve nunca. El cuchillo va por el aire a sus anchas, cortando a la vieja una y otra vez… ¡Nunca se acaba esta maravillosa escena! Una autentica pasada. Todos estos buenos momentos, no son el valde, Martín es el responsable de películas tan estimables como UNA VELA PARA EL DIABLO o la mitiquísima PANICO EN EL TRANSIBERIANO, o sea que de casta le viene al galgo. Pero un par de buenos momentos, tampoco salvan de la quema, a la que podríamos llamar, su peor película de terror. Al fin de al cabo, y a pesar de un par de buenas escenas, y una banda sonora histerizante, con suspiro fantasmal incluido, la peli es un coñazo. Solo que merece la pena ser vista, por estos buenos momentos.
En el reparto, tenemos a un pizpireto al principio, agresivo después Maximo Valverde ( Max Valverde en los créditos) que secunda a una bastante efectiva Cristina Galbó (Acreditada como Christine Galbó), vista en SUFRE MAMON y SUELTATE EL PELO. Martín, aparece acreditado como Eugene Martin.
Como anécdota, y para demostrar lo misceláneo de la carrera del director, nombraré otros filmes suyos, de otros géneros, como pueden ser LA VIDA SIGUE IGUAL, peli vehículo para Julio Iglesias, con Andrés Pajares en uno de sus primeros papeles, EL HOMBRE DE RIO MALO, con Lee Van Cleef, Aldo Sambrell y el inevitable Simón Andreu, o NO QUIERO PERDER LA HONRA, para la que sobran comentarios.

FOREVER EVIL

Otra de esas videoclubadas que por mucho que la alquilara, y por mucho que insistiera, nunca lograba verlas enteras y encontrarles algun aspecto positivo. Igual que el "Scalps" de Fred Olen Ray, "Forever Evil" es ideal para echarte una siesta. Morfina pura.
Dejadme que mire un momento en Imdb cual es el argumento exacto de esto, porque acabo de verlo y aún no lo sé.... bueno, pues es lo que yo había entendido. Vaya mierda. El modelo de "Forever Evil" salta a la vista y canta más que una almeja: "Posesión Infernal". Copia planos, encuadres, ideas... la agresiva cámara subjetiva que se echa sobre los actores, sacar los ojos al agresor que te levanta del suelo agarrándote por el cuello, el "Necronomicón" in person... y no soy yo que lo flipo, es pura evidencia. Estructuralmente digamos que "Posesión Infernal" queda reducida a 30 minutos, y el resto es como si nunca hubiese habido un "Evil Dead 2". Imaginaos que Bruce Campbell/Ash sobrevive el ataque, logra volver a la civilización y decide investigar los motivos de la masacre en la cabaña, incluida presencia de polis, ambulancias y prensa... claro, la idea de por si ya resulta poco atractiva, pero es que si la dejas en manos de un director sin talento, no te digo ná. Bien, eso es "Forever Evil". Y encima, dura 107 minutos!! (aunque en la caja pone 120!). ARGH!!.
Sin embargo, hay una explicación tras el descalabro creativo/artístico de "Forever Evil" (que le den el Oscar al tio del poster!), y es que en la producción nos encontramos con los mismos artífices de las primeras pelis de terror rodadas en formato vídeo para el mercado Americano. Bueno, no las primeras (ese honor pertenece a "Agresión en la casa del terror"), pero sí las más populares, con la aburrrrrrida "Blood Cult" en cabeza. La diferencia es que aquí cambian el formato magnetoscópico por los 16mm (o el Super 8, vete tu a saber), aunque la post-producción se la han currado en vhs, algo que se nota un güevo por los créditos. Salvo los del inicio, paridos mediantes animación y tan majos como cutrexpas. Idem con los efectos especiales y el gore. Son de tirón casero, obvio, y tienen encanto... el problema es lo poco que asoman. No compensa.
Pero la guinda se la lleva el director, Roger Evans, que en un reportaje de la época para "Fangoria" decía una gilipollez de este calibre: "No me comparo con Hitchcock, pero si miras esta película, no se trata de lo que ocurrió, sino de la sensación de amenaza antes de que ocurra. Eso es lo que la gente recuerda. Esta peli tiene sus dosis de sangre, gore y violencia... pero también algo más de encanto que eso". Hay una secuencia en "Forever Evil" completamente estúpida, en la que una maruja tumbada en la cama no para de soltar chorradas sin gracia vía teléfono, en eso que se asoma por la ventana, ve a uno de los protas pasar por ahí, se lo comunica a su interlocutora y no sale más en toda la peli. ¿Esa era su función?. Puro "Maestro del Suspense" sin duda alguna.
En semejante tesitura, la lógica del "Fast Forward" no solo se impone, sino que es la única salida que nos queda.

PD: Ahora me percato de que llevo ya tres reseñas seguidas de tirón negativo. Les juro que no era premeditado... sencillamente que selecciono mal mis visionados.

lunes, 17 de enero de 2011

FLETCH REVIVE

Está claro que la época dorada de Chevy Chase, fue en la televisión, el SATURDAY NIGTH LIVE, y que a pesar de saborear las mieles del cine, pronto se agotaron sus recursos. Y es que si nos paramos a pensar cabalmente, Chase nos puede caer mas o menos simpático, pero las cosas como son: Películas realmente memorables, solo tiene dos, y cualquiera de ellas, es prescindible: LAS VACACIONES EUROPEAS DE UNA CHIFLADA FAMILIA AMERICANA y FLETCH, EL CAMALEON.
Y si este tuvo unos años exitosos, yo creo que el principio de su decadencia vino con este FLETCH REVIVE.
Irving Fletcher, viaja a Mississipi, a hacerse cargo de una herencia. Una vez allí, pronto logra seducir a la abogada encargada de las lecturas de la herencia. A la mañana siguiente, Fletch se la encuentra muerta, así que tenemos la excusa perfecta, para que se ponga a investigar por tierras sureñas.
Por algún extraño motivo, a alguien se le ocurrió, que el personaje de Fletch, no debía ser especialmente torpe, así que le reciclaron a una especie de periodista mas o menos estándar, que de vez en cuando hace alguna gracieta o tropieza torpemente, pero nada que ver con el Fletch de la anterior película, también serio, pero efectivo al fin de al cabo, y mucho menos con el estilo Chase. Obviamente, esto no resultó. A esto añádanle, la lentitud de la película. No es que le cueste arrancar, es que no lo hace nunca. O sea, que la película no solo no es graciosa, si no que además es aburridísima. Además el escenario que le han buscado a nuestro investigador/periodista, es de lo mas desasosegante.
Al final la película avanza como si fuera un mal episodio de SCOOBY – DOO, con malo engañoso y resolución previsible desde el principio. Obviamente, la peli fue un fracaso, y a Chevy Chase, se le volvió a ver muy poquito. De hecho, se fue en los noventa a trabajar a Italia, haciendo insípidos cameos en estúpidas películas. Aunque rápido, volvió a los USA.
Una lastima, se cargaron a un personaje cojonudo y una saga que merecía mejor suerte… pero es que es imposible hacer una comedia más coñazo.
Dirige, el que casi siempre dirigió a Chase, Michael Ritchie.

domingo, 16 de enero de 2011

THE LAST WINTER

Corría inicios del 2000, pongan 2001 o 2002, cuando descubrí la existencia de "Wendigo". De ella decían que se había rodado en plan "cine indie" (como infraestructura y etiqueta), en 16mm, dando más importancia a los personajes y a la atmósfera que al susto fácil o los efectos especiales y que, por ello, funcionaba muy bien en el terreno del miedo. Su director se llamaba Larry Fessenden. Cuando finalmente me hice con ella en un video-club del barrio bajo el título de "Escalofrío", tuve una enorme decepción.
A mi si hay algo que me gusta es pasar cague viendo una peli. Y si hay algo que me funciona, es la atmósfera, una de tirón inquitante. Lo prefiero al mejor chorro de sangre o al mejor monstruo de látex (y cuidao! que estas dos cosas también me molan muchísimo). Eso, miedo/atmósfera, es justamente de lo que van huérfanas muchas de las pelis de terror modernas. ¿Por qué?, porque para darle forma el director necesita tomarse su tiempo, es decir, ir poco a poco. Lentitud. Y si hay algo que hoy día las plateas no soportan es una peli lenta, y más si esta pertenece al género del terror y aledaños. Bien, a mi eso no me pasa. Si la atmósfera está bien construida, no tengo ningún problema en que el film sea reposado. Pero fíjense que he dicho "Si la...". ¿Qué ocurre?, que cuando no está bien ejecutado el asunto, me aburro más que el más paleto de los poligoneros cuando se meten en el cine sin saber lo que les espera. Fessenden no sabe hacerlo. Es algo que tengo especialmente claro tras visionar el trabajo de, justamente, uno de sus protegidos, Ti West. Digamos que West es la versión correcta de Larry Fessenden, juega con sus mismas cartas, pero sabe hacerlo mucho mejor. Por eso "Wendigo" fue una decepción. Y por eso "The last winter" también lo ha sido.
Construida como un panfleto ecologista (a Fessenden le tira mucho este tema... casi tanto como empinar el codo), "The last winter" narra la historia de unos tipos que habitan una base en Alaska, rodeados de nieve, y de como los elementos se revelan contra ellos (ya que pretenden perforar para sacar petróleo) volviéndoles tarumbas y haciéndoles hacer cosas raras. ¿"La Cosa"?, ¿"El Resplandor"?... naaaah!!.
Y claro, el director se llama Larry Fessenden. ¿Qué significa?, que la lentitud en "The last winter" se mete en los huesos tanto como el frío lo hace en sus protagonistas, que su "sin sentido" de tirón arty, su filosofía de baratillo, su estética y su TODO trabajan contra la misma película a todo gas. Al final, lo único que ha logrado es hacernos bostezar mortalmente durante 90 minutos. Y es que encima, lo poco llamativo que hay, está parido con el culo. Ese flash-back a la niñez de uno de los actores cuando muere es ridículo, especialmente porque está tomado en serio.
En el reparto destacan los salientes morros de Ron Perlman y James LeGros (de "Phantasma 2"). Evitable.

PD: ¿"The scariest movie of the year"?, ¡aaanda, no me toques las pelotas!.

sábado, 15 de enero de 2011

D.A.R.Y.L.

Es muy probable que me equivoque, porque la memoria juega malas pasadas y con los años todo se vuelve más borroso, pero recuerdo que en su momento "D.A.R.Y.L." fue el "estreno familiar" de peso que seguía al mega-hit de "E.T. El extraterrestre". Y no desvarío del todo, la peli de Spielberg había creado escuela, y el film del que ahora hablamos era pura consecuencia de aquella. Sin embargo, a mi en su época no me atrajo. Una cosa era un marcianito feo encantador, y la otra un niño repelente provisto de un cerebro prodigioso. De hecho, ayer noche fue la primera vez que la veía en mi vida... eso sí, VHS mediante. Hasta entonces, en muchas ocasiones me había preguntado cómo era posible que "D.A.R.Y.L." nunca hubiese alcanzado el estatus de culto que muchos otros films juveniles de la época sí habían logrado. Viéndolo ayer, obtuve la respuesta.
Un niño misterioso aparece "de la nada" y es adoptado por una familia típicamente yankee. El chaval se lleva de maravilla con todos y resulta ser anormalmente infalible en todo aquello que hace. Naturalmente no se trata de un niño normal, más bien de un especie de robot inventado por el ejército, que corre a reclamarlo. Pronto, estos entenderán su "humanidad" como un problema y deciden destruirlo, lo que propiciará la huída del chaval directa a los brazos de aquellos que le adoptaron.
Como veis, el parentesco que decía tener con "E.T." no era tan exagerado. Cambia a un marciano, por un niño robot. Haz que ejército y científicos sean los malos y solo quieren destruirle. Mete a una familia de clase media típica de los suburbios que se muere por tener al crío entre los suyos. Y sí, aunque sea un "spoiler" de esos, mata al chaval para resucitarlo luego... y tendrás una platea repleeeeta de lágrimas y cleenex usados, que era algo muy de moda entonces entre productos familiares de esta calaña.
El problema viene cuando, mientras la parte de integración entre humanos del niño está potable y entretenida, toda la huída se hace plomiza de cojones y aburre. Redondeado todo por un happy end lacrimógeno que no funciona porque, básicamente, a "D.a.r.y.l." no le coges tanto afecto como al marciano del dedo luminoso.
En el reparto destacan el crío en cuestión, Barret Oliver, entonces "famoso" por haber protagonizado la -chaposa- adaptación a la gran pantalla de "La historia interminable", sus padres adoptivos, Michael McKean ("Cluedo, el juego de la sospecha", "Mejor solo que mal acompañado" o "Memorias de un hombre invisible") y Mary Beth Hurt ("La edad de la inocencia", "Aflicción" o "El exorcismo de Emily Rose"), y el científico de turno, Josef Sommer ("Único Testigo", "Shaft: the return" o la tercera de "X-Men"). El dire es Simon Wincer, Australiano de nacimiento, que pasaría a firmar pelis tan populares como "¡Liberad a Willy!", "The Phantom: El hombre enmascarado" o "Cocodrilo Dundee en Los Ángeles".
En cuanto a "D.A.R.Y.L.", ni tan siquiera la nostalgia la salva de su mediocridad.

jueves, 13 de enero de 2011

CREATURE

Resulta curiosa la capacidad del paso del tiempo para mejorar los recuerdos y las percepciones. "Creature" la intenté ver en su época, pero el aburrimiento me pudo más y no acabé. Pasados muchos años, me la pillé a precio de saldo en dvd. La volví a ver, y esta vez me dormí. Todo apuntaba a que "Creature" y yo nunca íbamos a mantener una buena relación. Finalmente, ayer me lo agencié -gratis!!- en formato VHS, me la puse por la noche, tumbado en mi cama bien tapadito y...... ¡me gustó!. Risas y aplausos. No merece la pena indagar el por qué, pero fue así.
En Titan (la luna de Saturno. El otro título disponible es el resultón "The Titan Find") una expedición encuentra la consabida forma de vida, una que tiene la peculiaridad de apoderarse de la mente de los seres humanos y usarlos como arma asesina. La siguiente expedición que pisa el lugar se comerá todo el marrón.
Pues ello, que sí, que es pura rutina... pero por el motivo que sea, guarda su encanto. Todo es muy oscuro en este film, algo perjudicial para lo que eran las ediciones videográficas de la época, es decir, cuesta verlo todo bien... y más al monstruo, que es como la versión blaxploitation de la creación de Giger. Al cotarro se une una buena y agradecida ración de gore.
Quizás lo más remarcable, en el campo de lo bizarro, sea la secuencia en la que la chica prota cita literalmente "El enigma de otro mundo" como inspiración para matar al monstruo mediante electricidad. Aquí ya no podemos hablar ni de homenaje, ni de inspiración, ni siquiera de plagio... en su descaro y en su honestidad (¿pa qué disimularlo?), es... algo completamente diferente, como decían los Monty Python.
En el reparto destacan un divertido Klaus Kinski y dos rostros habituales del cine de palomitas, Lyman Ward ("Sonámbulos", "Independence Day") y Wendy Schaal ("El chip prodigioso", "No matarás al vecino"). El director, William Malone, acabaría a los mandos de títulos más gordos, pero menos potables, como la horrible "House on haunted hill", la no menos horrible "Miedopuntocom" y algun episodio de "Masters of Horror".
Pa pasar el ratillo.

NECRONOMICON

Pues hace ya bastantes años que quería yo echarle el guante a esta película, a pesar de tratarse de un producto de terror esencialmente noventero y con el Sr.Brian Yuzna en tareas de producción y dirección. Os diré algo, siempre he pensado que Yuzna era un buen productor y un mal director. He mantenido esta afirmación durante varios años por la sencilla razón de que no había visto ni una sola de sus pelis que me demostrara lo contrario. ¡¡Hasta hoy!!.
"Necronomicon" gira en torno al universo de, obvio, H.P.Lovecraft. Ya sabéis que Yuzna ha estado implicado, de diferentes maneras, en las más célebres recientes (y no tan recientes ya) adaptaciones del famoso escribiente, así que supongo que pensaría alguien que volver a unir ambos nombres sería garantía de éxito. En este caso, "Necronomicon" toma a Lovecraft como personaje además de basarse muuuuy libremente en su obra (esto segundo es lo normal, me consta).
Así pues, lo que aquí encontramos es un film dividido en tres historias. Aunque en realidad son seis. Me explico: El mismo H.P.Lovecraft llega hasta una biblioteca y, a escondidas, accede al Necronomicón de donde copia sus historias. Vamos, que de entrada la peli ya acusa al escritor de plagiador, atribuyendo el mérito de su talento a fuentes ajenas, ¡mola!. Naturalmente, veremos cada una de estas historias materializada en imágenes, con el aliciente de que dos de ellas incluyen subhistorias en si mismas. Marciano, pero efectivo. La primera va de un tio que quiere revivir a su ahogada novia mediante ritos, y cuando vuelve de la tumba... bueno, mejor habérselo pensado dos veces. La segunda es sobre un científico anciano que lleva viviendo cientos de años gracias al frío... y a médulas espinales que debe robar como y a quien pueda. Y la tercera... la tercera no se puede explicar. Genuinamente se trata de la mejor del pack, la más intensa, la más endiablada, la más gore (y eso que en cuestiones de sangre y asquerosidades, "Necronomicon" nos deja satisfechos) y la que contiene imágenes más pesadillescas. Lo curioso y raro es que, en fin, esta es la que lleva la firma de Brian Yuzna!!!. Muy jevi. La mejor historia la ha dirigido el mismo papanatas que hizo "Faust" o la tercera de "Re-Animator". Nunca lo hubiese dicho. Las otras dos vienen dirigidas por Christophe Gans (el de "Silent Hill" y "El pacto de los lobos") y Shusuke Kaneko (en parte responsable de la carrera cinematográfica en los 90 de "Gamera" y "Godzilla", así como de la adaptación del manga "Death Note") respectivamente.
Sorprende encontrarse ante un film realizado con medios más que cuantiosos, por sus ambientaciones (muchas de época), sus decorados, su variedad estética y sus agradecidos efectos especiales old school, con látex a punta pala, muñecotes y maquetas. El único añadido así "digital" vendría a ser el "morphing", pero casi no hay. En ese sentido la peli es una delicia.
El reparto es tan simpático como cabría esperar de un producto de este tipo. Destaca Jeffrey Combs muy bien caracterizado de Lovecraft. Le siguen el clásico David Warner, Bruce Payne ("Dragones & Mazmorras", "Pasajero 57"), la guapa Belinda Bauer ("Robocop 2"), el inevitable Richard Lynch , Don Calfa ("El regreso de los muertos vivientes") o Maria Ford (scream queen habitual en soft-cores). Incluso Brian Yuzna se marca un notorio papelito como chofer... trabajo este que, al paso que va, acabará desempeñando en la realidad. Según Imdb, por ahí rula Tom Savini como "consultant" de los efectos especiales. Y Samuel Hadida, uno de los productores, ejerció como tal en un montón de títulos "de peso": "Killing Zoe", "Amor a quemarropa", "Resident Evil", "El Perfume", etc.
Pues sí, comencé a ver "Necronomicon" con cierta pereza y desconfianza, y acabé disfrutándola bastante.

SCOOBY - DOO Y BATMAN FORMAN EQUIPO

Atónito me quedé al ver el extraño “crossover” animado que se habían montado los señores de Warner, para sacar este dvd (regalo del entrañable JSS) al rentable mercado infantil. Nada menos que Scooby - Doo y Batman, compartiendo aventuras. No se puede ser más rebuscado, ni más osado.
No es raro en los últimos años ver largometrajes protagonizados por el simpático can, directos para vídeo y de reciente factura, y tenía toda la pinta de que este dvd iba a contener uno de esos. Pero no. Es una estafa, pero una estafa entrañable. Contiene dos capítulos de la serie de 1972 “Scooby – Doo, The new movies” de cuarenta minutos de duración cada uno, en los que como estrellas invitadas, aparecen Batman, Robin, el Joker y el Pingüino. Una locura setentera, de la que sacan hoy partido con total impunidad. Por eso digo que es una estafa entrañable, porque nos transporta directamente a los tiempos del video club, en el que los chavales nos enganchábamos a nuestras series de dibujos animados favoritas, alquilando cintas en las que solían venir dos capítulos. El catálogo era infinito. Sin embargo, en este caso, no podemos seguir la serie, pues si ha sido editado este dvd, es por su condición de rareza, y dudo que vayan a salir mas dvds con mas episodios de dicha serie.
Así, el primero, cuenta como Joker y Pingüino, secuestran a un científico que ha creado un traje de goma que hace volar a quien se lo pone, y los avatares de Scooby-Doo, Shaggy y el resto de Mistery Inc. junto con Batman y Robin, para detenerlos.
En el segundo, los mismos villanos, participan en un entramado de falsificación de billetes, en los que Scooby – Doo se ve metido por error y se une a Batman para aclarar las cosas.
La verdad es que ambos capítulos son un rollazo de padre y muy señor mío, pero si lo pensamos fríamente, es que Scooby – Doo, en todas sus series, aunque entrañable, siempre ha sido un coñazo.
Completan el dvd un par de chorradas, unos cursos de dibujo a cámara rápida (que no hacen falta que subtitulen, pero subtitulan) y un documental sobre la trayectoria de nuestro can favorito (que deberían subtitular, pero no lo han subtitulado).
Solo para completistas y curiosos.

miércoles, 12 de enero de 2011

EL ENCANTO DEL VHS ROÍDO...

¿Pero es posible que la suciedad, el desgaste y la rotura superen en encanto no solo a la película que contiene un estuche de vídeo (en este caso algo sencillo dada la mierda que es) sino también al simple hecho de su condición VHS-osa?... pues sí, es el caso de esta podrida y amarillenta copia de "Horror Story", la infamia de Esteba y los Calatrava.
Me lo sacaría de encima porque no tiene ningún valor para mi... pero su aspecto degradado lo convierte en una absurda decisión difícil.
Dolorosamente inexplicable.


martes, 11 de enero de 2011

SERPIENTE DE MAR

Cine fantástico Español y genuino de la mano de Amando de Ossorio, con vistas a venderlo internacionalmente, con producción de José Frade y protagonizada por Timothy Bottoms y secundado por Ray Milland.
Un avión militar, tras un fallo, deja caer en el mar una bomba atómica, lo que provoca que una serpiente marina, salga a la superficie sin mas motivación que la de comerse unos cuantos humanos y destrozar unos cuantos barcos. El patrón de uno de ellos, testigo de uno de estos destrozos por parte de la víbora, teme que le tomen por loco si lo cuenta, así que el testimonio de una joven Americana, también testigo de estas brutales vorágines, le servirá como apoyo a la hora de hacer algo.
¡Que película, mas sumamente graciosa! O mejor dicho, que serpiente de mar tan graciosa. Unas veces, es una maqueta hueca para que los actores se metan dentro y dar la sensación de que son engullidos, y otras un individuo con una manopla que rodea con su brazo “enmanoplado” una maqueta de un faro, para dar la sensación de que se enrosca en el. Obviamente, esta película se ve tremendamente afectada por el presupuesto.
No mucho más que decir de SERPIENTE DE MAR a estas alturas. Un clásico de las películas malas, una peli entrañable y un monstruo de lo más simpático, a pesar de sus horribles chillidos.
A destacar las lujosas habitaciones del sanatorio mental en el que está recluida la co-protagonista, que parecen de todo menos las de un hospital, y el vestuario de Timoty Bottoms, a base de camisa de pescador y gorro con borla. Ni un solo pescador va vestido así. Ni Bottoms, da el pego como Gallego.
A Ossorio le hacen firmar con el seudónimo de Gregory Greens, a Víctor Israel, que aparece un momento, le cuelgan un Vic Israel, pero… ¿Por qué Frade es José Frade en los créditos, y no Joseph Fradd? Curiosa hasta en sus títulos.