jueves, 21 de marzo de 2013

Shigurui (manga y anime)

Este es un manga y anime basado en un capítulo de la novela Suruga-jō Gozen Jiai de Norio Nanjō. En dicho libro se habla de los samuráis tras la reunificación del país, y trata de los estamentos sociales que hasta entonces regían en Japón. Los samuráis fueron denostados, y con leyes como la del desarme (en la que se prohibía llevar espadas por la calle) se les humillaba públicamente. Poco a poco fueron desapareciendo, quedando como un reducto de generaciones pasadas. Esta es la historia de dos samuráis que no nacieron en esa escala social, sino que eran hijos de mercaderes (o prostitutas) y aunque su tiempo era el ocaso de los Samuráis, supieron ver el poder y orgullo que les otorgaba llegar a ese status.

Todo el manga (y el anime) es un gran flashback, ya que empieza de la siguiente manera.  El hermano del Shogun es un sádico loco. Nadie en su castillo sabe cuánto vivirá, ni si su señor pedirá su muerte por haberle mirado mal o simplemente porque quiere ver sangre. Este señor feudal decide organizar un torneo con espadas reales. De esta forma los participantes lucharan a muerte. Muchos de sus consejeros no lo ven bien, e incluso uno de ellos se hace el seppuku (sacarse las entrañas y mostrarlas) para calmar la sed de sangre de su señor, pero aun así no lo consigue y el torneo ha de celebrarse porque es su deseo. Cuando todo está listo, el primer combate tiene lugar. Los consejeros y demás espectadores, se sorprender al ver a los contrincantes de este primer combate, un manco y un ciego que además esta lisiado de una pierna. Los presentes piensan que esto es una chufla, una tomadura de pelo, pero en cuanto les ven tomar posiciones, todos callan y esperan, saben que van a ver algo que nunca han visto hasta ahora. Entonces empieza el flashback, y nos muestra la historia de estos dos personajes y de cómo llegaron a la posición en la que se encuentran. Ellos son Irako Seigen y Fujiki Gennosuke. Fujiki es un estudiante del Dojo de Iwamoto Kogan. Su maestro, Kogan, es un reputado samurái de seis dedos que invento una técnica secreta invencible. En el momento de la historia Kogan ya está muy mayor, y su mente no se encuentra en óptimas condiciones, es más, es un completo peligro para sus alumnos y vecinos, ya que tiene repentinos ataques de violencia. Lo único que Kogan desea es un sucesor, ya que el tuvo una hija, y desea casarla con el mejor de sus estudiantes al que enseñara su técnica secreta además de entregarle a su hija. Fujiki vive enamorado de Mie, la hija de Kogan, pero su entrenamiento es muy importante por lo que solo se preocupara de ello. Un día mientras entrenan, aparece un forastero con aires de grandeza que solicita luchar contra el sensei Kogan. Los estudiantes allí reunidos le dicen que tendrá que luchar contra dos de ellos antes de pedir una simple audiencia con su señor. El desconocido es Irako Seigen, hijo de una prostituta (aunque hace correr el rumor que era hijo de un comerciante de telas teñidas) que ha ido recopilando técnicas mortales de quien ha podido aprender, ahora quiere la de Kogan, ya que dicen es invencible. El primero en luchar contra Irako es Fujiki, pero en el primer lance es derrotado por Irako, quien para ganarle le rompe dos dedos. Esta derrota la llevara siempre en su memoria Fujiki. Luego Irako ha de luchar contra el segundo del Dojo, pero hay cae derrotado. Al ver Irako la fuerza del arte del Dojo de Kogan, solicita formalmente ser alumno. Una vez aceptado, Irako aprenderá todo lo que necesita de Kogan en un año, y cuando va a ser instruido en la técnica secreta, además de haber sido prometido con Mei, se descubre una traición de Irako para con su señor, y es cuando empieza el castigo, y la mutilación.

El manga (el anime no tanto, pero también) es muy sangriento, y con mucha casquería de por medio. Tripas, cerebros, y trozos de piel y carne, saltaran por los aires a la vez que las espadas dibujan arcos contra el cielo, todo muy cochino, pero probablemente bastante real. Además algunas viñetas tienen una especie de Rayos X, en los que vemos los órganos internos de los protagonistas, así como sus músculos, venas y arterias, sin tener que llegar a ellas, simplemente para que veamos que músculos mueven al hacer ciertos movimientos, o los puntos débiles del rival. Está plagado de referencias históricas, y de buena parte del folclore japonés, por lo que no solo vamos a ver acción y sangre, sino que aprendemos unos cuantos datos que no están nada mal, sobre todo lo que habla de las escalas sociales y como vivieron sus últimos años los samuráis.

En el manga hay un par de números de relleno que no aportan mucho a la historia, el anime aun ando viéndolo pero tiene pinta de que va ir directo al grano, el manga lo componen 15 tomos (alrededor de 200 cada uno, ahora mismo no lo recuerdo exactamente) y los 12 episodios de anime solo duran 20 minutos cada uno, así que lo más seguro es que vaya a la historia de Fujiki e Irako, y se olviden de lo superfluo que no aportaba nada. Aun así, el ritmo del anime es bastante reposado.

El manga es muy bueno y 100% recomendable si quieres saber más de los samuráis o si simplemente te gustan las historias de venganzas. El anime también está muy bien, solo que al no terminar de verlo, solo diré eso, que pinta bien. Muy recomendable.

ACTUALIZADO:
El anime esta inconcluso. No llega a cubrir toda la historia del manga y ni siquiera la del propio anime, ya que esta empieza igual que el manga, es decir con el combate en honor al hermano del Shogun con uno de los protagonistas ciego y tullido, y el otro manco, y en la versión animada no se llega a ver como se pierde ese brazo. Por lo visto la serie no salía rentable al ser dirigida a un público muy reducido y lo dejaron en el aire. Siempre queda el manga con el que conocer la historia entera, pero es un poco faena que no la acabaran.
 

No hay comentarios: