miércoles, 31 de diciembre de 2014

INTERVIEW: FEDE TARÁNTOLA

Un buen día, buscando por la red cine exótico y/raro, me topo de bruces y de casualidad con una película titulada “The Froggy Snuff Movie Zero”, que es en realidad un recopilatorio de piezas –animadas unas, de imagen real otras- de tirón claramente experimental, de un argentino llamado Fede Tarántola. Lo que veo me gusta, y me gusta bastante. Destaca, sobretodo, su manera de hacer cine vanguardista pero desde la óptica de un consumidor de referencias populares, con lo que la pedantería  y el intelectualismo, se queda de momento a un lado. Aflora por momentos (innato de los argentinos) pero la mayoría del tiempo se queda en un limbo.
Contacto con el director de marras, y me envía su más reciente película “Mad-Ddre”, un ¡musical de corte experimental que homenajea a “Psicosis”! y me gusta más que su largometraje anterior. Así pues, con esta excusa y con la de que Fede lleva más de 100 cortometrajes grabados desde 1996, con que hace fanzines y “Gacetillas”, ha publicado un libro, y que como no tiene un duro no puede pagar el alquiler y va a acabar en la calle, antes de que le quiten Internet, decido entrevistarle, para que ustedes, lectores amados y queridos, descubran algo interesante del underground que puede ofrecernos Argentina.
Les presento a Fede James Tarántola.


 Haces cómics, Fanzines, cortometrajes… A grandes rasgos; ¿Quién vendría a ser Fede Tarántola?

Que buena pregunta ¡porque siempre me la pregunto! Principalmente porque paso diariamente por variados cambios en rubros artísticos. Generalmente pienso: "el Fede debe ser ese chaval que cuenta que desde su mesita con lamparita esas Historias de Tammerlane en las muchas maneras que el arte lo permite" En el fondo sé que estoy para eso, porque eso es lo único que hice de mi vida: dibujar, filmar, actuar, musiquear, etc.

Desde 1996 hasta la actualidad has realizado más de 100 trabajos entre cortos y largos. ¿Por qué esa actividad tan frenética?

Básicamente arranqué como narrador, periodista de cine e ilustrador, y al poco tiempo (1995) estaba editando mi revista "El Gato Negro", un delirio que se instaló en la demencia del under de los 90s. Creo que ese suceso, sumado a una inmensa bola de ideas en la cabeza, me hizo surfear en un "trip-du-art" donde el que más frecuenté fue el de filmar: en un principio lanzando los 5 VHS de la revista "El Gato Negro", y enseguida ese sinfín de videos, cortos, clips, y largos, actuados o animados.

Te descubrí casi por casualidad navegando por Internet, y me llamó poderosamente la atención, por una parte, tu estilo, claramente experimental, pero siempre con un ojo puesto en el cine de género y, sobretodo, en el humor. ¿Por qué crees que, por lo general, quienes cultivan el cine experimental son unos pedantes?

Me ha pasado que mi escuela fue el cine, libros y cómics: es decir. Creo que estudié un par de cosillas con titulillos post colegio secundario, pero sobre todo investigué libremente, por placer y donde aprendí demasiado. Fue ahí cuando me detuve en los magos de la historia del cine, que quizá hasta hace unos años estaban perdidos en la nebulosa y porque era difícil hallar material. Aprender de esa manera e interesarme por muchas cosas, previo a internet y esquivando tanto colegio-de-moda-de-cine que hubo, hizo que comprenda quizá aún más el fuego de lo que es quemarse la carne haciendo arte. Eso es algo que sólo los "frikis" podemos saberlo, porque aparte de aprender, nos divertimos. Es decir, eso, soy "friki". Hay muchos genios que me dieron semillas a la mente, y todos fueron de la Comedia y del Terror: los únicos 2 géneros donde podés experimentar, pero también tenés que laburar el triple. Porque en esos géneros reside la escencia humana: la risa y el horror, o el drama torpe de la vida. Y las buenas ideas nacen del cine experimental, por más que muchas veces son productos aburridos o brodios imbancables sin onda y ritmillo. Ahora... sí ha pasado que en las últimas décadas, el tiempo industrializó al "cine experimental", casi como si fuese una moda o circo. Y todo eso hace que veas filas de tipos que se creen artistas por comprar tickets de moda para ver un director de moda, y luego esnobear pelotudeces a la salida de la facu. Creo que este sistema nuevo de digerir y vender arte, hizo que lo experimental sea cada día más pedante.

¿Está reñido el cine experimental con el humor y el género?

Me molesta quizá que mucho de lo experimental sea simple, chato, sin gracia, y hasta le pifie muchas veces en divertir con lo bizarro. Pero en gran parte, justamente creo que la comedia y el terror nacen en el cine experimental. Tomá un ejemplo en cuenta: hace 30 años nadie daba 2 centavos por tipos como George Romero, John Carpenter, Tobe Hooper, o un poco más cerca, con tipos como Peter Jackson o chavales Españoles fuera de serie en su género, como Alex de la Iglesia.  Cuando los "frikis" comenzamos a tomar riendas, nació un experimento copado, y eso empezó a marcar tendencia.  Pero una vez más, el Sistema lo convirtió en Escuela, y le puso vallas color alfombra-roja, para mantener del otro lado, consumiendo flashes, estudiando cine como si fuese la moda de "Mi hijo el Do´tor" y hasta comprando palomitas, en super promos americanizadas. Creo que en algún sentido el tiempo hizo de las buenas "frikeadas" (empezando con tipos como Meliés) un negocio para pocos, y donde lo que circula, en un 90% es sin identidad. Por ende, lo experimental (la base) se ha ido convirtiendo en algo aburrido, y hasta estúpido, y con el correr de los años, cada vez más ha perdido esa magia que tenía para con el humor y terror.

¿Cuáles serían tus máximas influencias a la hora de llevar a cabo cualquiera de tus actividades?

Es una lista de gente: te la paso?... Creando Cine son: George Meliés, Tod Browning, Carl Leamme, Alfred Hitchcock, Luis Buñuel, Clint Eastwood, Brian De Palma, MartinScorsese, John Carpenter, George Romero, Tobe Hooper, Wes Craven, Clive Barker, Peter Jackson, Blake Edwards, Los Hermanos Farrelly, Joe Dante, Steven Spielberg, George Lucas, Robert Zemeckis, Javier Fesser, Tarantino, Robert Rodriguez y miles más. Actores: Lon Chaney, Buster Keaton, Chaplin, PeterSellers, Benny Hill, Los Hermanos Marx, Jim Carrey. De literatura fueron unos pocos principales, que justamente me llevaron a hacer arte en sí: Edgar Allan Poe, Marco Denevi, Ernesto Sábato, Ray Bradbury y Stephen King. En la pintura: Dalí, Klimt y Modiglianni. En comics: Berni Whirghtson, John Byrne, Alan Moore, Stan Lee, Richard Corben... y uf... muchos más. Y en el dibujo de humor: los argentos Caloi, Quino, Fontanarrosa y el Ibañez español!


“The Froggy Snuff Movie Zero” es un largometraje que compila lo más granado de tus cortometrajes, servido todo con las presentaciones de un maestro de ceremonias inspirado en el Dr. Caligari, que va dando paso a las distintas piezas: Hay influencias en esa película desde los vídeo juegos de 8 bits, al cine de terror. Claramente te influencia la cultura popular, pero ¿Qué hay del cine de vanguardia y el Underground primigenio?

Básicamente es un homenaje a todo lo que se te ocurra de formatos y géneros del cine. Es decir: fílmico a video a digital, como del terror y fantástico a la comedia. En millones de fragmentos y personajes de esta peli están escondidos homenajes a genios del cine como del arte en general, incluyendo muchos detalles que sólo un "friki" puede encontrar y disfrutar. Siento que soy y me debo a los artistas, siempre digo. Lo copado fue que después de muchas producciones, con esta saga pude por fin sentarme a unificar todo eso a través de formatos como la tele y el videojuego, y con pixeles, metaforizar sobre el mundo. La "Froggy Zero" fue revelar las acciones de este mundo, justamente de las maneras mas aceleradas (sexo-demencia, música-sonidos y violencia-delirio), a través de medios y cosas como el cine de horror clásico versus el videojuego. De alguna manera, la considero tan metafórica como la Biblia y tan gráfica como mil películas en un segundo. Eso, por supuesto, quizá la haya condenado, por lo menos en Argentina, a considerarse como material bizarro, extremo, incluso a prejuiciarse en Festivales y Ciclos, como una peli que genera locura o que atenta contra la "buena cara" del cine (careta) nacional. Pero justamente desde el Under mismo, desde ese golpe se ha defendido, y ha atravesado barreras en Festivales Nacionales y extranjeros, llegando a la gente sólo para eso, su cometido único: divertir alocadamente sobre este Apocalypsis humano.
Si debo decir básicamente que pelis estuvieron a la hora de la influencia principal fueron los clásicos "El Gato y El Canario", "Psicosis", "El Gabinete del Doctor Caligari", "Viaje a la Luna", "El fantasma del paraíso”, "The Rocky Horror PictureShow", y todo eso fritado a través del videojuego "Frogger" y esa cosa destellante que tienen los (que yo llamo) "programas-cocaína-celu-juegos" de transnoche.



En tus cortometrajes dejas claro, que no solo no hace falta tener un gran equipo detrás, sino que, incluso, puedes hacer películas estando tú solo…

Esa fue una especie de premisa: lo minimalista y solitario, a través  del "lo-fi". Era el 2010, y hacía 7 años que había dejado de filmar: fue por desencuentros con el cine (de verdad, nunca entendí el mercado y la industria nacional), y trasca de que algún que otro proyecto (guiones, básicamente) me habían sido "robados". Cuando empecé con el "One Froggy Snuff", venía muy metido en la pintura, dibujo, gráfica, diseño. Quizá fue eso lo me llevó a que haga el 95% del laburo de los primeros cortos en solitario, donde el poco equipo que habría sería actores filmados o fotografiados en breve tiempo. Luego, vendría el trabajo principal de en meses de encierro transformar eso en un mundo casi virtual y tan imaginariamente-flashero como un viaje de LSD. Ese trabajo llevó meses de salir a sacar fotos a la calle, armar texturas con cartones y fuego y goma y pegamentos, ubicar las cámaras más pedorras y pixeladoras, y mezclarlo todo en una PC tipo Pentium 4 con 64mb de placa de video,  que tiraba lo suficiente para hacer que ese "Smash" (como nombro a las secuencias animadas de los Froggys) en Photoshop 7 y Premiere 6.5. Con el tiempo, he ido incorporando más personas, primariamente en la actuación, generalmente muy cercanos o artistas underground que admiro y respeto, y más adelante músicos y algún pequeño equipo técnico. Esto hizo que la saga vaya tornándose más actuada, más musical, con un equipillo mínimo pero "familia", con los que logramos sacar a los personajes de esas paredes pixeladas y coloreadas, hacia la demente Ciudad de Buenos Aires: el Pueblo de Tammerlane.


Después de ver “The Froggy Snuff Movie Zero”, me sorprendes más todavía con  “Froggy Snuff´s Mad–ddre”, una absoluta locura que yo califico como de película experimental y de guerrilla (Grabáis en la calle sin ningún tipo de vergüenza) que además es un musical cómico terrorífico, con toques de “Torture Porn” y que homenajea a “Psicosis”… ¡Tu estás muy mal de la cabeza! ¿cierto?

¡Así es! Creo que estaba de la cabeza al enfrentar semejante trip, porque realmente, ese largo-clip me la fritó. Pero fue un antojillo que disfruté: "Mad-ddre" fue como decir "Qué coño quedó fuera de esta primera etapa de los Froggys?" ¡y justamente era eso!: calle, violencia urbana, y los homenajes definitivos a Hitchcock y a Blake Edwards, entre otros. Sentía que necesitaba ver a Caligari caminando más allá de lo que fue el clip de "Paseo Violín". Quería ver esa cosa documental, con el tipo armado en pleno Centro de Buenos Aires y sacando a pasear a su madre muerta. De alguna manera, esta Capital viene estando tan alocada e impune como se la ve en el video, donde el programa principal de los Noticieros son los violadores, asesinos, necrofílicos, shooters en la street y muchos monstruos más. "Mad-ddre", en algún sentido, viene a reafirmar lo que la "Froggy Zero" plantea: que está todo podrido, pero para que no sufras del todo, te invita a una alocada canción principal ¡y hasta Tango! Cuando nació el guión en la cabeza, era obvio que no iba a poder dejar de homenajear a Hitchcock, Lon Chaney, Blake Edwards, George Meliés, siempre "presentes" en la saga.

Háblanos del actor que  interpreta a Caligari y de cómo haces para convencer al resto de actores. ¿Suelen ser vocacionales?

Guille era un fan de "El Gato Negro" que en el 2011 se acercó para encargarme unos diseños de logos y arte para su banda, "Bardolino". Automáticamente se convirtió en Caligari. Por esa época yo estaba escribiendo el mediometraje animado "4TH FROGGY SNUFF" y vi que el chaval tenía el "swing" indicado para el personaje, incluyendo el timbre de voz. Básicamente Caligari lo creé como símbolo del mal mismo, pero con un lado seductor, una mezcla de Nino Bravo, Phil Collins, el Detective Marlowe y el Doctor Caligari de la peli muda. Si Guille se convirtió en Caligari fue porque me entendió eso y el concepto de hacia donde iba la saga: de muda a musical, y que ese peso recaía en su personaje. Porque para mí, la primera expresión oral que debía haber en la saga (hasta el momento muda y con esos sonidos 8 biteros) era que, se convierta en musical: camino que ha labrado luego para sus secuelas clips, incluyendo el largo "Mad-ddre" y la peli "Froggy Musical" que estoy pre-produciendo. Como es el caso de Guille, es el caso de casi todo el elenco: casualmente casi ninguno es actor: o son músicos, u oficinistas, o amigos o vecinos. Pero como pasó con Caligari, todos, incluyendo la chica que interpretó al Froggy One, tuvieron que entender la "situation" a contar, más que "ser actor", "hacer de", "estudiar tal guión". Por eso mucho de lo interpretado por ellos nace a partir de esos juegos que planteados en reuniones, y las horas que se han tomado en revisar detalles que tengan que ver con la vida de esos personajes, para luego, exponerse de esa manera en los rodajes, donde yo también siempre lo planteé, ante todo, como un juego, y quizá más cercano a una fiesta de disfraces (a puertas cerradas).


¿Qué puedes decirnos de la escena Underground Argentina? ¿Confunden los espectadores el underground con esas películas, casi siempre de terror  que pretenden imitar con cero medios los resultados del mainstream?

Cuando en los 90 empezó a llegar la tecnología y el nuevo cine independiente Español y Norteamericano, acá en la Argentina creo que sucedió la mayor "desaparición-mental" de artistas después de la Dictadura. Recuerdo que por esa época yo daba mis primeros pasos como director y guionista, y atravesé por cientos de personas, productoras (muchas fantasmas) y personajes del medio, que querían filmar ese tipo de cine. El cine se puso de moda, y había filas de tipos sin arte ni ideas que quería hacer algo, quizás figurar o ser el famoso de la familia, pero de manera trucha. Creo que ya para finales de los 90, en Argentina, el 70% del cine independiente era reinado por seres atentos a realizar copias o intento de peli "mainstream". Aparecieron tipos que luego se impusieron como si fuesen importantes o de alta categoría, que no hacían otra cosa más que robarle a David Lynch, Wes Craven, Peter Jackson, entre otros. Muchos de esos copiones, ladrones y berretas se  inmiscuyeron en el universo del cine "main" argento, y se hicieron de un lugar dominado a su barata manera, y apoyados por ciertos medios, subsidios, under o no, que los tomaba como nuevos genios o talentos. De todas maneras, mucho no pasó, más que pudrir el mercado nacional, haciendo que el público reconsidere que en este país no se puede hacer género sin que te muestren una cosa experimental pedante o un cliché de cliché de cliché de cliché. Me ha pasado que en estos últimos 5 años, vi en Festivales cosas muy mal logradas, o cosas muy prolijamente robadas, factores que generaron desarticulamientos del arte y pérdida de identidad y fomento creativo. Creo que mucho de los verdaderos Undergrounds sobrevivientes y reales de Argentina, están en la Escena Gay: gente que se la tuvo que bancar a los prejuicios y los golpes, y que por suerte, cuando todo se globalizó, no perdieron su identidad creadora, que día a día avanza. Esperemos que tampoco se convierta en una fiesta de pop al pedo, y reinventen o tracen nuevos parámetros para generar esa magia que siempre tuvo Argentina de la de antes: el experimentar y no tener límites a la hora de producir una obra, sea del rubro artístico que sea.

 ¿Conoces a la gente de “5 locos producciones”, allá en Argentina?

No. Los he escuchado nombrar, porque creo que son de Saladillo, una zona que está teniendo mucho cine (mismo como San Nicolás, de donde uno de mis actores fetiche, Juan Carlos Nozzi). Desde ya sería copado conocerlos porque estimo que están haciendo de ese tipo de laburo "de las entrañas" y no con la "careta" de la pantalla de Capital Federal. Acá aún se suceden muchas distancias de artistas. Y en el medio de Festivales y Artistas Cero-Identidad y Oficio, uno se pierde de comunicarse con mucha gente, como esta que me nombrás. Y ya que estoy, los voy a buscar por la web...


¿Qué tal el paso de “Froggy Snuff´s Mad-ddre” por festivales?

Nada. Doloroso. Tan doloroso como una "madre golpeadora", ¡jajaj!... Acá en Argentina, fue completamente abortada. Herida y escondida desde la raíz misma, de ciertos "Festivales Under", cada día más negociados. Lo más triste del mundo fue que como equipo nos abortó un festejo. Contrariamente a los cortos Froggy anteriores, "Mad-ddre" fue un dolor de güevos el parirla. De la misma manera, sucedió al tratar de estrenar decentemente la peli "Froggy Zero". Sucedió mucho quilombo, muchas trabas, mismo desde INCAA TV que "traspapeló" la peli, creo que por prejuicio que era "ultra under" o muy "destellante". Súmale que ciertos Festivales y Ciclos reaccionaron diciendo que la peli era demasiado violenta o que la gente podría ofenderse por semejante lío de montaje y personajes enfermizos. Obviamente, "Mad-ddre" fue guardada, no fue valorada, fue escondida, mismo por gente que luego tomó conceptos y arte para generar fotocopiados videoclips y hasta gráfica misma en sus transados festivales. Con el equipo no nos esperábamos algo así: "una peli maldita", menos, después de la repercusión (incluso viral y mental) que habían causado otros episodios Froggys (como el 3ro) en Festivales Nacionales y Extranjeros, y en proyecciones especiales como fueron e Colegios y Penales. Creo, "Mad-ddre" será un trip que sólo el verdadero "friki-lover" de la Froggy Zero irá a encontrar de casualidad. Quizá eso le de con el tiempo alas, o que se le reconozca su arte. En los copados "frikis" del mundo confío que la descubran y disfruten, y hasta entiendan el por qué no pudo ver del todo la luz del proyector: justamente (como hablamos en la pregunta Nº10), es porque el poco cine que se ve y se hace de género en Argentina, es copiado, imitado, afanado de los clichés del cine de afuera.

¿Verdaderamente existe un público para el cine de Fede Tarántola?

Existen dos públicos muy distintos. Uno: es el público que sigue mis locuras desde mis primeras creaciones, generalmente gente que ha leído la revista o comprado los VHS de "El Gato Negro", o visto la tira de "El Pato Baratucci" que salía en la revista "El Acople"  y "La Bocina" y convertida en una mini serie animada emitida en "MTV". Esa gente es la que de alguna manera siempre está conectada a mi filmografía como también a mis producciones narrativas o con pintura y dibujo. Por otro lado, sí hay un público que es casual y que ése público se divide en dos: el que se horroriza del contenido y/o visual, como el que ve a través de eso, y comprende, como yo lo entiendo cuando me siento en la "mesita", que todo se trata de un cuento más acerca de este mundo, pero explicado de una forma "especialita". Después existe un tercer público, pero ese calculo me debe odiar porque con mis videos "visual-y-metafórica-y-violenta-de-mentes" los pongo de los nervios (y en muchos sentidos).


Aquí en España, a lo largo de los años, han existido varios sellos de DVD que editan películas amateur de variado pelaje. ¿Existe algo similar en Argentina?

Existen sellos, creo, pero de otra manera. Acá el under nunca fue considerado, hasta que ciertos personajes lo llevaron a lo masivo. Luego, con la llegada de los años 2000, muchos de los under que querían seguir viviendo de lo under, justamente negociaron con sistemas comerciales, para hacer producciones comerciales, generalmente copiadas de producciones extranjeras. A ese "cine-loco-prolijo" se lo empezó a llamar Under, y eso desvirtuó mucho todo, convirtiéndolo en una farsa. Principalmente, porque Argentina, gracias a su mercado, ha sido un país de consumo de arte y productos "a medias". Acá no sabíamos lo que se producía afuera, y por muchos años, la gente se obnubilaba con el cine de 100% USA. Y cuando todo se globalizó, muy pocos entendieron la diferencia de lo bueno y lo malo. Se esnobizó mucho todo. Se transó todo. Acá la cultura es gente que se mata por un subsidio, mientras los verdaderos artistas son afanados, censurados, enterrados. En Argentina, tenés buenos actores, pero una película buena cada 5 años por lo menos, y generalmente es de productora. Y después se usa mucho eso de simularla como independiente, y venderla como si fuese Hollywood. Creo que por esas pelis, se puso de moda acá el estudiar "cine". Hasta hace 15 años, si estudiabas cine, eras un "vago hijoputa". Luego de ese cine, si miramos para abajo, lo "under" sería una especie de intención "careta" de lograr eso, y a lo sumo, terminar poniendo en una peli loca a alguien famoso. Entre eso sobreviven productoras, pero como todo lo bueno de este país, cuando es bueno: termina corrompido o en un paredón (metafórica o literalmente hablando).

Si yo quiero ver alguna de  tus películas ¿Qué tengo que hacer? ¿Y si quisiera comprar el DVD?

Hasta donde tengo filmado, casi todo se puede disponer online. Mismo hago ediciones under (desde la era del VHS, pasando por el VCD al DVD) que he comerciado, como también desparramando para que se vayan piratizando. Durante los años 2000 al 2004 manejé la distribución de los (en aquel momento VHS) de "El Gato Negro Videos". La distribución (Aceite De Castor Producciones) abarcaba los principales 30 locales "frikis" de Capital y de ahí al país y limítrofes y mundo. Hasta que un buen día fue cuando empecé a disfrutar que se copiara de video a video expandiera, decidí bajar la persiana y abocarme a filmar. Los Froggys lo consideré como una nueva etapa, donde sería free el verlo, el tenerlo, incluso si me lo piden, se los mando free. Estas cosas nacidas, tan naturales, es siempre un placer el poder llegar, sin barreras comerciales y entretener. Lo que sí he buscado, es maneras de lanzarlas por cable o distribuidoras o en DVD por compañías pequeñas, pero he encontrado trabas como la de los Festivales y ese marcadillo oscuro de cine pedante y copiado. Me la chupa lo que gasté, incluso el equipo que laburó también está a prueba de balas y festivales, pero ese desamparo de estas pelis con aval de distribuidoras o mismo del INCAA, ha hecho que mi producción decaiga, y obviamente este año me encuentre con problemas económicos, como no poder seguir alquilando mi casa (post Navidad tengo que partir y no se donde). Pero no reniego, porque quizá no es época, o es este país malparido. Y tengo la paz, que el verdadero público ha sabido encontrar, comprender y disfrutar, a través de esas copias en disquillos o por la web. Eso mismo es el verdadero soporte que me doy a la cruzada, para seguir teniendo alma y vida, y encontrar la vuelta, donde más allá de las circunstancias, poder seguir creando y produciendo.

¿En qué trabajas actualmente? ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Como para desprenderme un poco de lo Froggy, este 2014 le di un respiro a la saga y me metí en crear una tira cómica. Empecé a ver de publicarla, pero voy a intentarlo en Europa, ya que aquí el mercado de la ilustración, y aún más de la tira cómica, está paralizado... Y eso que venimos de un país de grandes historietas. Pero lo mismo ha pasado con la narrativa de ficción. En una de esas si me agarra el chifle y la publico gratis en fanzine y/o online. Por otro lado, estoy re prendido de una nueva premisa: una especie de Froggy bueno que es "Tito". Tito es justamente un personaje (del Froggy 3) y que originalmente nació en una de mis tiras perdidas. Actualmente estoy editando el piloto de lo que sería un sketch con un personaje que va más allá de la demencia disléxica. Lo agradable es que pude jugar más con el diseño de producción (la escenografía caricaturesca sumada a las luces teatrales) y darme el lujazo de que esté protagonizado por dos genios de fierro del humor del teatro y tele nacional: Iván Moschner y Gerardo Baamonde.

También escribiste un libro en 1996 ¿verdad?

Justamente ese libro fue una especie de desvirgue: en 1993, en pleno colegio secundario, ya empezaba a asomarme el "indio-creativo" y me planteé publicar un libro. Y me planté en una Editorial con la idea, y rompí las pelotas, hasta que por 1996, (2 años después de terminar colegio secundario, y a un año de haber empezado "El Gato Negro"), el libro "Cómo copiarse en el colegio" se convirtió en mi primer sueldo real en el medio artístico. Lo interesante, es que el libro era una burla, porque en sí no enseñaba más que lo que uno aprende macheteándose, pero fue uno de los primeros experimentos para contar una etapa copada como el colegio (por esa época tenía 17 años cuando lo comencé, y 20 cuando lo publiqué) desde un punto de vista entre delirante, técnico y bizarro. Gracias a ese libro he conocido muchos artistas, escritores y personajes, entre ellos Caloi, Santiago Varela, Ricardo Darín, Luis Brandoni, entre otros, y principalmente al Genio del Doctor Tangalanga (que por esa época sólo era masivo en el under), y quien dio un empuje moral a mis primeros pasos y delirios en el humor & horror plasmados en una obra.

¿Qué pregunta te gustaría que te hubiera hecho y  me ha faltado? Y responde tu mismo, por supuesto.

¡Jajajaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Esa es buena... a ver... Yo me hubiese preguntado: "¿Cambiarías algo de tu obra cinematográfica?". A lo que yo respondería: " !No! Siempre me lo pregunto, pero sé que no, porque disfruté mucho creando estas locuras y que no me alcanza el tiempo para tantas más que vendrán."

¿Algo que añadir?

Sí: que siempre duermo con la luz prendida!
Gracias miles por este apoyo y por bailar al ritmillo de los Froggys. ¡Abrazos gigantes Víctor querido!


martes, 30 de diciembre de 2014

Los Vengadores - Capitán Citrus (comic)

No estamos ante un comic promocional como el de Spiderman y Obama o Punisher y Eminem, sino tirando más hacia el anuncio publicitario. En este caso este comic, creo que gratuito, al menos yo no pagaría por él, es una colaboración de Marvel con una asociación de agricultores de naranjas de Florida. Esta asociación ya tenía una mascota llamada Capitán Citrus, pero no dejaba  de ser un naranjito con capa. Por lo visto las plagas en las naranjas, y el descenso de consumo de zumos en USA, han sido el revulsivo para que los naranjeros pusieran la pasta encima de la mesa y Marvel la cogiera y se la gastara en putas y crack. Tras la resaca pagaron una miseria a alguien para que les hiciera una historia simplona en una tarde, y luego a dibujarla, imprimirla y no se…. ¿Regalarlo en las fruterías? ¿Al comprar dos litros de zumo? ¿Para envolver los puerros?

Unos androides sinmente causan el caos en la calles de Orlando (Florida). Aparecen los Vengadores (El Capi, Thor, La Viuda Negra y Iron Man, todos cinematográficos) pero no dan a basto con la cantidad ingente de enemigos. Mientas tanto una típica familia de agricultores de Orlando desayuna tranquilamente su zumo de naranja mientras ven las noticias. Al hablar de lo desbordados que están los Vengadores, el padre le pregunta a su hijo si ira a echar una mano, a lo que responde que sí, que esas “vainas solares” que cayeron en su patio trasero le han dado los poderes para ayudar a su ciudad. Así que se transforma en el Capitán Citrus, cuyos poderes son lanzar rayos solares y crear armas de luz solida, además de volar, porque si, porque él lo vale. Su poder lo consigue del magnifico sol que llega a Florida (yo estuve de viaje de novios y certifico que allí tienen sol y calor para exportar) pero también de la energía de los naranjos que tan duramente han cultivado los agricultores de la región.

Hay un villano en el comic que es El Líder, pero es completamente innecesario, el Capitán Citrus llega, soluciona la papeleta y ya. Como comic no vale una chusta, como héroe tampoco es gran cosa, como anuncio publicitario…..ahora sé que existe una asociación de agricultores de naranjas en Orlando, la cuestión es que se me olvidara en dos días, así que tampoco es una gran campaña publicitaria. Aunque en su favor tengo que decir que no soy, ni ninguno de nosotros somos su público objetivo, otra cosa es que aquí hicieran un Capitán Chorizo de Pamplona, o Lady Pimiento de Piquillo, ahí la cosa seria diferente….. uuum que hambre me está entrando.

lunes, 29 de diciembre de 2014

DEVIL DEAD

El sello “Trash-o-rama” en su continuo empeño por traernos –y subtitularnos- lo más popular, y también, lo más ignoto del exótico cine Asiático, ha tenido la certeza de editar un pack con las versiones indias de “Posesión Infernal”, así como ha incluido como material extra, diversas “Fan Movies”, de las cuales, alguna veremos reseñadas por aquí en lo sucesivo. Pero este pack viene capitaneado por esta película que paso a comentarles “Devi Dead” y que es la joya de la corona del pack.
Para empezar, siendo yo poco amigo, y por lo tanto, bastante desconocedor de la cinematografía “Bollywood” hay que decir que no todo lo que viene de la India se adscribe a esa corriente; “Devil Dead” sería más bien una película proveniente del “Tollywood” ¿qué es y en que se diferencia de lo otro? Pues, básicamente, “Tollywood” sería la serie Z de la industria india, mientras que “Bollywood” serían las superproducciones, el mainstream. También hay que decir que mientras que “Bollywood” tiene distribución a nivel nacional, “Tollywood” tiene los estrenos limitados  tan solo a regiones remotas del sur de la India (ya lo dicen en la propia “Devil Dead”: “En Bombay no saben divertirse”) y en esa zona, D. Ranga Rao (según he leído por ahí, director descendiente de una dinastía de gente del cine, de abuelo, padre e hijo directores y/o actores. Lo que viene a ser la familia Guillén Cuervo de la India, vaya…) se lo monta con los géneros populares, con dos pesetas y muy poquita vergüenza e imaginación, afortunadamente para nosotros.
“Devil Dead”, también conocida como “Evil Death” es el plagio de “Posesión Infernal” más cochambroso que mis ojos han podido ver. Cuenta lo mismo que la película original, ya saben: grupo de jóvenes, cabaña en el bosque, libro de los muertos, bla, bla, bla… y cuenta todo ello, más o menos en el mismo orden que la de Sam Raimi, solo que la ruedan con menos dinero que estos y con una dejadez y chabacanería que dejan a uno asombrado y, por ende, muerto de risa. Porque D. Ranga Rao, no tiene dinero para efectos especiales y en la India los bosques no son tan frondosos como los de las americas, así que, quitando las cuatro chuminadas que requieren un poco de sangre en la película ¿Cómo resuelve Ranga Rao lo de los efectos especiales? De una manera muy sencilla: roba planos al “Posesión Infernal” original. Pero ahí no se queda la cosa. No es que haya cogido una copia de 35 mm. de “Evil Dead” y haya añadido esas escenas a lo que él estaba rodando, no. No debían tener copia de “Posesión Infernal” a mano, así que, estando la peli India rodada como está en 35 mm. soluciona la papeleta ¡¡filmando las escenas de “Posesión Infernal” directamente de la televisión!!, con los consiguientes problemas de resolución y parpadeos que ello acarrea. O sea que hace, el muy hijo de puta, un “Telecinado” a la inversa. Fascinante del todo.
Por otro lado, lo exótico de la propuesta, con esas Indias tan Indias, esos galanes que si no te dicen que son Indios, te crees que son gitanos, esas interpretaciones dignas de actores salidos de un hospital psiquiátrico y, eso si, un sentido del ritmo bastante marcado, no hay manera de aburrirse viendo esta película, por muy escaldados que estemos ya de todo este tipo de propuestas tercermundistas. Lo del Raccord de esta película, es de juzgado de guardia, al igual que a la producción le sude la polla que, usando escenas robadas de la cabaña original de “Evil Dead”, ellos utilicen una cabaña adosada con azulejos azules y blancos, haciéndola pasar por la misma. Inquietante.
Lo mejor son las recreaciones de algunas de las escenas míticas de la de Raimi: La escena del árbol violando a la chica, está resuelta, como ya he dicho, a base de filmar de la tele los efectos especiales, entrelazado con material original en el que vemos a la muchacha agitar enérgicamente unas ramas gordas que le han puesto en la mano.
Las páginas del Necronomicón, están recreadas en una especie de cuadernillo en los que se han hecho una serie de dibujos  estúpidos con ceras, que son para mear y no echar gota. Y no les cuento como han solucionado lo de la poseída en la trampilla, quizás la escena más característica de la película original. Mejor lo ven, pero les diré que en el set de rodaje, allí no hay ninguna trampilla en el suelo.
Por no hablar de los maquillajes… los poseídos aquí tienen un par de rayones de lápiz de ojos por las mejillas, un par de dientes cubiertos de negro para parecer que están mellados y la iluminación desde abajo para darle un tono más siniestro y listo. Tela marinera.
Todo en ella es un despropósito de tomo y lomo. Y lo mejor de todo ello, es que esta película está rodada en el año 2007, pero con la misma torpeza e ingenuidad que una película, por ejemplo, Turca de los años setenta u ochenta, y no me cabe la menor duda de que está rodada de forma genuina; vamos, que no está hecha así a posta.
Y es que si lo llaman tercer mundo, por algo será…
Muy recomendable, muy divertida y sobretodo mierdosa. Yo todavía estoy flipando en colorinches.

viernes, 26 de diciembre de 2014

TEASER DE "HIJO DE UN PADRE BORRACHO Y MALO COMO UN DEMONIO NEGRO"

Llevo unos meses grabando material para lo que será un largometraje, que a no ser que el resultado final sea tan malo que me avergüence de ello, verá vida en algún que otro cine y  en DVD.
Se trata de una película basada en una idea de John Cassavetes. Este, tenía la idea de hacer un film underground en el que un hombre es la personificación del mal y se dedica a hacer la vida imposible a quienes le rodean, hasta que un buen día decide reformarse y ya nadie le acepta reformado, por lo que tiene que volver a ser malo.
A esa trama, yo le he añadido un par de detallitos de mi cosecha, y los que estén por venir, porque lo cierto es que queda todavía más del 50% para completarla.
Mientras, les dejo con el correspondiente Teaser. Su título: "Hijo de un padre borracho y malo como un demonio negro".
Disfruten!!



jueves, 25 de diciembre de 2014

CARPETAS CINÉFAGAS (Y OTRAS ESPECIAS)

Había en mis tiempos de escolapio una característica del todo típica que consistía en adornar tu carpeta o carpesano con imágenes representativas de tus gustos y apetencias. Podías tirar de las pegatinas que regalaban las revistas destinadas a la porción del mercado que tu representabas o demostrar algo más de personalidad y currártelas tu, a base de recortar, fotocopiar o incluso dibujar.
Yo, como buen aficionado al cine de género, con especial y orgullosa inclinación por el terror, no iba a ser menos. A lo largo de mi no demasiado extensa y sí notoriamente fracasada carrera estudiantil, lucí muchas carpetas harmoniosamente decoradas, siempre acorde a cuales eran mis obsesiones en el momento. También pude disponer de algunas ya diseñadas para tal menester, aunque esas fueran las menos.
Afortunadamente tuve la buena idea de conservarlas casi todas, en parte por su aún útil función archivadora. Únicamente lamento la pérdida de una de ellas, pero que no forme hoy parte de mi colección obedece a una aplastante lógica: su tamaño. Estaba pensada para salvaguardar hojas de formato Din-A3 y, claro, acabó siendo un trasto gordo, pesado y molesto que terminé aniquilando. Sin embargo, recuerdo perfectamente qué imágenes la ilustraban. Ambas, obvio, acorde a su tamaño: La de la familia matarife de "La matanza de Texas 2", ahí posando, pero sin letra ni logo alguno, y una secuencia muy llamativa de "En los límites de la realidad", aquella que nos muestra a una moza de espaldas abriendo una puerta por la que asoma un ojo gigantesco. Recuerdo perfectamente que, en el metro y de camino al cole, la estampa de "Leatherface" y los suyos era inevitable blanco de muchas miradas, cosa que me incomodaba, sí, pero no tanto como para renegar de ella. Ni por el forro.
Por fortuna, el resto de mis carpetas escolares reposan en el armario. Y un buen día se me ocurrió que sería divertido y entrañable recuperarlas todas, fotografiarlas y desmenuzarlas aquí, en este nuestro/vuestro blog, dedicado -en parte- a rememorar cinéfagas primeras experiencias.



Cuando intentaba recordar cuál de todas las carpetas que siguen era la primera, hubo una pista que me ayudó a decidirme por una candidata. ¿Y en qué consiste esa pista?, pues en su mala ejecución. No a la hora de elegir las imágenes, ni mucho menos, si no a la hora de situarlas. Tal como quedó, una de las caras estaba boca abajo en relación a la otra. Error. Que no lo hiciese correctamente en esta ocasión es lógica muestra de mi inexperiencia (ya que no volví a cagarla igual again), ergo, esa ha de ser la primera.
¿Y qué encontramos en ella?, pues un muestrario infinito y generoso de lo más variado. Propio también del novatillo, con los gustos aún no del todo definidos. Por ejemplo, en la cara A, por así llamarla, encontramos clásicos del calibre de "La Niebla" o "Halloween 3". Uno de mis slashers favoritos, "La Quema". Un poco de la música que me gustaba entonces ("Blues Brothers", "Motorhead".... y bastante heavy, lo que me choca porque nunca me tiró mucho ese tipo de sonido, aunque supongo que me atraía más a un nivel estético, por sus habituales cubiertas a base de elementos horroríficos... como ese "Eddie" ("Iron Marisamaiden") en plan piloto de guerra. También vemos a los "Creedence" -que me molaban entonces por su participación en los soundtracks de John Landis- y ¿¿¿Pink Floyd?? que imagino sería puro relleno. Si no, no me lo explico). También nos damos de bruces con referentes a algunos "blockbusters" clásicos como "Los Cazafantasmas" y "Regreso al futuro" (cuyo vinilo gozaba mucho escuchando) y sendas cubiertas de las bonitas novelas de terror editadas por Martínez Roca (ver más abajo). Complementan el sarao dos calaveras dibujadas por el menda, siendo la más grande una imitación de la que protagonizaba la versión en comic de "El día del padre", según "Creepshow", de la mano de Bernie Wrighston. La guinda la pone Monty Python y la que entonces era mi peli favorita del grupo, "El sentido de la vida". ¡Y que no falte "Viernes 13"/Jason!, aunque sea en plan "cameo carpetil".


En la segunda cara retomamos el tema "Creepshow" -por entonces mi absoluta number one. Hoy es la number two, lo que tampoco es moco de pavo-, destacando esa curiosa ilustración promocional extraída de un "Fotogramas" de la época. Una no muy sincera declaración de amor al noveno arte a base de imágenes mangadas de "Vampus" o "Rufus", referencias a Richard Corben -mi dibujante favorito en el momento, junto a Wrighston-, a Moebius (??) y a "Torpedo", que me gustaba mucho. En lo musical nos encontramos con el "Salve" de la "Polla Records" (entonces recién comprado en formato casete), un guiño punk -en esos tiempos comenzaba a interesarme por la subcultura del imperdible- y una tímida referencia al "Thriller" de Michael Jackson. Sí, amigos, yo fui de los que se cagaron de miedo viéndolo. Destaca H.P.Lovecraft en lo literario, autor al que me acerqué a través del cine, y aunque intenté leer algunos de los libros que aparecen en la foto, nunca logré conectar con ninguno de ellos. Arriba de todo, el encabezamiento de las tiras humorísticas y macabras de Pierino extraídas de "El Papus". Era un dibujante que me gustaba y se adecuaba mucho a mis apetencias grotescas.
Lo que más me llama la atención es que gran parte de los recortes aquí expuestos, sobre todo los de música y literatura -y de escueto tamaño- están recortados de un popular catálogo que solía llegarnos a casa por correo, "Discoplay" (¡gracias Don Olid!).


Como apéndice comentar de pasada la costumbre que tenía de incluir "caramelos" en el interior. Y pal caso, lo que aquí tenemos es la adecuada incursión de portadas de la colección súper terror de Martínez Roca, destacando las antologías de "Las mejores historias de terror" o la adaptación de "La noche de los muertos vivientes" de John Russo. El "Spy vs. Spy" de la revista "Mad", que entonces leía. El libro de H.G.Wells que inspiró una de mis pelis antiguas favoritas, "El tiempo en sus manos" y, cómo no, el mítico "Stryker" de Cirio H. Santiago.
Brutal.

Pa la siguiente carpeta decidí no matarme tanto y tiré por lo fácil. Carteles grandes, ambos extraídos de las páginas del "Fotogramas", justo cuando se estrenaban oficialmente ambas películas. El de "Viernes 13, 3ª parte", que explotaba a tope el elemento tridimensional, siempre me ha parecido precioso, uno de mis favoritos de la saga.


El otro, pues a decir verdad únicamente lo escogí por la presencia de Clint Eastwood sujetando una gran pistola, a lo "Harry Callahan" que, como verán a continuación, ha sido siempre una presencia constante en mis preferencias decorativas. Aquí no interpreta al gran "Dirty Harry", y la película resultante ni siquiera me gusta, pero pal caso, no importaba mucho.


La fricadilla la pone el breve anuncio del video-juego, por entonces aún una práctica bastante verde, inspirado en "Viernes 13". No es que lo tuviese, o lo hubiese jugado en casa de un amigo... de hecho, nunca llegué ni a verlo, pero se trataba de algo relacionado con la saga en cuestión, lo que era ya suficiente argumento para recortarlo y añadirlo.


En este caso recurrí de nuevo al tema imágenes grandes, solo que aquí tuve la decencia de utilizar algo hoy bien valorado por el aficionado medio, una fotografía promocional de "Re-Animator", de esas que solían adornar las vitrinas de los cines (vamos, lo que llaman "fotocromo"... y por cierto, ¡¡menudo es!!, ¿dejarían hoy día usar una imagen así de extrema?). En ella vemos uno de los momentos álgidos, más sangrientos, grotescos y gran guiñolescos del famoso y estupendo film de Stuart Gordon, cuando un zombie (el papá de Megan) le revienta los ojos a la cabeza del Dr.Hill, poco antes de aplastarla como un melón. No hace falta decir que me ALUCINABA ese panorama, por su exageración, su locura, su demencia y su rojo abundante. Absolutamente salvaje. Recuerdo cuando una persona adulta vio la carpeta y cínicamente me dijo: "Veo que ahora te va el romanticismo". Con todo debo abrirme a ustedes y confesarles que, por entonces, aún no había visto "Re-Animator", así que con material como ese mi imaginación volaba libre y peligrosamente.


La cara B resulta harto reveladora. Como ven, son los carteles franceses de "From Beyond/Re-Sonator", "Howard, un nuevo héroe", "El día de los muertos" y "Viernes 13, 6ª parte: Jason Vive", lo que significa que me encontraba en pleno apogeo de mis lecturas gabachas. Todo ese material salió de las páginas de "L´Ecran Fantastique" que, junto a "Mad Movies" e "Impact", conformaba mi generosa dieta de lectura cinematográfica por esos tiempos.
No hace falta decir más.



Por lo visto eso de poner un solo cartel no me satisfacía tanto, y para la ocasión -y la siguiente- decidí retomar el tema "collages", solo que aquí partiendo directamente de fotocopias. Eran los tiempos en los que había descubierto la revista "Fangoria" -la yankee, claro- y con ella el fascinante espectro oscuro y chungo del cine fantástico y de terror, su lado más "trash", algo que se refleja mucho muchísimo en esta interminable galería de rostros.
Lo normal era que los chicos adornaran sus carpetas con cantantes sexys, modelos, actrices. O en un caso pre-homosexual, jugadores de furgol. ¿¿Y qué es lo que hago yo??, colar las caras de un puñado de señores de mediana edad o más -cada uno con su respectivo nombre debajo-, casi todos hombres de negocios de escaso talento y algunos más interesados en sacar dinero del bolsillo de los posibles espectadores impresionables que de crear cine. ¿Quiénes eran estos elementos?, fácil: Al Adamson, Andy Milligan, Jesús/Jess Franco, Frank Henenlotter, Aristide Massaccesi (Joe D´Amato), David DeCoteau, Ted V. Mikels, Charles Band, David Friedman, Herschell Gordon Lewis, Lucio Fulci, Roger Corman y Fred Olen Ray (en una foto que casi está de espaldas). La créme de la créme. Junto a ellos, temas tan propios de ese tipo de movidas como el cine de caníbales o "Santo, el enmascarado de plata". Nótese ciertas manchas de rojo-granate en las esquinas de las fotos... sí queridos, era témpera, en un intento de hacer más cantoso el tono "sangriento" del invento (dulces ingenuidades).
Y por aquello de no perder las buenas costumbres: "Harry Callahan" en un ladito (con un contundente "My hero!" encima de la foto) y el Steven Seagal de "Por encima de la ley".
A esta carpeta podríamos bautizarla tranquilamente como la "trash-carpet".
Fascinante.


La "guinda interior" en este caso la pone una imagen de mi amigo/socio Gabi y yo, armado con la cámara de single-8, en pleno rodaje de un corto durante el año 1989. En este caso se trataba de "Agente Ultra Uno", corto-homenaje-plagio de/a las aventuras de "Charles Bind" (y última "piece" mía en ese formato). Juntos formábamos el "cuantioso" "Fiol Films" team... y ahora ya pueden reírse a gusto.
Detrás, y cubierta por la foto, una lista de mis héroes, incluidos aquellos que no tenían imagen en la carpeta como Tom De Simone, Juan Piquer Simón, Bert I. Gordon, Lloyd Kaufman y Michael Herz (UGH!), René Cardona y un misterioso Anthony (M. Dawson??).


Si el caso anterior era algo bizarro, el de ahora roza la locura.
¡¿Fred Olen Ray, el ínclito cineasta zetoso, como motivo central de una carpeta?!. Miedo da. Pero sí, queridos, así de fan era yo entonces del director de "Alienator" (que decora ampliamente el collage), "Del espacio profundo", "Los Dreggs", "Días de horror y muerte", "Commando para matar", "El poder de las armas", "El misterio de la pirámide" y otras que no aparecen en la imagen como "Biohazard", "Alien Dead" o "Beverly Hills Vamp".
Recuerdo que, tras mirarla atentamente, un compañero de aula me dijo: "¿Te gusta la violencia, eh?". Pues sí, pero solo en la pantalla, chavalote.



En la cara B del caso que nos ocupa se recupera un poco cierta cordura. Aunque tampoco mucho.
"Blood Feast", el inevitable "Harry Callahan", su entrañable parodia televisiva "Sledge Hammer", más macarrismo con "Yo, el jurado", el cartel de "Re-Animator 2/Metamorphosis" según san Luigi Montefiore (que es una puta bazofia, pero esa ilustración me gustaba mucho... ¿será de E.Sciotti?, eso explicaría muchas cosas) y, consecuentemente acorde a la presencia de San Fred Olen Ray, un guiño a Jim Wynorski con dos de sus obras cumbre, "The Return of Swamp Thing" y, sobre todo, la inmortal "Deathstalker 2".

Posdata: La imperdonable ausencia de imágenes en ambos lados, a base de tijera bruta, obedece a alguna causa de reciclaje que, ahora mismo, no recuerdo claramente (aunque puede distinguirse el nombre de Linnea Quigley, lo que significa que la carpeta también luciría cierto erotismo barriobajero).


MENCIONES ESPECIALES:

Las dos carpetas que siguen se alejan un poco del grupo. Una por temática y otra por fabricación. Pero merecen estar aquí... entre otras cosas porque, en fin, son las que faltaban para completar el repaso… y porque me sale de los cojoncillos.


El punk rock como temática ha salido ya alguna vez, tímidamente, a lo largo de este periplo, pero realmente no se impuso hasta mediados de los años 90.
Pal caso tenemos a Jayne/Wayne County (el travesti punk del Nueva York originario que hacía poco había visto “live”). Una ilustración extraída de un número de la revista "Vibraciones" del año 77. En esa época era muy fan (y mantenía relación epistolar) con el grupo "Wat Tyler" y a falta de alguna imagen más representativa, utilicé esa del bailarín tirolés. A su lado, la pegata número uno de mi fanzine "Suburbio", y el nombre de una banda que desentonaba un poco en el conjunto (de ahí que su presencia fuese tan poco llamativa), los militantes "Crass".
A su lado, un dibujo muy especial firmado por John Holmstrom, el famoso padre de la revista "Punk Magazine" y portadista de "Ramones". Por entonces era muy fan (de él, su obra y de ese dibujo en concreto, que usé como cubierta pa un número de mi fanzine). Poco sabía yo que unos años después terminaría entrevistándole y se convertiría en el foco central de mi vil existencia durante una temporada.
En medio, y ahí luciendo a lo grande, la que era mi banda absolutamente favorita, "The Lurkers". Justamente, el tipo con el perro y la bandera es Arturo Bassick, que en aquellos tiempos lo lideraba.
Retornamos a la parte baja, extremo izquierda, y descubrimos la pegatina número dos de "Suburbio".
A su lado, el logo de los mediocres "Chelsea", "Sham 69" (y no entiendo muy bien el motivo de que estén ahí) y la divertida imagen macarra de uno de los integrantes de "Spider Babies", grupo de garaje cazurro.



Y estos, pues no necesitan presentación.
A día de hoy dudo mucho que los "Toy Dolls" fueran genuino punk. Siempre he visto a su líder, Olga, como un currante que se disfraza cuando toca y luego vuelve a la normalidad de su rutinaria existencia. Pero eso no quita que, en sus buenos tiempos, los "Toy Dolls" me ENCANTABAN y, de hecho, en cierto modo fueron los culpables de mi afición al punk rock. Así que merecían un lado entero de la carpeta para ellos solos... y más con una imagen tan ideal como la de este single de su divertida canción "James Bond lives down our street".


A esta, obviamente, lo que le tengo es mucho cariño, tratándose como se trata de merchandising oficial surgido a raíz del estreno del legendario "Superman" de Richard Donner con Christopher Reeve. Comprado en la época, se entiende. Sorprendentemente ha durado en bastante buen estado hasta nuestros días. Tengo algunos amigos completistas del personaje que han demostrado interés en hacerse con ella guita mediante, pero de momento prefiero conservarla.
A día de hoy es la carpeta oficial de mis actividades fanzineras. Cuando me encuentro en plena fabricación de un nuevo zine (en especial el "Suburbio"), los originales, los recortes y las cartulinas, van ahí dentro, salvaguardadas del peligro por el Hombre de Acero.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

INTERVIEW: ANTONIO MAYANS

Con motivo del lanzamiento del DVD de la película “Empusa”, del que en un principio se iba a hacer cargo “Vial of Delicatessens”, quedé una mañana con el actor, amigo y compañero Antonio Mayans –Si son asiduos a este blog, creo que sobra que explique de quién se trata o lo que ha hecho a lo largo de su carrera- y le entrevisté en profundidad, formato vídeo, a propósito de la película que en ese momento nos ocupaba, al calor que nos ofrecía la sala “Artistic Metropol”.
Finalmente, la cosa se truncó y la película la editó otra compañía por lo que esta entrevista se quedó inédita. Y es tontería que se quede flotando por ahí,  en algún disco duro.
Así pues, como el DVD acaba de salir, está en el mercado y como no somos rencorosos y  no nos importa hacer publicidad del mismo ya que “Empusa” nos gusta muchísimo, AVT ofrece en exclusiva esta jugosa entrevista donde Mayans habla largo y tendido de muchos de los secretos de la película. Y está muy bien la cosa.
Sin más, les dejo con el vídeo. ¡A disfrutar!.



martes, 23 de diciembre de 2014

AVT PODCAST (28)

Arrancamos de manera especial este último AVT Podcast del año. No lo hacemos porque sea Navidad, aunque nos encante a los integrantes del AVT Universe™, la razon es otra, escuchen el programa y sabrán porque.
Tras la buena nueva viene una ristra de noticias interesantes del mundo cinematográfico, que dan paso a comentar la películas que tenemos preparadas, "Cantinflas", donde para asombro de Victor, Oscar Jaenada es lo único salvable de la cinta, "Pega Duro (Quiet Cool)" acción repleta de clichés ochenteros, "Tortugas Ninja" donde lo que más juego nos da es lo gorda que esta Whoopi Goldberg, y no, no hace de ninguna Tortuga. "Ondas de Choque (Shockwaves)" con sus zombies nazis, "Sardú (Bloodsucking Freaks)" con su gore y carátula, y en "Ahí va ese bolido de nuevo" tenemos a Herbie y Bruce Campbell. "Monty Python Almost the Truth" deriva en perdernos en todocoleccion viendo las caratulas de TODAS (guiño, guiño) sus peliculas, y acabamos el programa con una reseñita rapida de "Locke" con Tom "Victor Olid" Hardy.
Este texto debería de ser más largo y  gracioso, es lo malo de dejar los apuntes del programa encima de la mesa justo el día antes de que a tu mujer le de por limpiar el despacho.


PD: ¡¡Y Felices Fiestas!!.




lunes, 22 de diciembre de 2014

MISIÓN SUICIDA

Sigo revisando la escueta carrera cinematográfica del cómico Andrew Dice Clay que, paradójicamente, aún con algún componente cómico, la mayoría de películas que protagonizó se adscriben al género de acción y  casi todas ellas están destinadas al circuito del vídeo club o a la televisión por cable. En el caso de la que nos ocupa, “Whatever it takes” (incomprensiblemente titulada en su edición videográfica en españa “Misión Suicida”) tiene la gracia, o la simpatía de reunir a tres viejas glorias –según se mire, podíamos decir que reúne a tres “Don Nadies”- del cine de acción como son el propio Clay, Don Wilson y, más mítico, Fred Williamson que ejerce de malo megalómano de la película.
La carátula americana, además, te vende esta reunión como todo un acontecimiento y destaca, por encima de los nombres de los actores, los apelativos por los que son conocidos en sus círculos de fans, así, Don Wilson sería “The Dragon”, Andrew Clay sería “The Dice” y Fred Williamson sería “The Hammer”.  Y esto es lo más reseñable que puedo decir de este “Direct to vídeo”, por que por lo demás anda bastante sosa de todo. Es más es una pena para lo que han quedado tipos que en su momento nos deleitaron con cosas como “Blood Fist”, “Las Aventuras de Ford Fairlane” o “El padrino de Harlem”. Quizá el más digno sería Williamson con su eterno papel de vieja gloria del “Blaxploitation”, porque por parte de Don Wilson, no solo se le acusa en su rostro el paso del tiempo, sino también en las escenas de artes marciales, que brillan por su ausencia en esta película. Por otro lado, el papel serio, sin chascarrillos, de Andrew Dice Clay no le hace justicia y solo podemos fijarnos en su prominente aumento de peso y en su omnipresente calvicie. Lo cual, siempre es garantía de algo.
Dos policías se meten en un asunto de tráfico de esteroides, por lo que tendrán que infiltrarse en ambientes de culturismo y ganarse la confianza del mafioso se turno, pero otras misiones han hecho mella en uno de los dos policías, lo que puede hacer que todo se vaya al traste. Como es de suponer, esto no ocurrirá.
Sin llegar a aburrirnos del todo, la película, si hacemos parones mentales cada cinco minutos para pensar en nuestras cosas, se aguanta bien y se sigue sin mayor dificultad, Lo mismo que a la hora de olvidarla…al día siguiente de haberla visto, ya no nos acordaremos de ella, y ni puñetera falta que hace que nos acordemos.
Más que mala, podíamos decir que es sosa, insulsa, poco carismática, y muy, muy de finales de los noventa. Aunque siempre es de interés echarle un ojillo, más que nada por ver a sus actores y su rictus de “Para esto hemos quedado”. Claro que Fred  Willianson, a día de hoy, es prácticamente un icono,  Dice Clay, sigue arrasando en sus shows y ha trabajado para Woody Allen, “The Dragon” Sigue con su carrera zetosa con algo de fandom… vamos que siguen en alza en cierto modo. Pero el impersonal del director, el tal  Brady McKenzie, apareció para rodar esto y nunca más se volvió a saber de él.
Para completistas de cualquiera de sus tres estrellas. En mi caso, completaría al, también apodado “The Diceman”.

viernes, 19 de diciembre de 2014

AMANECE COMO PUEDAS

De igual modo que hemos hablado otras veces del cine andaluz, es de recibo  hablar sobre otras corrientes cinematográficas regionales, incluso más minoritarias que esta,  de nuestro país.
Con este “Amanece como puedas”, se pretendía poner en el mapa el cine Valenciano, y todos los medios cinematográficos, revistas especializadas, programas de T.V. sobre cine, se hicieron eco de esta película allá por 1989. Se supone que la película iba a estar realizada en Valencia y con equipo Valenciano –pero, curiosamente, gran parte del elenco actoral está compuesto por Catalanes- y en teoría  la cosa podía convertirse en un pequeño éxito que sería sonado. Pero no lo fue. De hecho el cine Valenciano como corriente, no tuvo la entidad que si tuvo el andaluz; así que como industria independiente, la cosa no fraguó.
Pero la cosa tiene su gracia: Resulta que en el papel esta película se tenía que haber titulado “Benifotrem” porque la  historia transcurre en un pueblo ficticio llamado así. Pero claro, “Benifotrem” es un juego de palabras en valenciano, que aunque en la película se explica que significa “Descendientes de ramera”, quienes saben valenciano afirman que significa “ven a follar”. Sea como fuere –porque yo no se valenciano- los productores tuvieron miedo de que un título tan políticamente incorrecto les diera problemas y como “Amanece que no es poco” acababa de tener un discreto éxito y “Agárralo como puedas” estaba en alza,  pues se estrenó con ese horroroso y engañoso título que expolia, obviamente, los dos anteriores. Luego en los títulos de crédito, debajo del título oficial, pone entre paréntesis “Benifotrem”, pero vamos, que les dio lo mismo porque la película fue un fracaso de taquilla que no logró congregar más de 45.000 espectadores, y ya no se volvió a escuchar hablar de la cinematografía valenciana, al menos, como corriente cinematográfica.
La peli es  lo que, debido a la peli de Robert Altman, a mí me gusta  llamar un “Shortcut”, es decir, una película que cuenta muchas historias entrelazadas. En este caso, las de una serie de personas de ciudad que no se conocen y que, por circunstancias de la vida, acaban pasando un fin de semana en el costero pueblo de Benifotrem. Todos ellos vivirán supuestos momentos hilarantes, cómicos y enloquecidos.
En realidad, la comedia es de lo más serena. Es un verdadero coñazo cuyos gags, pretendiendo ser graciosos, no lo son en absoluto. Pretende ser moderna…No obstante resulta rancia y además, no se entiende un carajo porque aunque se escribieron un montón de personajes y un montón de situaciones que les ocurren a estos, lo que no hay, es una historia. Además que es una completa chapuza toda ella y dan ganas de quitarla a mitad de visionado. Sus ganas de vivir me horrorizan, que diría Robert Crumb: La película es tan “enrollada” y “en la onda” que para que no quede duda de ello, cuenta con banda sonora, e incluso, una actuación dentro de la peli de aquél grupo musical ochentero, tan irritante hoy y tan cachondo en la época como eran“Los Inhumanos”, así pues, con ello les digo todo. Mala a rabiar.
Buscando info por ahí, me topo con esta crítica en un diario, que paso a transcribirles, porque me ha hecho mucha gracia leerla: “Produce sonrojo contemplar las imágenes de esta aberrante retahíla de burdos gags, supuestamente chispeantes y con humor levantino. Un guión inexistente, un montaje chapucero y unos diálogos de encefalograma plano dan como resultado una de las peores películas de la década. Y no es una exageración”. Bueno, se me ocurren muchas películas peores que esta de la década de los ochenta, de me ocurren como doscientas peores que esta de los noventa, pero si, esta peli manda cojones.
En el reparto tenemos rostros populares como los de OvidiMontllor, Guillermo Montesinos, Juanjo Puigcorvé, Roberto Hernández, QuetaClaver o Rafael Moleón
Dirigiendo y escribiendo los gags, Antoni P. Canet, que años después se granjeó un prestigio gracias a su documental “Las alas de la vida” sobre un médico que padecía la enfermedad de Atrofia sistemática múltiple. Un documental de corte social bastante competente y digno. Mejor, porque desde luego, la comedia no era lo suyo.

jueves, 18 de diciembre de 2014

IN/UN/IN-VHS… A CASCOPORRO

Hacía tiempo que no me pasaba por este puto blog a escribir alguna sandez.
Y hacía más tiempo aún que no comentaba nada de mis queridos VHSs.
Así que ha llegado el momento de matar dos pájaros (que no pajarillos) de un tiro. ¡¡Zi amigoz!!, hoy he venido a hablarles de jodidos VHSs. ¿Y por qué?, pues porque me sale de la polla, porque me han regalado unos pocos recientemente y porque tres de ellos me dan juego para hacer un chiste.

Esos mismos tres son los que, ayer,  mi buen amigo Jordi del clan “Sin Audiencia” me regaló por la patilla tras localizarlos en un mercadillo, cosa esta cada vez más difícil. Con amigos así, ¿qué más se puede pedir, mecagoeneldemonionegro?. El caso es que los tres son subproductos (cariñosamente hablando) surgidos a la sombra (directa e indirectamente) de la inevitable “Alien, el 8º pasajero” y los tres tienen títulos sonoramente parecidos y sonoramente simpáticos, son “INseminoid”, “UNinvited” e “INsect”.
Pero veámoslos one by one y estudiémoslos….




“Inseminoid” (1981) es, probablemente, una de las imitaciones más llevaderas y decentes del clásico de Ridley Scott (con permiso del “Alien 2” italiano). De procedencia británica y firmada por el todoterreno Norman J. Warren, viene cargadita no solo de gore, sino también de sexo aberrante. Ya la tenía ripeada de un Beta, pero miren, poder gozarla en VHS era algo que me hacía mucha ilusión.


“The Insect, alerta roja en el gran hospital” la firma William Fruet, otro todoterreno al que debemos infra-clásicos como “Killer Party” (de la que hablamos a fondo en nuestro “pest seller” y que fue proyectada en la pasada Maratón de Cotxeres), “Atrapado (Trapped)” o “Fin de semana sangriento”. Co-producida entre USA y Canadá en el año 87, se trata de una tardía “monster movie” (originalmente parida como “Blue Monkey”) en la que un  insecto gordo la lía en un hospital. Todo muy evidente. 
De chaval no me gustó nada, pero el caso es que no la he vuelto a ingerir desde entonces, así que ha llegado el momento de revisarla y reseñarla (cosa esta que ocurrirá, más pronto o más tarde, con probablemente todas las cintas que protagonizan esta entrada).


“The uninvited” (“El pasajero no invitado” en castilian, según Imdb) es la rara del pack. Rara porque nunca llegué a alquilarla/verla y rara porque en realidad no es para mí… aunque antes de entregársela a su verdadero destinatario, la pienso consumir.
Una vez más, lo que aquí tenemos es a un grupo de actores en decadencia encerrados con un bicho mutante dispuesto a matarlos uno a uno. Estupendísimo.
Lo gracioso del caso consiste en descubrir quién es su director, nada menos que Greydon Clark!! (risas enlatadas). Y si quieren saber por qué es “gracioso”, escuchen el número 27 de nuestro podcast.
“The uninvited” es inevitablemente yankee, del año 88, y en vídeo la sacó “Córdoba Films”, especializada en auténticos truñones.

BONUS TRACK:

 

Aquí pondría fin a esta actualización si no fuese porque dispongo de otro VHS, también el regalo de un buenísimo amigo (en este caso Enorm), y que llevaba años deseando poder lucir en mis estantes. No por la peli, que es lo que es (la tengo más vista que el tebeo, dispongo de un ripeo y del DVD oficial, la he pasado por Cotxeres y hasta rodé una segunda parte el año 1989 en formato Single-8, nada menos… aunque bien merecería un revisionado y posterior análisis), sino por la puta y grotesca caratula.
Aún recuerdo cuando vi esta por primera vez en formato poster y en una edición del “Sonimag” de vaya usted a saber qué época (1987 me supongo), cortesía de “TriStar”. Lo flipé, me fascinó, fue amor a primera vista. Me obsesioné con dar con la puta peli. Y sí, la vi y también hizo lo suyo a mi psique… pero el poster seguía siendo mi parte favorita del pastel “Sardu” (o “Bloodsucking Freaks”).
Todos conocemos lo bien que se le daba a Troma fabricar posters para sus apestosas películas, y en este caso contaban con la ayuda del gran Ed French, lo que es un “plus”. Naturalmente la caratula de “Sardu” nada tiene que ver con su contenido, pero ¿¿qué más da??. Bienvenida sea la jeta máxima.

Imaginen si me marcó ello, que posteriormente la imité chuscamente para un corto mío del año 1988, “Eatme”… y mira, me sale de los cojones compartirlo con todos ustedes.


Y por aquello de redondear, de meter la guinda, ahí van también los carteles que hice para mi segunda parte casera de “Sardu”. El segundo de ellos totalmente inspirado en el poster de “Torture Dungeon” de Andy Milligan. Ahí, ahí, ¡aprendiendo de los grandes!.



Y lo crean o no, ¡¡hubo un VHS más!!, el de “Masters del Universo”.
Tenía una cuenta pendiente con mi buen amigo Juan Carlos Cordero, del clan “Sin Audiencia” too. Hace un año debería haberle regalado una copia del VHS de “Masters…”, pero cometí el error de dárselo a alguien que lo merecía muchísimo menos que JC que, encima, se vino a la Maratón de Cotxeres, donde pasamos la peli en cuestión, a dar un “speech” previo con todo lo que ello conllevaba.
En aquel momento me prometí a mí mismo, y a Juan Carlos, que si algún día daba con otra copia, sería toda suya. Casi un año justo después ocurrió. La conseguí gracias a un (hermoso) contacto y ayer, por fin, pude romper la maldición y entregársela en mano, y en directo, a mi buen amigo.
Hoy soy un poquito mejor persona y, tal vez, un poquito mejor colega.
Ahí va una imagen del suculento momento…



Y, ya para terminar, en plan colofón, cierro este excesivo post con una foto de los cuatro primeros VHSs comentados, juntos, de canto… que también son bonitos de canto, no solo de frente, exactamente igual que una mujer pechugona, vamos.
Disfruten, gocen limpiándose las babas y gracias por leerse el tochito.