lunes, 12 de diciembre de 2016

LOS SUPERCAMORRISTAS CONTRA LOS FANTASMAS

La saga de “Lucky Stars”, fue rebautizada en España, casi por accidente, como “Los Supercamorristas”. Y digo que casi como accidente, y como muestra de que en aquellos años ochenta en España todo valía –o daba lo mismo- a la hora de distribuir y/o vender películas.
Resulta que se estrenó la película “Wheel son Means”, co-producción con España y rodada en Barcelona, que aquí se estrenó como “Los Supercamorristas”, apelativo este, sin duda, comercial en  nuestro país.. Los protagonistas no eran otros que Jackie Chan, Yuen Biao y Sammo Hung.
Para su explotación en vídeo, Lauren Films, distribuidora de la cinta, compra algunos títulos de la saga “Lucky Stars” que se inicia en Hong Kong en 1983 con la película  “Sinners & Winners” (que muchos años después saldría en DVD para el mercado Español bajo el título de “Vencedores y Vencidos”) que protagonizada por una serie de comediantes Hong Konenses (Charlie Ching, Richard Ng, Stanley Sui Fang Fung y Eric Tsang más Sammo Hung), cuenta la historia de unos delincuentes de poca monta y sus problemas con el meter mano a las señoritas. Esta película resultó ser una mezcla entre comedia de destape y cine de artes marciales. En ella, hacía un papel secundario nada menos que Jackie Chan.
Bien, pues teniendo Lauren Films los derechos de explotación de la secuela directa de “Sinners & Winners” titulada “My Lucky Stars”, y aprovechándose del hecho de que en esta aparecen el trío protagonista de “Los Supercamorristas” (Jackie Chan, Yuen Biao y Sammo Hung), se estrena en vídeo esta película como si en vez de ser una secuela de “Winners & Sinners”, que no se había estrenado en España, lo fuera de “Wheels on Means”, por lo tanto la titularon “La banda de los Supercamorristas” cuando esta salió directamente al mercado del alquiler de cintas. Poco después aparecería  “Twinkle, Twinkle Lucky Stars”, vendida en medio mundo como una película de acción de Jackie Chan, pero en realidad, es otra comedieta al servicio de los comediantes protagonistas, donde Jackie Chan y Yuen Biao, apenas tienen un cameo. Aún así, se tituló “El Regreso de los Supercamorristas”, adaptando ya el nombre de la franquicia a aquellas películas dónde Sammo y los otros hacen sus fechorías, siendo la segunda secuela de “Lucky Stars” y de “Los Supercamorristas” es decir, “Wheels of Means” cuya versión española da título castellano a la franquicia de los “Lucky Stars” y que sin embargo, no tiene nada que ver con la saga a la que bautizaría; Entonces, la única película no oficial de la saga, de las que se estrenaron en españa, fue la propia “Los Supercamorristas”. ¿Lo pillan?
Tanto da, porque ahí se quedó la cosa. Por otro lado, la saga no es tal, o sea, que muchas veces, los protagonistas son los mismos, pero no los personajes; quiero decir, que los mismos actores dan vida a distintos caracteres en según que película, así como van apareciendo o desapareciendo en unas u otras, aunque todas siguen perteneciendo a la franquicia Lucky Stars. 
“Lucky Stars Go Places”, crossover con los personajes de la saga “Mad Mission”, por ejemplo, sería un buen ejemplo de lo que digo, al aparecer solo Sammo Hung, mientras que sus compañeros saldrían solo en cameos. Esta no se estrenaría en España al igual que “Return of the Lucky Stars” o “How To Meet the Lucky Stars”.
Sin embargo, los simpáticos personajes cuentan con el suficiente culto en España como para que gracias a los sellos especializados –en este caso Trash-o-Rama- otra película inédita de “Lucky Stars” llegue a nuestro país en DVD: “Ghost Punting” también conocida como “Lucky Stars Ghost encounter” – en alusión a otro título de tirón popular de Sammo Hung como es “Spooky Encounters”, “Encuentros en el más allá” en España- y llega bajo el título, como no podía ser de otra manera, de “Los Supercamorristas contra los fantasmas”. No es, ni de lejos, la mejor entrega de la saga, aunque si se cuida  de introducir a nuestros protagonistas en un entorno fantasmagórico –muy poco currado, por cierto. Se limitan a ponerle a la actriz de turno unos dientes de plástico y ¡hale! ya tenemos fantasma- para que estos puedan meter mano y asustarse como rigen los cánones y los personajes.
Un individuo es asesinado por unos traficantes por acostarse con la mujer del jefe. Tiempo después, cuando los Supercamorristas entran por accidente en una casa encantada, conocerán al fantasma de este individuo, al cual ayudarán a vengarse por esta muerte, con lo cual, la acción, los chascarrillos y el humor Hong Konés, quedan a la orden del día.
Inferior a cualquiera de las pertenecientes a la trilogía original, con la que este título guarda más relación,  sin embargo, si que se trata de una muy divertida comedia de horror, con algunos buenos momentos de fantasía, donde lo que se lleva la palma es toda la parte erótico-festiva. Aquí, todo surge de la incapacidad por echarse novia por parte de los protagonistas, lo que desencadenará todos los acontecimientos. Memorables resultan, por ejemplo, los acercamientos es intentos para ligar por parte del personaje de Stanley Fung, en los que lo más bonito que sale por su boca hacia una mujer, es la palabra “Zorra”. Por otro lado, aunque sale bastante, echamos de menos la presencia de Sammo Hung en los mejores momentos de la película (entra y sale de escena sin orden ni concierto), así como las coreografías no son todo los buenas que deberían ser, quizas debido a que nos encontramos ante una franquicia cómica, que no necesariamente tiene por qué contener artes marciales.
Lo que es extraño, es la cantidad de directores que se encargaron de esta secuela, ya que la firman nada menos que Sammo Hung, Ricky Lau, Corey Yueng y Eric Tsang. A ocho manos nada menos.
Como fuere, es divertida y alocada, y supone un complemento más para los coleccionistas de las pelis de “Los Supercamorristas”que por fin tienen una nueva entrega, Estaría bien, que acabaran saliendo el resto.

No hay comentarios: