domingo, 25 de noviembre de 2012

REGEN, REGENERACIÓN MORTAL

Un accidente de origen químico ha arrasado con media humanidad. Varios aguerridos muchachuelos viven en un bunker bajo tierra y, de vez en cuando, se dedican a ir a la superficie para ver cómo anda el tema y, de paso, pillar algo de papeo. En eso que los enviados son asesinados por un ente desconocido, y los que salen en su rescate se encuentran cadáveres por un lado y una superviviente por el otro, una tipa asustadiza y muda que se llevan al refugio. Allí descubren que anda preñada de algo raro, y cuando intentan sacarle el feto, este, además de ser mu feo y tener mucha mala uva, cobra vida y se escapa. No tardará nada en crecer, convirtiéndose en un monstruo enorme de hortera pero simpático aspecto que se irá cargando a todos los integrantes del bunker, hasta que queden los dos más guapos y se dejen las pestañas para exterminarlo.
Hala!, esa es la trama de "Regen, regeneración mortal" o "The terror within" en su emblemático país de origen. Típico producto de finales de los 80 parido pal video-club desde la factoria de ñordas del gran Roger Corman, "Concorde/New Horizons". Yo la alquilé de chaval y apenas la recordaba... es lo que tienen estas pelis, que son puro "fast food" de badulake. El caso es que nos encontramos con otra revisión más de la trama esencial de "Alien, el octavo pasajero" o, ya que estamos, de la peli que copió Ridley Scott, "It!, the terror from beyond space". El rollo de los supervivientes confinados con monstruo implacable en un espacio más o menos reducido, un tipo de subsubgénero que no requiere de grandes despliegues presupuestarios y, si se hace más o menos bien, da el pego. Y el caso es que, después de comerme mil trescientos pestiños iguales la mar de aburridos, en "Regen..." funciona. O al menos lo hace su primera hora que, no se muy bien por qué motivo, no resulta especialmente plomiza. Se soporta guay. Tal vez se lo debamos a la presencia del entrañable y gigantesco George Kennedy... porque es morirse él, y la cosa pierde fuerza, adentrándose  en la inevitable espiral del coñazismo... aunque sin llegar nunca a los extremos de un "Shocking Dark" o un "XTRO 2". Completan el menú un poquico de sangre y ninguna teta... lástima, eso no ayuda demasiado.
El prota oficial es Andrew Stevens, cromito al que has podido ver en "Massacre at Central High" o "La Furia" de DePalma y que, esencialmente, acabó relegado a telefilms y productos de segunda o tercera. Debió de pasárselo de puta madre, porque dos años después debutó como director con la segunda parte, "The terror within 2", que no he visto. Y hablando de dirigir, el muchacho que se encarga de llevar -con bastante acierto- las riendas de esta "monster movie" casi noventera se llama Thierry Notz. Venía de currar para Rogelio en diferentes departamentos y poca cosa más hizo después, tal vez lo único destacable sea la segunda parte de aquella producción Corman medianamente destacable titulada "Proyecto: Terror" y algunos episodios para la cutre-serie de "Superboy". Luego, desapareció.
"Regen, regeneración mortal" es un tipo de peli muuuuy típica de su época.... solo que menos apestosa de lo habitual y que va muy bien para dar algo de tenue color a tus horas de aburrimiento.